Orientación de la cama según el Feng Shui

¿Cuál es la mejor orientación para situar la cama en un dormitorio según el Feng Shui? . La verdad es que la respuesta es bastante compleja porque, según el Feng Shui, intervienen varios factores como son la fecha de nacimiento de las personas que duermen en la cama (para determinar cuáles son sus direcciones más favorables), la ubicación de puertas y ventanas dentro de la habitación y si el espacio está libre de geopatías tales como una falla terrestre, venas subterráneas de agua o una línea Hartmann (corrientes electromagnéticas que recorren toda la superficie terrestre en retícula). Orientación de la cama según el Feng Shui Orientación de la cama según el Feng Shui

Antes de entrar en consideraciones sobre hacia dónde orientar la cama es importante saber si la habitación “está sana”. A veces, cuando las personas no descansan bien, es porque duermen sobre alguna de las geopatías enumeradas. Los síntomas que se presentan son: dolores de cabeza, dolor o frío en riñones y rodillas, retención de líquidos y sensación de abotargamiento, entre otros. Si tienes niños quizá hayas observado que duermen encogidos en un rincón de su cuna o cama. Los niños son muy sensibles a estas energías y buscan permanecer a salvo de su rango de influencia, moviéndose mientras duermen hasta encontrar el “sitio más sano”.

La forma de localizar estos puntos negativos para la salud es variada: los zahoríes lo hacen con varas de avellano, los radiestesistas con un péndulo o varillas metálicas y los geobiólogos con detectores electrónicos que captan los flujos de radiación. Orientación de la cama según el Feng Shui Orientación de la cama según el Feng Shui

Si tu salud ha empeorado desde que te has mudado de casa o desde que has cambiado de sitio la cama puede ser porque duermas encima de un punto geopatógeno. Lo más recomendable es que busques un experto (en Feng Shui o Geobiología) para examinar tu casa. Orientación de la cama según el Feng Shui

Mientras tanto puedes aplicar un remedio casero. En la entrada “Chi” explico una forma muy sencilla de detectar si hay alguna perturbación energética en un punto específico utilizando sal gorda de la siguiente manera

“Prepara una mezcla de agua mineral con sal gorda llevada al punto de saturación (hasta que el agua ya no disuelva más sal). Pon la mezcla en recipientes de dos dedos de altura aproximadamente. Coloca un recipiente con el agua con sal en cada una de las esquinas de la cama y otro en el centro (puedes hacerlo también en las esquinas del sofá en el que pases más tiempo). Pasados aproximadamente unos 15 días, el agua se habrá evaporado y la sal habrá cristalizado”. Orientación de la cama según el Feng Shui Orientación de la cama según el Feng Shui

Te puede interesar:   Carl Jung y el trabajo consciente con los mandalas

posición de la cama segun el feng shui

En la entrada “Chi” recomendaba esta práctica para averiguar si la energía era positiva o no. También sirve para detectar si existe alguna geopatía. Si no la hay, los cristales de sal (una vez que el agua se haya evaporado) estarán en el fondo del recipiente de forma homogénea. Si hay, habrán cristalizado de forma desordenada, incluso llegando a salirse del recipiente. Puedes repetir la operación varias veces. Si el problema es que la energía está sucia, verás que la sal cada vez cristaliza de forma más homogénea. Si se trata de alguna geopatía no mejorará. En este último caso, la solución es cambiar la cama de sitio o incluso trasladar la habitación a otra zona de la casa.

 

Orientación de la cama según el Feng Shui 1Orientación de la cama según el Feng Shui 2

En la foto de la izquierda puedes ver  el aspecto de la mezcla de sal gorda y agua recién puesta en el recipiente.

 

El recipiente de la foto de la derecha se colocó debajo de la cama de una persona que tenía problemas para dormir. Como puedes ver, la sal ha rebosado, esto ocurrió por las perturbaciones que había. Se repitió la operación hasta que los cristales de sal quedaron uniformes en el fondo del recipiente. En este caso no existían geopatías.
Otro elemento que se debe tener en cuenta para colocar la cama es la ubicación de la puerta y ventana o ventanas que hay en la habitación. Para que el descanso y la recuperación física y mental sean efectivas durante el sueño, el sistema nervioso tiene que permanecer relajado y eso sólo se consigue si la sensación de seguridad es total. Aunque cerremos los ojos, nuestro sistema nervioso se mantiene alerta, a no ser que los peligros se reduzcan al mínimo. Estos son los consejos que nos da el Feng Shui:

  • Coloca la cabecera de la cama en una pared sólida
  • La cama debe tener cabecero
  • Ten acceso visual a la puerta de entrada desde la cama
  • Evita colocar la cabecera debajo de una ventana, si no puedes colocarla en ninguna otra pared, cubre la ventana con cortinas tupidas y mantenlas cerradas
  • No duermas con los pies hacia a la puerta de entrada a la habitación
  • No coloques la cabecera de la cama en una pared que de a un baño
  • No pongas la cama en medio de una corriente de aire (puerta y ventana enfrentadas)
  • En el caso de la cama de un niño colócala  de forma que encaje en una esquina, es decir, el cabecero en una pared y uno de los lados en la otra pared
  • Ubica las habitaciones en la parte de la casa más alejada de la puerta de entrada
Te puede interesar:   ¿Eres un sanador natural dotado de aura turquesa?

Una vez que has comprobado que el espacio es sano y has tenido  en cuenta la colocación de la cama en relación a puertas y ventanas, te puedes plantear dirigirla hacia una orientación concreta.  Te puedo decir que cada uno de los puntos cardinales tiene efectos sobre cada persona. Está comprobado que el magnetismo terrestre nos influye, sobretodo mientras dormimos (pasamos casi 1/3 de nuestra vida en la cama). Teniendo esto en cuenta, aquí van unos consejos:

  • Se dice que dormir con el cuerpo alineado con el eje Norte-Sur magnético favorece el descanso. Orientando la cabeza hacia el Norte y los pies hacia el Sur la relajación es más profunda
  • Dormir con la cabeza hacia el Este favorece un despertar revitalizado
  • Si duermes con la cabeza orientada hacia el Sur podrías despertarte tenso y nervioso
  • Y si lo haces orientando la cabeza hacia el Oeste podrías sentirte debilitado, desvitalizado o deprimido.

Para terminar comparto unas palabras de Mariano Bueno, experto en Geobiología: “Las células son como pequeñas brújulas y se repolarizan. Mientras dormimos se  reparan para facilitar el proceso que refuerza la salud. El dormitorio es la verdadera cámara de la salud y no debe ser perturbada”

Visita Wadie.com

Fuente: http://ift.tt/2pD2831

Menú de cierre

Comparte con un amigo