Mensaje de cambio para el viernes 21 de septiembre por Michele Denman

“Estamos literalmente al final de este ciclo ahora  mismo”

Miércoles 19 de septiembre de 2007

Gracias. Estamos teniendo éxito. La cárcel de energía que nos retuvo una vez se está rompiendo en trozos.

La Madre María avanzó y ofreció su amor y apoyo para todos. Kuthumi, Lord Lanto, Quan Yin y muchos otros están indicando que éste es el último levantamiento en la conciencia o el final del sufrimiento. Ellos desean que cada uno sepa que es respetado y amado y que el último aguante se acabará completamente el viernes.

La energía helada que ha estado sobre las tierras se está comenzando a derretir. El decaimiento se está disipando. La pena está terminando.

La energía de la guerra que nos mantuvo una vez, está saliendo. Acabará la prueba. Terminará el sufrimiento. No habrá más guerra.

Habremos logrado tanto el viernes que permaneceremos en una nueva conciencia para el viernes. Se está yendo la culpa, la vergüenza, la amargura y el dolor. Estamos literalmente al final ahora  mismo, el final de este ciclo.

Cualquier ser que no tenga en su mente el bien más alto está siendo escoltado y llevado para su corrección. Ellos descargaron mucha de su materia sobre el mundo con el fin de dañarlo y aunque se permitió, no se permitirá nunca más en esta creación otra vez. Éste es el final de tal permiso.

Miguel ha resuelto esto con la República de la Gente y él está abriendo nuevas escuelas para la creación con nuevas enseñanzas. Esto es la Ascensión. Nos estamos enfocando a la velocidad de la Luz.

Gracias por vuestro honor y dignidad. Se ha logrado mucho y se está resolviendo mucho ahora en la creación. Las energías del infierno serán pronto inexistentes. Se está protegiendo a todos los animales y los bebés. No habrá más pena pronto.

Con cariño,

Michele Denman y Kuthumi

http://groups.yahoo.com/group/DiscerningAngels/message/30618

Traducido por Guillermo Herrera (Periodista Licenciado)

Lea:   Las energías de junio 2018
Menú de cierre

Send this to a friend