LA DISOLUCIÓN DEL EGO EN LA TOTALIDAD VIBRATORIA

crepuscule-light-wallpapers_6771_2560x1600

El mundo que se ve, después que la interpretación social, domina los sentidos es un mundo que no se corresponde con la vibración original.

Los cuerpo humanos vibran, en su estado natural, en frecuencias y secuencia común para todos. Eso es debido a que son alientos del todo.

El todo vibra sin diferencia entre un lugar y otro, de hecho el todo no tiene lugar. Es el todo. No es un hecho con imagen sino frecuencia u oscilaciones de la energía total. Un suceso no es aislado y sucede sin tiempo.

Esa es la mente original del ser humano, la del todo. Y miren que pasa, esa mente única instánea, resultada cambiada por una de tortuga, que utiliza en uno a uno, separando el todo en fotos muertas, que no tienen relación unificada ni viva.

Es morti-ficación es lo que hace posible que los cuerpos vivan en el lento malestar sin darse cuenta que todo terminaría con solo subir la frecuencia.

No hay como subir, voluntariamente, frecuencia. Pero si dejan quieta la frecuencias bajas, automáticamente, la frecuencia natural del cuerpo se disuelve, desapareciendo individualmente, en la totalidad.

Miguel Aristy

También en soyespiritual.com:   6 maneras mágicas fáciles de mantener tus cristales limpios y fuertes
Cerrar menú

Comparte con un amigo