La conexión con la unidad

image

Una conexión es un punto de enlace entre dos cosas entre las que se transfiere información. A nivel sutil, conectarte es saberte uno con el Gran Espíritu.

Actualmente, escuchamos temas de búsqueda espiritual, de elevación de conciencia y Unidad. Sin embargo, de pronto también hay términos “new ageros” que malentienden un poco los conceptos y le dan un vuelco equivocado o relacionado a realidades muy distintas a la nuestra. La idea es que viviendo en una ciudad como la nuestra, con todas sus características y condiciones puedas ejercer tu poder de conexión, tanto contigo, como con la Creación.

Seguramente has notado que los procesos vitales se están dando más rápido. Las experiencias vienen con mayor carga de aprendizaje. Las sociedades que ya no seguían su propósito superior se disuelven, las personas que ya deben irse se van y las que deben estar nacen sin seguir los protocolos sociales. Todo está en un movimiento constante y en espiral. Las relaciones sociales se dan o se liberan fácil y rápidamente.

Esto es porque la energía planetaria se prepara para la ascención y ya no podemos “no entrarle” de lleno al cambio. La mente se asusta porque liga este concepto con la pérdida o el desequilibrio, pero realmente, la energía cambia preparándose para la era del chakra corazón y el amor incondicional.

Así que la invitación es a conectarte. ¿Con qué o con quién? Contigo, con la Tierra, el Universo, con los demás, con la vida, y de esta manera acercarte a la verdad: lo único real es el amor.

Tips para conectar:

1. Medita. La mejor manera para hacer conexión es a través de la meditación. Dedícale a esta práctica 20 minutos de tu día. No es mucho y los resultados son grandiosos.

Lea:   Cómo entrar en el mundo de los espíritus y recibir las respuestas que necesitas

2. Pranayama. La respiración consciente te mantiene en el presente y te llena de energía vital.

3. Naturaleza. Date el tiempo para conectar con el medio ambiente. Ten flores naturales, convive con tus mascotas, camina sin zapatos en los parques. Siente las distintas expresiones de vida.

4. Equilibra tus elementos. Ten tierra, agua, fuego y aire cerca de ti. Esto te balancea y armoniza energéticamente, equilibrando también tu elemento éter.

5. Mantén una comunicación intrapersonal abierta. Entre más estés en contacto con tus emociones, ideas y pensamientos; más conexión tendrás con el Universo.

NAMASTÉ

Sígueme en Facebook

Andrea de la Mora Egea

www.coachingangelical.com

terapia.tsa@gmail.com

facebook.com/coachingangelical

Twitter: @bebabuluba

Menú de cierre

Comparte con un amigo