Jeshua: “Te enseñaré a brillar con la luz de tu alma”

Queridos amigos:

Estoy aquí entre ustedes. Yo Soy Jeshua, su amigo y hermano.
Sé lo que se siente ser un humano. Estoy muy cerca de sus corazones, y ustedes están cerca los unos a los otros ya que son almas que han venido a la Tierra cientos de veces, inspirados por la Luz, con el deseo de cambiar la conciencia de la Tierra.

En su corazón, aman al planeta. Por supuesto, una parte de ti está decepcionada. Te han rechazado en varias vidas, lo cual te ha provocado dolor en tu corazón. Pero aun así sigues regresando a la Tierra una y otra vez, y en este momento de la historia está sucediendo algo especial. Lo puedes sentir en tu interior. Algo se mueve en tu alma, que se siente atraída para expresar toda su Luz. La conciencia del planeta Tierra está lista para transformarse, y yo sé que todos ustedes quieren expresar la voz de su alma en esta ocasión. Aplaudo su valor.

Existe una parte obscura y una iluminada, en cada uno de ustedes. En el lado obscuro te puedes sentir sin poder alguno, desanimado y quisieras regresar al Hogar. Pero yo te digo que este es el momento preciso para demostrarle al mundo lo que en verdad eres. No te dejes impresionar por el miedo y las agresiones que se viven en el mundo. ¡Se te necesita en este momento!

¿Cómo te conectas con tu alma y expresas su luz? Todos ustedes tienen sentimientos, deseos y aspiraciones; representan el lenguaje del alma. Cuando eran niños, muchos tenían sueños y visiones de otro tipo de realidad. Durante tu crecimiento, quizá te dijeron los adultos que no deberías ser ingenuo, que tenías que ser realista. No te dejaban ser diferente o seguir caminos alternativos. Por esa razón te cuesta trabajo confiar en tus sueños y en tus visiones. Sin embargo, es momento de escuchar de nuevo el llamado de tu corazón. Tu alma siempre está compartiendo mensajes contigo y te llegan por medio de tus emociones.

Por ejemplo, en tu trabajo y en tus relaciones, frecuentemente sientes que no puedes expresarte o que los demás no aprecian tu energía. Eres capaz de sentir si los demás aceptan tu energía o no. Sé honesto. Las emociones que sientes, y que quizá se hayan convertido en molestias en tu cuerpo, son mensajes de tu alma que te indican que no te estás honrando. Tienes miedo de desprenderte de lo viejo, de lo que es conocido para ti. Sin embargo, tu alma quiere guiarte para que vayas más allá de lo que conoces. Quiere llevarte a lo nuevo.

Lea:   El portal 8:8 se llevará toda tu negatividad tóxica

Ahora te pido que imaginemos juntos un lugar en tu corazón en donde hay un espacio. Lo puedes visualizar como un tazón o una vasija que tiene agua. Imagina como le caen flores y siente tu energía. Es la energía de tu alma. Recuerda los momentos cuando eras niño y te sentías completamente libre para soñar e imaginarte el futuro que quisieras.

Sorprendente por la belleza de esas flores, y quizá recibas un mensaje de su parte, en el sentido del rumbo por donde la vida te quiere llevar. Deja que estas flores te hablen, y no necesariamente tiene que ser a través de palabras. Simplemente siente su energía.

Pero una cosa es sentir la energía de tu alma, y otra muy distinta expresarla en la vida. Para hacerlo, tienes que recibir esa energía no sólo en tu corazón y en tu mente, sino en tu interior a la altura de tu estómago. A menudo te sientes inspirado desde tu corazón, y te preguntas: ¿cómo expresaré lo que siento? O ¿Cómo puedo vivir si me dedico a lo que quiero? Tu mente comienza a trabajar aceleradamente, pero el arte de recibir y entender el mensaje de tu alma es darle la bienvenida completamente, lo que significa aceptarla hasta el nivel de tu estómago.
¿Por qué es importante que sea así?

jeshua

Porque en tu estómago guardas tus emociones más profundas. Para anclar la inspiración de tu alma debes dejar que la luz de tu alma brille en los lugares y las emociones más obscuras de tu vida. El área de tu estómago alberga tus miedos, los residuos de una profunda tristeza y dolor emocional. Y debes de encararlos para que puedas expresar tu luz. Cuando la luz del alma brilla e ilumina las partes más obscuras y recónditas de tu ser, se presenta la transformación interna y se produce una liberación.

Esta clase de transformación interna es la clave para poder atraer en el nivel externo el trabajo y las relaciones que resuenan contigo. Así que para expresar la Luz de tu alma en este mundo tienes que integrarte completamente con ella, lo que significa que le permites a la energía de tu alma que vaya directo a tu estómago. Este es el trabajo difícil.

Una cosa es sentir la inspiración en tu corazón -una memoria clara de la unidad y la Luz- pero otra muy distinta es salir de esa unidad y tocar esas partes en tu interior que se sienten solas y desanimadas. Cuando eso sucede, llegas a la conciencia Crística y sientes una enorme paz interior. Esa conciencia contacta a la luz y a la obscuridad. Debes comprender a la obscuridad desde su interior. No hay juicio ni enfrentamientos entre la luz y la obscuridad desde la perspectiva de la conciencia Crística. En cambio hay una total aceptación de la vida tal como es.

Sígueme en Facebook

Lea:   10 Maneras en que La Ley Del Karma Realmente Funciona

Para conectarte con las partes más obscuras de tu ser, obsérvalas como niños que necesitan ayuda. Desde el nivel del alma, eres como su guía y su familiar. Aceptando a estos niños perdidos te conviertes en la totalidad. Así es como tu alma se integra completamente y está presente en la Tierra.
Un Trabajador de la Luz no predica la idea de un mundo mejor. No se trata de hacer algo específico. Se trata de volver a tu interior, en todos los niveles, para comprenderte y amarte a ti mismo. Cuando recibes el regalo del amor, automáticamente se lo regalas a otras personas. Te has convertido en un Trabajador de la Luz, aun cuando no haces algo en específico con este título. Aportarás cambios al mundo simplemente por estar presente en el planeta.

Te invito a que te conectes con ambas partes de tu persona: la luz y la obscuridad. No lo pienses, ¡siéntelo! Contémplate como un ángel, lleno de luz y de amor incondicional. En verdad es lo que eres.

Ahora observa cómo se aproxima un niño a este ángel. Este niño se siente solo y desamparado. ¿Puedes cobijarlo en tus brazos? Él es una parte de ti y quiere regresar contigo. Una vez que hagas las paces con este niño y lo abraces, lo sentirás a la altura de tu estómago. El niño te proporcionará energía de vida y pasión, y te convertirás en un ángel humano. La Luz de tu alma se expresará fácilmente en tu mundo externo, y sin que lo pienses demasiado atraerás lo que resuena contigo en áreas como las relaciones y el trabajo. Todas las cosas externas llegarán de manera apropiada.
La expresión de la Luz de tu alma comienza en tu interior, y a partir de ahí, todo lo demás llegará sin mayor esfuerzo.

a través de Pamela Kribbe

Re-Publicado   por  “Isis   Alada”

Menú de cierre

Comparte con un amigo