Las Fases de la Alquimia por Juan José Peña

Me decidí a escribir este artículo por la confusión que existe sobre el tema de las fases de la alquimia y la espiritualidad, las enseñanzas que se imparten en casi todo el mundo no tienen claro hacia dónde van, cómo practicar y cómo hacer de esta práctica algo progresivo. Llevo 11 años siendo un profesional en la estudio, práctica y enseñanza de la Alquimia, y durante este tiempo me he encontrado con muchas enseñanzas incompletas al respecto, enseñanzas que creen que meditar es recitar mantras o visualizar, enseñanzas que solo te enseñan a observar tu respiración, enseñanzas que solo te enseñan a estar sentado, enseñanzas que te enseñan respiraciones, enseñanzas que te enseñan posturas, enseñanzas que te enseñan rituales, etc. Pero pocas son en el mundo las enseñanzas que te van marcando paso a paso y durante un largo tiempo el camino de la Alquimia. Solo he encontrado este conocimiento completo en Maestros de Tantra y Taoísmo serios, ya que estas ciencias internas se han desarrollado por miles de años por un gran número de personas. En las demás enseñanzas solo he encontrado fragmentos de la Sabiduría Ancestral.

La Alquimia es el arte de la transmutación de la energía, es saber cómo elevar y bajar la vibración de la energía, cómo generar cambios internos y externos en la realidad.

El alma que se encuentra en quinta dimensión o más arriba, puede transformar la cuarta dimensión (mental) y la tercera dimensión (física), lo que es, puede influir fácilmente en lo que no es, el alma puede modificar la ilusión a su antojo y básicamente de eso se trata la alquimia.

fases de la alquimia
Fases de la Alquimia

Para poder modificar nuestra microcosmos y nuestro macrocosmos es esencial que podamos llegar a comunicarnos con nuestro inconsciente, en el inconsciente se encuentra todo un universo y se encuentran todas las posibilidades. El inconsciente es ese genio de la lámpara que nos puede conceder todo lo que deseamos y hasta lo que no imaginamos para disfrutar nuestra existencia al máximo, ya que estamos aquí para que nuestra alma pueda aprender y al dominar la alquimia vas a dejar de aprender con sufrimiento y ahora solo vas a aprender con amor, gozo, celebración. Ahora has desarrollado la consciencia suficiente para despertar tu potencial creador y co-crear con Dios, ahora eres un hombre Universal que incluso puede entrar en contacto con los hermanos mayores de otros mundos. El alquimista se convierte en un Maestro Dimensional, digno de en poco tiempo trascender la tercera y cuarta dimensión. Es el Maestro que en una vida puede crear todo lo que desea para después dejarlo todo y no volver a rencarnar más en estas dimensiones densas en las que se encuentra y ascender a dimensiones muy elevadas si así lo desea.

Las Fases de la Alquimia

Primera Fase

La primera fase de la alquimia es la fase del hombre inconsciente, en donde el hombre al no ser consciente de sí mismo ni de su entorno, da vueltas en círculo sobre el espacio horizontal, experimentando una y otra vez las mismas circunstancias, aprendiendo muy poco de ellas y por lo tanto repitiendo una y otra vez las mismas lecciones, sin poder trascender nada, ya que al llevarlo sus identificaciones una y otra vez al pasado y al futuro, es incapaz de hacer algo plenamente y por lo tanto es incapaz de satisfacer sus deseos de experimentar.

También en soyespiritual.com:   Seis cosas que pueden debilitar tu magia

En esta primera fase, al ser el individuo inconsciente de sí mismo, vive como un robot programado por otros, para satisfacer los intereses de unos cuantos que lo usan como su esclavo, su energía es baja, ya que sus hábitos, deseos, emociones, pensamientos inconvenientes y sobre todo el derroche de su energía sexual, le absorben casi toda la energía. El hombre de esta fase crea una realidad inconsciente que lo hace sufrir, una realidad que lo debilita para que pueda ser fácilmente controlado. Desconoce el poder creador que tiene y el cómo él mismo es el autor de sus desgracias, vive en un infierno creído y creado por sí mismo.

Segunda Fase

En este nivel el hombre se hace conscientemente de sí mismo y de su entorno, despiertan del adormecimiento vegetativo del karma, que los Chinos llaman Inn Ian, se desidentifica de los cuerpos inferiores, se centra en su alma, aprende a ahorrar energía y a enfocarla para sanarse, en depurarse bioenergeticamente para equilibrarse, aprende a comunicarse con su inconsciente para darse cuenta de todas esas programaciones que lo aquejan, se desprograma y empieza a programarse desde las programaciones que su alma le da, empieza a elevar su energía y se da cuenta de lo importante que es cuidar su energía sexual, tiene mayor desapego, su fuerza física aumenta, su inteligencia mental y emocional se refinan, la información que obtiene de su entorno es mucho mayor, por lo que empieza darse cuenta de cómo se crea la realidad, pocas cosas lo perturban, el 50% del día vive consciente y equilibrado, empieza a entender lo relativo de las cosas y lo inútil que es juzgar, empieza reconocer el lenguaje simbólico que lo rodea, tener equilibrio es su máxima prioridad, su alma empieza a manifestarse, vive centrado por lo que el gozo de vivir cada vez es mayor.

Tercera Fase

En este nivel el hombre es consciente de sí mismo y de su entorno la mayor parte del día, la alegría de existir un requisito básico. Su práctica se vuelve diaria y constante y empiezan a enfocar su energía para liberarse de los dos grandes karmas que aquejan al iniciado, el tiempo y el dinero, el poco apego que siente le ayuda a liberarse aún más. Lleva una vida disciplinada para sobre desarrollar la energía ching y poder transmutarla en chi y el chi en shen. Conoce y practica los principios de la alquimia interna y externa. Se enfoca en desarrollar completamente su energía Yang para así poder alcanzar elevados niveles de consciencia.

Se aprende la canalización de la esencia básica, la sublimación psíquica, la elevación espiritual y el asentamiento de una renovada energía biopsíquica refinada y clarificada. Se empieza a practicar la fusión de los 3 tantien. Se disminuye el yin en todos los órdenes. Esta fase es llamada el Elixir de Oro de la Bioenergia Positiva o El Licor de la Fuerza Yang. Para esta fase es necesario tener una buena alimentación y consumir es su mayoría alimentos yang. Manejar la esencia burda sobre todo en el acto sexual al verticalizar y subir la energía. Hacer mucho ejercicio.

También en soyespiritual.com:   ¿Qué significan los diferentes colores del aura?

En esta fase en el camino dual, la mujer debe tener muchos orgasmos hasta alcanzar el orgasmo psíquico prolongado, mientras que el hombre debe evitar el orgasmo y la eyaculación hasta llegue el orgasmo psíquico. . En cuanto al sobredesarrollo del ch´i y del shen hacia la polaridad positiva­yang, habrá que intensificar las técnicas de respiraciones energéticas y prolongar el tiempo de centralización, introspección y meditación.

Es muy importante que en el proceso del sobredesarrollo yang del ch´i­shen positivo se pongan en práctica los métodos de canalización y escalada sublimizada del ching de la esencia básica a fin de que el aumento bioenergético no se estanque en alguna zona de los centros psíquicos medios deteriorándose irreversiblemente. O sea, cuando el desborde del ching trasciende los centros psíquicos inferiores, no basta con alcanzar los centros psíquicos medios, sino que el desplazamiento de la sensación bioenergética debe llevarse y llegar hasta los centros psíquicos superiores del Palacio celestial.

Cuarta Fase

Comienza la operación de reversión, llevando el ching del exceso de yang hasta su mínima expresión. Dicho de otro modo, en esta cuarta fase el yang del ching deberá reducirse hasta la condensación más ínfima posible para poder llevar al yin a su máximo nivel y elevación de la tasa vibratoria negativa, se trata de disminuir el yang a su más pequeña proporción y de aumentar el yin a un grado de expansión colosal.

El modo de lograr el extremo yin de la misma polaridad yin, completamente alejada de toda carga yang y accionar positivo, es mediante los ayunos reiterados y la alimentación simplificada (sumamente frugal), mediante la suspensión de toda técnica respiratoria (después de haber practicado por años la vasta gama de respiraciones alquímicas), para mantener solamente una escasa respiración imperceptible y superficial. Por otro lado, esta fase se caracteriza por haber trascendido el sexo completamente, la inacción prácticamente total (a no ser por mínimas e insignificantes acciones de subsistencia); por un inmenso grado de quietud en todos los órdenes, por un silencio impenetrable llevado a todos los asuntos de la vida, y por el vacío contundente del ching, del ch´i y del shen en todos los planos del ser.

Quinta Fase

Se trasciende toda regulación del yin y yang, el equilibrio se da naturalmente, se olvida todo conocimiento, la energía empieza a expandirse naturalmente en la vacío, se medita viendo la pared 9 años.

Doy Cursos ONLINE de la segunda y tercera fase de la Alquimia si les interesa me pueden contactar en:
Facebook: https://www.facebook.com/julio.cortazarestrada
https://www.facebook.com/ciencia.interna/
You Tube: Ciencia Interna.

Comparte Las Fases de la Alquimia por Juan José Peña

Cerrar menú

Comparte con un amigo