EL PODER DEL “NO HAY SUFICIENTE”

Best Abstract Wallpapers #8 (35)
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Dentro del ser humano hay una semilla de esperanza, un patrón divino que ha prometido no irse jamás. Una semilla que permanece implantada sin importar cuán inclementes puedan ser el clima y las tormentas de la vida. Muchísimas personas se han esforzado duramente sólo para ver sus sueños enterrados en un campo estéril. Han seguido su patrón divino hacia el desierto donde poco crece y la tierra no da fruto. Se han exigido a sí mismos financiera, emocional y físicamente, arando una tierra que es hostil y no desea sustentar lo que su corazón anhela.

Los sueños de muchísimas personas comienzan a marchitarse bajo el sol de mediodía del caos terrenal. El dolor en esta pérdida es tan grande que el corazón comienza a encogerse, cerrándole la puerta a la esperanza. Las personas se vuelven como robots intentando no sentir la tristeza en su corazón y su vida cotidiana. El precio de todo sube por las nubes, mientras ustedes siguen tratando de estirar el dinero hasta fin de mes, la cuerda se aprieta más y más alrededor de sus sueños y parece exprimirles la vida misma. Todas las manos se estiran para tomar lo poco que tienen ustedes, empujándolos hacia más miedos y lágrimas y desesperanza. Nos esforzamos mucho por escapar de esta dura realidad, pero la vida nada hacia nosotros con la boca abierta hambrienta para tomarlo todo y cualquier cosa. Cualquier ilusión de control se mantiene firmemente en el cuerpo como dolor, mientras le anunciamos al mundo lo que no vamos a hacer, más ruidosamente que lo que nos veremos forzados a hacer por medio de la vida y circunstancia.

Nuestros cuerpos gritan y patalean y nuestra alma hace piruetas girando sin control mientras las estaciones del tiempo exigen toda nuestra atención. Todas las consideraciones personales quedan a la espera mientras estas vastas energías entran en nuestro campo de búsqueda. El reflejo de la lucha o huída galopa a través de nuestro sistema biológico mientras las glándulas bombean adrenalina con fuerza como caballos en una carrera de un cuarto de milla. Nos adentramos para abordar la raíz del problema mientras lo que es materialmente invisible nos da una paliza. Nuestra capacidad de nutrir se ha convertido en necesidad de sobrevivir. Comenzamos a entrar en pánico buscando la escotilla de escape, cualquier cosa debe ser mejor que toda esta conmoción planetaria.

También en soyespiritual.com:   5 Signos De Que Tu Personalidad Es Tan Fuerte Que Otros La Encuentran Intimidante

Todos estos acontecimientos fueron predichos durante muchos años, pero no quisimos ver ese futuro en particular. Ahora nos hallamos en este espacio y tiempo pidiendo que nos rescate lo que sea o quien sea que le importe. ¿Cómo podemos, pobres de nosotros, luchar contra las compañías petroleras, los gobiernos, las elecciones de las personas que no parecen saber qué están haciendo? ¿Cómo podemos restaurar el equilibrio de un mundo y una economía en declinación? Nos sentimos impotentes y desesperados pues nuestros sueños parecen marchitarse. En este lugar de vulnerabilidad el olor del miedo es fuerte y claro mientras caemos víctimas de un mundo que nunca cambia.

Es hora de levantarnos y defender todo lo que creemos que es bueno y es luz, en verdad y honor. Toda nuestra vida se nos capacitó para este tiempo y esta energía. No somos pequeños en luz ni en propósito, estamos destinados a marcar una diferencia, persona a persona, pensamiento a pensamiento, sin miedo a las consecuencias.

Al entrar al portal del 2012, seremos responsables por nuestras acciones o inacciones, por lo que va a nacer y por el futuro de la Tierra. Los que nacieron poco después de la Segunda Guerra Mundial nacieron para ser los guerreros de este tiempo y lugar. Ellos tienen las herramientas de luz para cambiar las moléculas de todo lo que parece arrebatarnos nuestra libertad de elección. Sí, estamos a la deriva en un mar de manipulación por parte de todo lo que parece ser más grande que nosotros. Sí, estamos remando con poca esperanza y con los sueños rotos en un mar que cambia sus corrientes monetarias todos los días. Nosotros somos los salvadores de un mundo que se ha desmoronado. Nos corresponde a nosotros aferrarnos a la visión de paz y esperanza y de lo que es para el mayor bien de todos los involucrados.

También en soyespiritual.com:   El poder de la sincronización y por qué la repetición de números es algo más que una mera coincidencia

Podemos cambiar nuestro mundo pensamiento a pensamiento empezando con nuestro propio pequeño universo personal. No somos ciegas víctimas de una estafa, hemos llegado a esto con los ojos bien abiertos, y sin importar cuánto nos esforcemos por cerrarlos aún así podemos ver claramente. Nadie en esta Tierra tiene el derecho de arrebatarnos las esperanzas y los sueños que nos dio el Creador. Tenemos una gran promesa que vive en nuestra alma, que alumbra toda duda en nuestras elecciones futuras. No podemos y no vamos a dejar que otros decidan nuestro destino.

¿Somos tan pequeños y sumisos que tenemos miedo del aumento del precio del arroz en China o del petróleo en el Medio Oriente? ¿Cómo podemos dejar que cosas así nos hagan renunciar a nuestros sueños de hacer y de llegar a ser? Nosotros somos más grandes que estas negras energías punzantes que pululan alrededor nuestro como mosquitos de Alaska. Nuestra fuerza vital tiene mejores cosas que hacer que aplastar esas molestas nimiedades. Tenemos personas a quienes amar, una tierra para sanar, y una vida para vivirla al máximo. Nosotros podemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo si tan sólo miramos con los ojos del alma y oímos con el corazón. Los cielos esperan que nos convirtamos en el cambio que buscamos. Cada pensamiento es valioso y cuenta, no permitan que la idea de que no hay suficiente entre en su mente o en su futuro.

Creado, Canalizado, Publicado y Registrado con amor
por Gillian MacBeth-Louthan
www.theQuantumAwakening.com
thequantumawakening@gmail.com



Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
 

Cerrar menú

Comparte con un amigo