fire-water-&-wind-wallpapers_6949_2560

Usted ya oyó decir muchas veces que querer es poder. Como es el pensamiento el que acciona el poder del subconsciente, en verdad pensar es poder.

Dígame como usted piensa y yo le diré quien es usted.

Sócrates afirmaba: Dime con quién andas y te diré quién eres.

Un día me buscó una señora totalmente perturbada.

Comenzó a hablarme de sus problemas deshaciéndose en un llanto convulsivo. Habló de su soledad, de su nerviosismo, de sus tristezas; me dijo que, infelizmente, las personas son malintencionadas y sólo quieren aprovecharse de la gente. Estaba llena de resentimientos y disgustos.

Yo le expliqué que el mundo exterior, las personas, la vida, todo, era resultado de la manera de pensar de ella. Si ella hallaba que las personas no eran solícitas, en verdad para ella no serían solícitas. Si ella comenzaba a pensar que las personas son agradables, las personas serían agradables para ella. Le dije que la tristeza, los disgustos, los resentimientos, la soledad, el nerviosismo, no eran sino cuadros mentales que ella nutría en la mente.

Escribí para ella la siguiente oración científica y le pedí que la mentalizara algunas veces por día:

"Yo y Dios somos una sola unidad todopoderosa; por eso estoy en paz e irradio paz para todas las personas. Me perdono a mi misma de corazón e irradio perdón y buena voluntad para todas las personas. El Poder Infinito, que está en mí, me envuelve en su amor, y lo envuelve todo y a todos; por eso el mundo es bueno y transmite bondad, buena voluntad, armonía y fraternidad. Deseo todas las bendiciones para mi hija y para mi marido y ellos son protegidos por la Inteligencia Infinita. Eso es bueno. Estoy alegre y perfectamente bien, física y mentalmente. Cada mañana despierto radiante, contemplando en mí las bellezas de la vida. Cada día me siento mejor y mejor en todos los sentidos. Así es y así será. Todo se hará conforme a mi creencia. ¡Qué bueno! Muchas gracias."

Esto sucedió el 6 de abril de 1978. Ya el día 22 de mayo del mismo año yo recibía de esa señora el siguiente testimonio:

"Ahora todo cambió en mi vida. Estoy en paz y veo lo bella que es la vida. Encontré el medio de ser feliz y hacer felices a los otros. Esa técnica funciona realmente; en mí, hizo milagros. Estoy siendo bendecida espiritualmente. Ahora tengo la llave de este reino maravilloso. Puedo enfrentar la vida sin problemas que no tengan solución. Estoy fuerte y agradezco a Dios por haber conservado mi fe, la que antes yo no sabía como utilizar. Es otra cosa que la gente enfrente la vida conociendo el verdadero modo de vivir…"

Vea usted, esa señora cambió el modelo de sus pensamientos y su vida también cambió.

Normalmente las personas piensan que sólo consiguen realizar grandes cosas en la vida mediante trabajos arduos, sufridos, esforzados. No es el trabajo arduo el que fundamentalmente lleva al éxito. El mundo está lleno de gente que revienta trabajando y, al fin y al cabo, los resultados son precarios.

Tal vez nosotros podamos dividir la historia de la humanidad entres eras distintas: la primera fue la del trabajo manual; la segunda fue y es la del trabajo intelectual; ahora estamos llegando a la era mental. Y estamos descubriendo que la mente es la mayor fuerza, capaz de revolucionar la vida de cualquier persona y de cualquier nación.

El pensamiento positivo, que produce la acción y que acompaña ala acción, es la fuerza propulsora de las realizaciones.

Pensar es poder.

El pensamiento es capaz de producir la salud, la paz, la riqueza, el amor, el casamiento, el éxito en la plantación y en la creación, en fin, todo.

EL PODER INFINITO DE SU MENTE

Lauro Trevisan

Menú de cierre

Send this to a friend