LIBÉRESE DEL FANTASMA DE LOS MIEDOS

image

Si existe el demonio en el mundo, éste tiene el nombre de Miedo. Los miedos forman la pandilla de demonios que atormentan a la humanidad. Ellos están en todas partes, penetran furtivamente en todo, y consiguen, frecuentemente, anidarse dentro de la mente de las personas.

Todo pensamiento de miedo tiene una poderosa fuerza magnética, que atrae la realidad.

Existen muchos tipos de miedos, pero vamos a desenmascarar, para siempre, los más frecuentes:

MIEDO DE LA POBREZA: Difícilmente se encuentre a una persona que no tenga miedo de la pobreza. Ocurre que las personas luchan desesperadamente para amontonar bienes a fin de liberarse de la pobreza. Y, aunque se hagan ricos, continúan asustados. Esa lucha atormentada y persistente contra el miedo a la pobreza provoca el estrés, el agotamiento y, finalmente, el hombre acaba adquiriendo un innecesario infarto.

Usted no nació para la pobreza. Usted es hijo de Dios y tiene todo el universo a su disposición. Sumérjase en la riqueza infinita. Tanto la pobreza como la riqueza son tan solo estados de espíritu que generan la realidad correspondiente. No creo que la religión predique la pobreza como condición humana, aun cuando existan aquellos que optan por la vida pobre por profesar un ascetismo que los satisface interiormente. Jesús predicó la "pobreza de espíritu", lo cual es muy diferente a la "pobreza económica o física". Esa es una etapa transitoria que no debe irritar ni perturbar a la persona, sino constituir un peldaño más para alcanzar la prosperidad. Crea en la prosperidad y será próspero.

No tenga miedo a la pobreza ni guarde resentimientos contra los ricos, más bien canalice sus energías físicas y mentales, sus entusiasmos y creatividades, en el sentido de crecer siempre más económicamente.

Si sus pensamientos constantes fuesen de abundancia, atraerán inevitablemente abundancias.

MIEDO DE LA CRÍTICA: Este es uno de los temores más comunes. El miedo de la crítica, o sea, el miedo "de lo que los otros van a decir", es un demonio devastador. Sofoca talentos, arrasa personalidades, destruye felicidades, crea barreras inmensas y aniquila la libertad y la autoconfianza. Si usted quiere ser alguien en este mundo y quiere vivir la vida con la plenitud soñada, no se deje vencer por las críticas.

Si todos hubiesen dado oído a las críticas, muchos de los grandes hombres no existirían ni existiría el automóvil, el aeroplano, los viajes espaciales, ni aún el hombre habría pisado la luna. Sea usted mismo. Déjese guiar por la Sabiduría Infinita, que está en su ser, y siga adelante con la cabeza erguida, sin asustarse por las críticas. Pase con la caravana y deje que los perros le ladren a la luna. Ralph Waldo Emerson, escribió cierta vez, un mensaje muy importante, que lo invito a meditar:

"Creer en nuestro propio pensamiento, creer que aquello que es verdadero para nosotros, en el fondo de nuestro corazón, es verdadero para todos los hombres, esto es genio. Expresemos nuestra convicción latente y ella será el consenso universal; pues, lo más íntimo se torna, oportunamente, lo más exterior, y nuestro primer pensamiento nos es devuelto por los clarines del Juicio Final. Dada la familiaridad que cada cual tiene para con la voz de la mente, el mayor mérito que atribuimos a Moisés, Platón y Milton es que despreciaron libros y tradiciones y hablaron, no de lo que los hombres pensaban, sino de aquello que ellos pensaban. Todo ser humano debería aprender a captar y estar atento al fulgor de luz que brilla en su mente, proveniente de su esencia, más que del brillo de, un extraño dirá, con magistral buen sentido, precisamente lo que siempre pensamos y sentimos y seremos forzados a recibir de otro, avergonzados, nuestra propia opinión".

Hay una voz correcta dentro de usted, que gusta de usted, que quiere su éxito y felicidad: es esa voz la que usted debe oír. Y cuando tenga que oír lo que alguien dice, hágalo sólo con la inatención de confrontarlo con la palabra verdadera que brota de su interior.

Deje que los otros piensen como quieran y sean como quieran. Ni siquiera permita que ellos se hagan cargo de usted ni entren a decidir en el mundo que es sólo suyo.

MIEDO A LAS ENFERMEDADES: Ciertamente, usted conoce un gran número de personas que tienen la manía de las enfermedades. Tantas otras personas no tienen la manía de las enfermedades, pero viven hablando de enfermedad, de muertes y de remedios. Conozco, además, personas que tienen tanto miedo a la enfermedad, hasta el punto de pasar todo el tiempo hablando de la enfermedad.

Recuerde aquella ley de la mente: lo semejante atrae lo semejante. Pensamientos de enfermedad atraen la enfermedad.

Colóquese bajo la protección divina y cree la imagen permanente de la salud. Imagínese sano todos los días y la enfermedad no entrará en su cuerpo.

Su imagen original y verdadera es siempre perfecta, por eso manténgase unido a esa imagen verdadera. No haga existir aquello que no existe. Expulse la enfermedad de su mente y ella desaparecerá de su vida.

MIEDO DE PERDER LA LIBERTAD: Conserve su mente límpida y tranquila. Su mundo es su mente y en su mente sólo usted puede mandar, por tanto, aun entre cuatro paredes, usted puede sentirse libre y feliz.

La libertad es un don interior que le pertenece. Úselo. Nadie puede robarle su libertad, a no ser usted mismo. Nunca olvide que usted es el dueño del universo, es el rey de la creación, por lo tanto puede estar en un lugar y en todos los lugares al mismo tiempo. Usted tiene dimensiones divinas.

Irradie pensamientos de buena voluntad, de armonía, de paz, de buen entendimiento y de fraternidad y esos pensamientos expulsarán toda y cualquier posibilidad de perder la libertad.

Siéntase siempre protegido divinamente y nadie levantará la mano contra usted.

"Nadie alzará la mano contra ti para hacerte mal" (Hechos 18:10).

MIEDO DE PERDER EL AMOR: Este miedo produce una serie de disturbios y quita la paz de espíritu. Si ustedes dos se aman, son como dos mitades que se juntan de manera tan unitaria que nadie puede separarlas, a no ser ustedes mismos. Cultiven, entonces, el amor, entréguense mútuamente, mantengan la vida de esa flor maravillosa y el amor continuará hasta el fin de los tiempos.

Es dando como se recibe; dé amor a manos llenas con toda la grandeza de su corazón y estará enriqueciendo y acercando cada vez más a su amor.

Usted nunca perderá el amor de su corazón. Si su enamorado se fue, si su novio se fue, sepa que usted puede perder el amor de una persona, pero jamás perderá el AMOR. Este siempre existe en usted, es inagotable y tiende, por su propia esencia, a encontrar su otra parte. No se encierre, pues, en la soledad ni viva bloqueado por el miedo a perder su amor. Dé vida a su amor, en lugar de sofocarlo. Es en la libertad, por increíble que parezca, donde el amor más se desenvuelve.

Envuelva a su amor en un círculo de protección divina y descanse.

MIEDO A LA VEJEZ: La vejez es fruto de su pensamiento. Si usted mantiene su mente límpida, joven, abierta a las innovaciones de la vida, no entrará en la etapa de la vejez. Sea usted un joven de 80 años y todos lo adorarán. La vejez es la madrugada de la sabiduría, es el momento culminante de la grandeza interior. A medida que los años avanzan, usted pasará a contemplar el mundo desde un pedestal más alto, y en la proporción en que disminuyen sus espacios exteriores aumentan considerablemente los espacios interiores. Entonces, no hay por qué perturbarse. Sea feliz, joven, alegre, estimado, agradable, envolvente, atrayente, simpático y querido a cualquier edad. Usted está aprendiendo, es este libro, a beber el elixir de la eterna juventud.

MIEDO DE LA MUERTE: ¿Por qué tiene miedo de la muerte si la muerte no existe? Su vida no es su cuerpo; su vida es su espíritu y su espíritu es eterno, es perfecto, nunca muere. Su vida es. "AQUEL QUE CREE EN MI, VIVIRÁ ETERNAMENTE; ya lo afirmó Jesús.

Nada muere en usted, ni su espíritu ni su cuerpo. Su cuerpo es energía y se transformará en otro tipo de energía.

Además de eso, a través de innumerables testimonios de personas que habían muerto clínicamente y volvieron a revivir, se sabe que todos gustaron de la nueva experiencia y se sintieron maravillosamente bien en la "otra dimensión". No tenga miedo, pues. Esta será una experiencia fascinante, que no significa muerte, porque la muerte no existe.

MIEDO DE ASALTOS: Son incalculables las personas que tienen miedo de la oscuridad, de los asaltos, de los bandidos. Recuerde que el miedo es un pensamiento fuerte, cargado de emoción, que atrae la realidad. Colóquese todos los días bajo la guarda y protección divina y nunca más podrán acontecerle accidentes ni asaltos. Cuando usted afirme con fe y absoluta certeza interior: "Dios está dentro de mí, me GUÍA y me protege", usted estará siempre protegido, de tal forma que nada ni nadie podrá perjudicarlo; al mismo tiempo, usted estará siendo GUIADO divinamente, de tal suerte que Dios, que lo sabe todo sobre todo y sobre todos, y que sabe donde está el peligro, ha de guiarlo por donde sólo le acontezcan cosas buenas.

Deje atrás los miedos de saltos, envolviéndose bajo la guía y protección divina. Por la ley del PEDID y RECIBIRÉIS sólo le acontecerán cosas buenas en la vida, donde quiera que usted esté, donde quiera que vaya.

MIEDO DE VÍBORAS Y BICHOS: Recuerde que el hombre es el rey de la creación. Todos los animales fueron creados para obedecerle. Los animales han de ver en usted la imagen de Dios, que los creó, por eso no huya de los animales domésticos o salvajes; domínelos y ordéneles salir de su presencia y ellos obedecerán. Siéntase grande, dueño de la creación, pues usted es la propia Presencia Divina manifestada aquí en la tierra. Tenga la mente convencida y elevada. ¿San Francisco de Asís no convivía con las aves y los animales? ¿Daniel no estuvo en la cueva de los leones, los cuales nada malo le hicieron? Únase a Dios, confiadamente, y usted estará siempre protegido.

MIEDO DE SER ENGAÑADO: ¡Cómo es que ciertas personas tienen miedo, permanentemente, de ser engañadas en los negocios, en las transacciones, en los contratos! Póngase en la cabeza esta verdad: nadie puede perjudicarlo, a no ser usted mismo.

Emerson dijo, con razón: "Los hombres sufren a lo largo de toda su vida por causa de la superstición tonta de que pueden ser burlados. Pero es imposible que un hombre sea burlado por alguien que no sea él mismo, así como es imposible que una cosa sea y no sea al mismo tiempo. Existe en todas nuestras transacciones un tercer elemento comanditario. La naturaleza y el alma de todas las cosas se encarga de garantizar el cumplimiento de todos, de tal manera que un trabajo honesto no pueda ser desperdiciado. Si usted sirve a un ingrato, trabaje con redoblado ahínco. Haga de Dios un deudor suyo. Todas las actitudes serán recompensadas. Cuanto más tarde la paga, tanto mejor para usted, pues la tasa habitual de ese erario son intereses de los intereses".

MIEDO DE NO CASARSE: Hoy en día, debido a la liberación de la mujer y su independencia económica, este miedo ya está bastante limitado a un número cada vez menor de personas.

El miedo a no casarse era un desastre porque llevaba a la persona a escoger de prisa y a aceptar lo primero que le apareciese enfrente. Pero, vea bien, nosotros vivimos en un mundo de dualidad. Si alguien desea comprar una casa, por ejemplo, existe alguien que tiene una para vender; si alguien desea tener salud, existe una fuerza capaz de generar salud, y así sucesivamente. Esto significa que, si usted desea tener un amor en la vida, existe alguien que desea amar a una persona exactamente como usted. Usted es como una mitad que está atrayendo a la otra mitad, cuya unión y fusión forman una unidad perfecta. Lo único que usted necesita hacer es atraer su Amor hacia usted. Use la Sabiduría Infinita, que está en su interior y que lo sabe todo sobre todos, para atraer hacia usted al verdadero amor de su vida. Y así sucederá.

MIEDO DEL FRACASO: Este miedo generalmente está condicionado por una experiencia que no fue afortunada. Si un comerciante no tuvo éxito al abrir su primera tienda, cada vez que intenta abrir otra tienda se siente invadido por un infundado temor de fracasar. Él estudió bien el negocio, los datos presentaban óptimas perspectivas, la tienda está yendo bien, y él siempre asustado y presintiendo la inminencia de algún fracaso.

Cambie desde ahora esa mentalidad, si usted es una persona así.

Ligue su mente al éxito y tendrá éxito. El negocio que usted abrió ahora es OTRO negocio, nada tiene que ver con la situación anterior. Para que usted cree una imagen positiva más fuerte, fije su mente en los negocios que le han dado buenos resultados. Siga adelante con coraje, entusiasmo, dinamismo e inteligencia. Fije en su mente que fue hecho para el éxito y siéntase una persona afortunada. Usted es un victorioso. El pensamiento positivo atrae la realidad positiva.

Use sus energías para progresar y confíe en la Sabiduría Infinita, que habita en su inteligencia.

Hace un tiempo una joven me contaba que llevaba 15 días haciendo compras en Sao Paulo, para su tienda, pues estaba siempre asustada y temerosa de comprar productos de poca venta. Hoy ella aprendió a confiar en la Sabiduría Infinita de su ser, pide con toda su fe que Ella la guíe en las compras con acierto, y el resultado es que está comprando en menos de una semana y las ventas son exitosas.

EL PODER INFINITO DE SU MENTE

Visita Wadie.com

Lauro Trevisan

Menú de cierre

Comparte con un amigo