image

Cierta mañana de verano yo recorría las playas soleadas de Torres, en Río Grande do Sul, cuando, de repente, tropecé con esta frase escrita en la arena:

"Si no pudieses hacer tu vida conforme a tus sueños, haz de tu vida un sueño".

En otras palabras, si no se puede hacer de los sueños una realidad, hay que hacer de la realidad un sueño.

Sin duda, una frase poética, bonita, filosófica. Pero no totalmente verdadera, porque quien conoce el poder de la mente, sabe que todo sueño puede tornarse realidad.

Todo lo que puede pensarse es realizable.

Todo lo que es deseable es realizable. Inclusive sus sueños.

Usted mismo tuvo sueños, en otros tiempos, que le parecían inalcanzables, pero hoy son realidad en su vida.

Hace tiempo estuvo conversando conmigo un señor, que me contó lo siguiente:

– Pocos años atrás yo estaba sentado en la plaza Saldanha Marinho, de Santa María, contemplando los edificios de apartamentos que estaban delante de mí. Entonces dije, convencido, para mí: "Un día yo tendré uno de esos apartamentos". Hoy tengo uno de aquellos apartamentos. En aquel tiempo me parecía un sueño casi imposible, porque mi situación financiera era escasa.

Hace pocos meses, una joven, amiga mía, me confesó que deseaba mucho tener un automóvil, pero no estaba en condiciones de comprarlo.

– Si usted quiere, puede adquirirlo. Mentalice su auto.

– Mas, ¿cómo voy a pagarlo?

–Lo que usted tiene que hacer es mentalizarlo con fe, con la certeza de que ya posee el auto. Véalo delante de su casa, siéntase conduciendo el auto. El resto déjelo a la sabiduría de su subconsciente. Él sabe cómo usted puede conseguir su auto.

La joven comenzó a mentalizar el auto de noche, de mañana y algunas veces por día.

Cerca de tres meses después, precisamente en el día de su cumpleaños, su padre le obsequió un automóvil, y yo mismo vi cuando el auto le fue entregado, poco antes de la comida que ella ofreció a sus amigos, en su casa. El padre dio el anticipo para la compra del auto y el pago de la mitad de las cuotas, y quedó para ella sólo una parte de las cuotas, que podía pagar tranquilamente.

Cuántos hombres, poseedores de verdaderos imperios, comenzaron en forma discreta y modesta, pero soñando alto. Hoy ellos contemplan con entusiasmo la materialización de sus sueños.

Yo tenía conmigo un volumen de la enciclopedia "El Tesoro de la Juventud". Era un libro viejo, que ni sé cómo vino a parar a mis manos. Yo lo guardé porque él demostraba, por una serie de argumentos considerados científicos, que era imposible que el hombre llegase a la luna. Cuando leí esa página, el hombre ya había puesto los pies en la luna. Todo lo que puede soñarse, es realizable.

Cierto día, Henry Ford imaginó su famoso motor V-8. Quería construir un motor de ocho cilindros en un solo bloque. Encargó a sus ingenieros que hicieran un proyecto de la nueva máquina. Los ingenieros fueron taxativos al decir que era imposible un motor de ocho cilindros en una sola pieza.

– Háganlo de cualquier manera– mandó Ford.

– Pero es imposible– replicaron los ingenieros.

– Continúen el trabajo y sigan adelante hasta conseguirlo, no importa cuanto tiempo les lleve.

El viejo ordenó y los ingenieros no tuvieron otra alternativa más que dedicarse al trabajo, aunque incrédulos y sin mucho entusiasmo.

Pasaron todo el año dedicados al proyecto y nada ocurrió. Todas las experiencias fallaron.

Pasado el año, Ford reunió a los ingenieros para ver los resultados, y nada positivo pudieron ofrecerle.

– Vayan adelante –insistió Ford– Lo quiero y lo obtendré.

Finalmente, después de algunas experiencias fallidas, casi por casualidad, el secreto fue descubierto y surgió el conocido Ford V-8.

Fue de la imaginación de personas visionarias y soñadoras de donde surgieron tantas invenciones como la lámpara eléctrica, la radio, el cine, el avión, las usinas atómicas, las cápsulas espaciales, las máquinas industriales.

Marconi soñó con un sistema que pudiese utilizar el éter. Su sueño se tornó realidad y está allí materializado en cada apartado de radio y televisión. Y es bueno recordar que, cuando Marconi anunció que había descubierto el principio por el cual podrían enviarse mensajes a través del aire, sin auxilio de hilos o cualquier otro medio físico de comunicación, algunos de sus "amigos "lo forzaron a internarse en un hospital psiquiátrico para que le efectuaran exámenes mentales.

Usted debe entender, sin embargo, que no es una simple ansia, vaga e imprecisa, la que va a tener fuerza capaz de tornarse realidad física.

Usted debe crear una fuerte convicción y no sólo alguna esperanza.

Si usted tiene convicción, su idea surgirá, a cada instante, electromagnetizada, y esa fuerza emocional sensibilizará el subconsciente, haciéndolo obrar para la concreción de ese deseo.

Sepa, mientras tanto, que no se exige mayor esfuerzo para un alto objetivo en la vida del que se exige para mantenerse en estado de miseria y pobreza.

El éxito llega para aquellos que tienen certeza del éxito y, consecuentemente, caminan en dirección a él.

Nunca diga que algo es imposible.

Todo deseo reforzado por la fe se vuelve realidad física.

EL PODER INFINITO DE SU MENTE

Lauro Trevisan

Menú de cierre

Send this to a friend