cool (17)

Ama y haz lo que quisieres, dice San Agustín. El amor libera. Cuando su mente y su corazón estén llenos de amor, todo lo que usted piense y haga será sólo amor y, entonces, una luz dorada de amor se irradiará desde usted hacia toda la humanidad.

La libertad, por tanto, no mata al amor, sino que lo hace alcanzar las mayores culminaciones.

"Ama y haz lo que quisieres", pues siempre querrá, infaliblemente, sólo las cosas buenas de la vida, y estas le son otorgadas por derecho innato.

El amor es la mayor fuente generadora de energías.

El amor cura las enfermedades y restablece la armonía y el equilibrio en su mente, en su corazón, en su organismo. Cuando usted ama, hará lo que quiera, porque todos los obstáculos se desmoronarán. Conseguirá superar montañas insalvables, conseguirá vencer dolores y enfermedades mortales, conseguirá unir las fuerzas esparcidas, conseguirá poner fin a las guerras, los homicidios, las venganzas.

El amor hará que usted alcance el cielo aquí en la tierra.

Siempre que su corazón esté florido de amor; siempre que su corazón esté generando amor, como una milagrosa máquina divina, su vida será agradable y bendecida. Usted tendrá salud, porque estará en paz consigo mismo y con los demás. Y el mundo será un paraíso para usted, pues cada vez que usted vea el mundo con los ojos iluminados del corazón, el mundo se convertirá en un paraíso.

Viva la vida. Sienta la vida. Respire la vida. Con amor. Por el amor. Por amor. Y usted tendrá el cielo dentro de sí. Y fuera de sí.

 

EL PODER INFINITO DE SU MENTE

Lauro Trevisan

Menú de cierre

Send this to a friend