Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Dejen que sus espíritus se eleven sobre el viento que susurra a través de sus corazones. Dejen que sus espíritus sobrevuelen la sonrisa de un niño, el canto de un pájaro, el titilar de una estrella. Dejen que sus espíritus cabalguen sobre el extremo de un arco iris en su camino a casa a su estrella natal donde mora su corazón. Yo soy la que teje y sana los agujeros en su corazón. Como la Mujer Araña, yo también tejo la Luz para atrapar el rocío matinal de pura sanación en las geometrías sagradas. Yo soy la que los ayuda a encontrar lo que  buscan. Soy la Mujer Búfalo Blanco.

Miro intensamente su luz, su vida y sus corazones. La mayoría no se adapta del todo o está cómoda con el poder del tesoro en su interior. Al no amar y aceptar todas sus experiencias, sus reflexiones diarias y su cuerpo humano, el crecimiento de su alma se reducirá como un bonsai y se atrofiará manteniéndolos empequeñecidos en un campo de juego divino. 

La Ascensión no es accesible hasta que hayan aceptado a toda la Tierra: los dilemas, angustias y dolores de ella y la humanidad de ustedes. Porque ustedes vienen a la Tierra para sanar y amar a la Madre Tierra. Pero al no amar su humanidad, al no amar su naturaleza terrenal, al no amar las células y los órganos, las canas y las arrugas de su cuerpo, ustedes no aman a su Madre Tierra. Solo pueden sanarla y sanarse si se aman. Se les pide que entren en este próximo portal de la luz del eclipse amando cada molestia, cada dolor, cada hueso, cada cabello, cada pizca de ustedes dentro y fuera. Es fácil amar los océanos, los árboles y el arco iris, pero no es tan fácil amar su humanidad.

Cada intersección de la vida está grabada en la memoria de su carne. Cada decisión que hayan tomado alguna vez – no importa cómo la vean ahora – fue una elección divina. Cada experiencia que germinaron, cultivaron y luego cosecharon fue una creación manifestada y dada a luz por la Divinidad dentro de ustedes. Todas las personas en la Tierra están pasando por una experiencia distinta. No juzguen sus experiencias, ni las critiquen, ni las analicen, ni las reprendan, porque sus experiencias son perfectamente divinas, ya que ellas las han creado.

espiritual

Las próximas energías piden que se equilibren interiormente y no se preocupen si su vecino está desequilibrado, o su marido está tambaleándose o su jefe es un avaro. El equilibrio comienza y termina con ustedes. Lo que está haciendo otro no es de su incumbencia. No se ocupen con los pormenores de cambiar a los demás. Ocúpense de honrar sus propias elecciones, sus energías, sus frecuencias y sus desafíos.

Cada uno de ustedes ha llegado a un cañón sin salida. Parecen estar en el extremo de su cuerda aferrándose como si les fuera la vida. Entiendan, queridos, se les está pidiendo que muevan montañas, que cambien la estructura molecular de lo que bloquea su camino, que vuelen sobre lo que los mantiene disminuidos. Tomen su poder sabiendo que se puede cambiar lo que originalmente ordenaron que se manifestase. Yo, Mujer Búfalo, pido que amen todas sus creaciones, pues Dios no reprende ni siquiera a una de sus creaciones. Él las ama a todas, sin importar lo mucho que la creación no se ame a sí misma. Acepten lo que son. Manténganse erguidos en su luz. Soy la Mujer Búfalo Blanco.

Gillian MacBeth-Louthan
PO box 217
Dandridge, Tennessee

37725-0217

Sígueme en Facebook

www.thequantumawakening.com

thequantumawakening@gmail.com

Traducción: Susana Peralta

Sitio oficial de El Despertar Cuántico  en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Menú de cierre

Send this to a friend