La vibración del corazón regresa a los picos nevados que alguna vez volvimos a pedir para observar nuestro corazón y ver su verdadero valor. Hay muchísimos sabores de amor, porque el amor es una cosa esplendorosa. Una vez que el amor nos ha tocado, cambiamos para siempre. El amor es movimiento y busca volar en el viento así como una semilla de esperanza busca tierra fértil.

El amor evoluciona constantemente, movilizándose, cambiando, nunca permanece igual por más de quince días, pero deja una impresión eterna que influirá toda la vida. El dicho “el amor atrae amor y engendra amor” es cierto. Porque solo cuando hay amor en el corazón se pueden alcanzar y aceptar otros sabores de amor. Algunos sabores de amor están allí solo una vez para no volver a ser saboreados de nuevo.

El corazón es un símbolo sagrado para la vibración del amor. En los textos religiosos, el corazón tiene un significado místico. Se cree genuinamente que el corazón tiene atributos divinos. Muchos filósofos y científicos, incluyendo a Aristóteles, consideraban que el corazón era la sede del pensamiento, la razón y la emoción, rechazando muchas veces las instrucciones del cerebro.

rosa cosmica

El Día de San Valentín proviene del festival romano “Lupercalia”. Era un asunto muy sensual. Las mujeres jóvenes colocaban sus nombres en una caja y los hombres jóvenes sacaban un nombre. El hombre no pedía una cita, ni planeaba una cena, etc., solo sacaba un nombre y se iban en pareja. Estos días de San Valentín se aseguran de que ustedes “tengan un corazón y den un corazón” con cada aliento que toman. Su CORAZÓN y la sanación de la Tierra son uno en lo mismo, extremos opuestos de la misma palabra y el arco iris.

GillianMacBeth-Louthan
PO box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
<www.thequantumawakening.com>
<thequantumawakening@gmail.com>
Traducción: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español <www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm>

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend