Abstracto_18
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Muchos siguen aferrándose con fuerza a lo que era y a lo que debería haber sido y a lo que pudo haber sido. Enfrentémoslo, queridos, las líneas costeras han cambiado y ya no pueden tomar el sol sobre las orillas del pasado. Ustedes son los magos y siervos de la Luz. Sólo ustedes contienen la magia de la posibilidad siempre cambiante. El resultado de toda acción es innumerable y no se puede contar con ello. En estos tiempos de cambio muchos han perdido de vista la costa y se revuelcan ahogándose en una poza de marea. Cuando los vientos del cambio soplen, pueden montarlos elevándose a nuevas alturas en deleite o permitirles que los mantengan cansados y agotados siempre luchando contra la fuerza. Ahora llegan a un lugar de lucha o entrega. Luchar aprieta el control, soltar relaja lo que nos ata y nos libera de la trampa. Hemos estado volando con fuertes vientos en contra durante tanto tiempo que hemos olvidado que podemos cambiar de dirección al volar y dejar que el viento de popa nos sostenga. Aquello que estuvo en contra de nosotros ahora nos apoya.

No apoyen aquello que no se conoce a sí mismo. Apoyen aquello que alberga todo conocimiento sin límites de tiempo. La presencia de la magia está viva y reside en la luz. Es ver a Dios con asombro infantil en todas las cosas y en todos los resultados. Es creer en aquello que no se ve pero se puede sentir en el corazón. Recuperen lo que alguna vez dieron por sentado. El universo deja instrucciones secretas a cada momento de su día. Vuélvanse inquisitivos por naturaleza; traten de ver lo que está a plena vista. Comuníquense con una expresión más profunda de la naturaleza. Ella los llama ciegamente para compartir su experiencia mientras cambia de traje y de escenas.

Se debe establecer un ritmo natural mientras van por el sendero sagrado de la vida, no como un extraño sino como un socio. Vean las cualidades mágicas de la vida y aléjense de aquello que los abruma. La naturaleza es una gran sanadora, observen la vida desde un ángulo diferente, y elijan según eso. Cuando ven por debajo de la superficie, ven con los ojos de Dios. Vean con una gran esperanza y un profundo saber. Conviértanse en videntes de lo que es invisible al ojo humano, pero no al corazón humano. Su forma natural de ser es el Estado de Gracia. Es lo que son naturalmente sin todos los instrumentos y los diálogos de ser demasiado humanos. El Estado de Gracia es lo que eran antes de venir a la Tierra. Es el punto de referencia entre cada encarnación. Es un lugar de descanso en su luz. Es el ritmo natural para ustedes. Es el ritmo del Creador que late en su interior, no con resistencia, sino con una entrega y un fluir como una cascada.

El estado de gracia dice: “Nos Rendimos”, no tratamos de luchar contra nuestro karma, nuestro pasado, nuestra familia o vida, sino que permitimos que nuestra esencia divina natural nos lleve más allá de la comprensión humana hacia un punto de reverencia, un punto de santidad y un punto de humanidad que está santificada y es sagrada. El estado de gracia dice “nosotros, la gente de la Tierra, ahora permitimos que la divinidad en nosotros nos lleve por encima de la oscuridad, no a través de la oscuridad”. Es permitir a su luz interior la libertad de estar en su estado natural de existencia, liberándola de las presiones y decisiones de ser humanos. Es regresar a sus raíces naturales. Un lugar donde confiar en el universo y aceptar que cualquier cosa que se emita como decreto emocional, decreto financiero, decreto energético o decreto personal, es emitida por la divinidad en su interior. En este estado de gracia, cancelarán la negatividad y se relajarán en su luz. Cuando todos ustedes suelten lo que los agobia, lo que los entristece, y permitan que las grietas en su interior sanen, entonces podrán enfocarse en el viaje de regreso hacia el amor.

Cuando se sientan presionados por su mundo, enfóquense de inmediato en lo que aman. Tomen esa vibración de lo que aman (ya sea una flor, una canción, un niño, un cachorro, una risita, una carcajada, un recuerdo) y colóquenla dentro de lo que les trae tristeza, lo que duele. El amor cambiará el contenido molecular de la experiencia en la que están sumergidos. Cambien las moléculas. Lo que ven como un obstáculo y como negatividad no es más que una esencia molecular que no ha pasado, gracias al amor, a un estado de gracia.

Ustedes son el director y el conductor del concierto de su vida. Comprendan que las moléculas de amor pueden disolver obstáculos y mover montañas. Nada es imposible cuando lo saturan con la energía viviente del amor. Invoquen inmediatamente a la energía de la gracia hacia algo que los entristezca y les duela. Entréguenselo a la divinidad dentro de ustedes y de la situación. La gracia es una energía más liviana e inmediatamente sentirán una elevación. No se están escapando de hacer su tarea en esa situación de aprendizaje, sino que están invocando un cambio molecular en ella mediante la esencia del amor.

Cambien todo lo que parezca ser un obstáculo. Cuando algo los enoje, inmediatamente entrénense para pensar en algo que les traiga alegría, algo que amen y luego vuelvan a enfocar esa energía en esa situación y la cambiarán. Derribarán las Murallas de Jericó con el resonar de su corazón y el resonar del amor. Es su deber, es su misión mantener una lista de amor. Todo lo que los haga sonreír, todo lo que traiga risa a su corazón y todo lo que los suavice. Mantengan una lista de amor. Acudan a ella cuando estén enojados, cuando estén tristes, cuando estén angustiados. Cambien su vida. Invoquen el estado de gracia en todo lo que atraviesen a diario. “Ahora invoco el estado de gracia en esta situación y ahora pido que las moléculas del amor la saturen.” Se sentirán edificados, sin sentir que se hunden en la desesperación.

Todo en su vida está diseñado de la divinidad y por la divinidad. Es una expresión divina de un aspecto divino de su ser que está pidiendo ser sanado, que está pidiendo ser aceptado, que está pidiendo amor. De lo contrario, no estaría bloqueándoles el camino. Cuando miran la tristeza en su Tierra y se sienten impotentes para cambiarla, piensen en algo que amen. Necesitan un punto de referencia. Necesitan que se les recuerde lo que les trajo amor la última vez que pensaron en ello, la última vez que lo experimentaron.

Cuando se cambian a ustedes mismos, cambian el resultado de lo que está ante ustedes. Su día debería ser un estado de gracia de 24 horas. El estado de gracia dice: “Confío en lo que tengo delante de mí. Confío en mis elecciones. Confío en Dios, confío en el mundo, confío en la Madre Naturaleza.” ¿A qué le temen más? Les temen a las personas. ¿Qué vive dentro de las personas, sino la esencia de Dios? No confían en la divinidad que hay en ellas, la que está a sólo un milímetro de la divinidad en ustedes.

Yo soy aquel al que se conoce como Metatrón. Observo las palabras de su mundo. Observo sus pensamientos. Soy el suscriptor de todas las expresiones verbales. Mi presencia se verá y sentirá más seguido en los tiempos que vendrán. Al invocar los estados de gracia comprendan también que dentro de ese contenido molecular de la Gracia se encuentra cada molécula de Luz. Con tan sólo usar la palabra gracia, decir gracia, hablar gracia, conocer a alguien llamada Gracia, invocan la presencia de la Luz.

Cada vez que se abre un corazón, se abren simultáneamente un millón de arco iris y un millón de rosas. En su imaginación no pueden comprender cuánto amor pueden contener, cuánto amor son capaces de sentir. Todavía le tienen miedo al sentimiento del amor. Lo crean o no, apenas están entrando en una esencia de amor que se pueda contar y medir. Yo, como toda luz y todos los seres de luz, estoy con ustedes continuamente. Somos uno. Sus corazones son pequeños y tiernos. Algunos de ellos están ajados. Pero nosotros los sostenemos como a un pajarito que se cayó del nido de la vida. Nosotros los cuidaremos hasta que se recuperen en la plenitud del amor. Me marcho.

Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@Gmail.com

Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Menú de cierre

Send this to a friend