Agujeros negros del cambio

Abstracto_14

Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

A medida que se nos imponen más y más exigencias, parece que tenemos poco tiempo para sentarnos plenamente en nuestra luz y hacer lo que desea nuestro corazón. Nos echamos de menos. Yacemos extendidos hasta el límite. Muchas cuerdas nos atan emocional y económicamente mientras luchamos por mantener la cabeza por encima de la marea entrante. Echamos de menos nuestra conexión con el Universo/Dios, al ver cada vez menos de lo que somos y cada vez más de que no lo somos. Un gran vacío amortigua nuestras energías mientras nos esforzamos mucho por ser vistos a través de la espesa niebla. Todo clama una exigencia distinta. Nuestros sentidos se confunden como si estuviéramos navegando a través del triángulo de las Bermudas en un barco de hematita.

Las horas del día parecen conspirar contra nosotros mientras tratamos de pasar algún tiempo con la persona que creemos ser. Las exigencias han estirado nuestras capacidades hasta el punto de casi romperse. Pensar que uno tiene una opción parece ser de poco valor ya que las opciones cambian de dirección a diario. La vida misma es exigente, comandante en jefe y más ruidosa que nunca. Se los arrastra pataleando y gritando hacia los mundos y dramas de los demás. Gritan: “éste no es mi karma, mi drama, mi creación ni mi responsabilidad”. Los gritos caen en oídos sordos, mientras el agujero negro del cambio los jala hacia otro universo empujándolos más allá de cualquier pensamiento limitado anterior.

Miran su vida mientras el tiempo se desenreda dimensionalmente mostrándoles todo su flujo y reflujo. Su ritmo interior anhela ser escuchado, pero la banda sigue tocando sin ustedes. Su luz, que una vez fue tan grande, se ha condensado en la precisión de un láser. Dentro de esa precision, el tiempo no existe.

Están aprendiendo a existir simultáneamente en varias capas de sí mismos. La ruptura entre las experiencias del tiempo en forma humana se ha acelerado y no hay ningún lugar donde estacionarse en el medio. Se les pide que permitan que esta energía se despliegue en su propio potencial. Todo está sucediendo a la vez y ya no hay una línea divisoria. En lugar de ser abatidos por estas energías, aprendan a surfearlas y monten estas olas de tiempo de cambio hacia un nuevo Destino.

Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@Gmail.com

Visita Wadie.com

Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Menú de cierre

Comparte con un amigo