Los híbridos humano-animal se desarrollarán en la Universidad de Tokio después de que el gobierno japonés levantara recientemente la prohibición de la controvertida investigación con células madre.

Hiromitsu Nakauchi -director del Centro de Biología de Células Madre y Medicina Regenerativa de la Universidad de Tokio y jefe de equipo del Laboratorio Nakauchi de Stanford- es el primero en recibir la aprobación para los cuestionables experimentos que intentarán cultivar células humanas en embriones de ratas y ratones antes de ser llevados a término en un animal sustituto.

A pesar de que muchos piensan que tales estudios equivalen a jugar a ser Dios, los científicos dicen que el objetivo está lejos de ser siniestro. Se ha teorizado que los animales en desarrollo con órganos construidos a partir de células humanas crearán órganos que luego pueden ser utilizados para trasplantes en humanos, reduciendo las largas listas de espera para la donación de órganos.

«No esperamos crear órganos humanos inmediatamente, pero esto nos permite avanzar en nuestra investigación sobre la base de los conocimientos que hemos adquirido hasta ahora», dijo Nakauchi al periódico Asahi Shimbun.

A los científicos japoneses se les ha permitido investigar los embriones híbridos durante algún tiempo, pero se les impidió superar un período de crecimiento de 14 días. Sin embargo, en marzo esa política cambió cuando el Ministerio de Educación y Ciencia de Japón anunció que tales creaciones podrían ser llevadas a término.

Suscríbete al boletín y recibe de regalo el libro "Tu Deseo y la ley de atracción"

Cerrar menú

Comparte con un amigo