Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL BULBO Y LA FLOR

image

Quién no ha plantado alguna vez un bulbo en la tierra, o en una maceta, y ha disfrutado del placer de esperar a que la planta germine y crezca, y por último produzca la magnífica flor? Sobre todo para los niños, tener un bulbo ( o varios) y sentir que supervisan su desarrollo, es una de las mayores emociones que la vida les puede dar.

Observe que usted planta naturalmente un bulbo y espera que después salga la flor, lo mismo si es un jacinto o un azafrán. Ninguna persona en sus cabales plantaría la flor y esperaría que salga el bulbo, sin embargo, en la vida eso es lo que muchos hacemos. Esperamos comenzar con la flor y terminar con el bulbo.

Creemos que podemos alcanzar deseables estados de la mente, o del cuerpo – felicidad, libertad, salud – si somos capaces de cambiar las condiciones externas. Pero eso en realidad equivale a plantar una flor y producir un bulbo, ya que estamos tratando de colocar el efecto antes de la causa.

La ley del universo es, primero, pensamiento, y luego expresión. Esa ley nunca se puede invertir.

Cuando usted cambia su pensamiento, o corrige una creencia falsa, está plantando el bulbo del pensamiento correcto y sin duda, producirá la flor de la felicidad, y la salud. Esa es la via acertada, no hay otra.

 

Emmet Fox

Cerrar menú

Comparte con un amigo