Algunas personas se sienten incómodas cuando se ruborizan, porque creen que esta reacción de su cuerpo las hace parecer tímidas e inseguras. Sin embargo, la realidad es muy diferente, porque el rubor puede hacernos ver más sinceras y confiables a otras personas.

Los humanos son los únicos que se ruborizan.

Los humanos son la única especie conocida que se ruboriza, según los hallazgos de Darwin. Después de observar los gestos de los monos, mientras realizaba sus estudios sobre la evolución, definió esta reacción como «la más peculiar y humana de todas las expresiones», probablemente debido a un mecanismo de defensa social que los humanos crean contra sentimientos como la culpa o la vergüenza.

Te hace más atractiva para el sexo opuesto.

La verdad es que, aunque podría ser un mecanismo de defensa social que habla de nuestra incomodidad, somos más atractivos cuando nuestras mejillas comienzan a ponerse rosadas. Este gesto refleja un poco de vulnerabilidad, y es por esa misma razón que también crea un sentido de intimidad que es llamativo para el sexo opuesto. Además, nos hace lucir radiantes, por lo que, al maquillarnos, nos aplicamos polvo rosa en las mejillas.

personas que se ruborizan son más generosas

La gente que se ruboriza es más confiable.

Según un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, las personas que se ruborizan fácilmente son personas que se consideran dignas de confianza y más generosas, en comparación con las que no reaccionan de la misma manera. Los investigadores de este estudio también afirman que otras formas de expresar moderadamente la vergüenza y la vulnerabilidad social son verdaderos signos de virtud, ya que no es posible reproducir estas reacciones voluntariamente.

Otros gestos que revelan nuestro estado emocional

En una serie de experimentos, 60 estudiantes universitarios fueron filmados contando momentos embarazosos. Los resultados indicaron que el rubor genera confianza en otras personas y por eso no debemos tratar de ocultarlo. Esta investigación incluye a personas que reaccionan con gestos como una mirada hacia abajo, se cubren la cara, se ríen involuntariamente y se sonrojan ante la más mínima provocación.

¿Por qué nos sonrojamos cuando nos sentimos avergonzados?

Nuestra cara se pone roja porque cuando estamos en una situación embarazosa, el cuerpo libera adrenalina, que es lo que causa el enrojecimiento de la piel, ya que aumenta el flujo sanguíneo a los vasos sanguíneos. Este proceso está ligado a nuestro sistema nervioso simpático y, por esta razón, no podemos controlarlo. También podemos sentir que nuestro ritmo cardíaco se acelera, nuestra respiración aumenta su frecuencia, y en algunas personas puede hacer que empiecen a sudar.

Cuando se trata de ruborizarse, es imposible mentir.

El rubor es algo que nosotros, los seres humanos, no podemos evitar. Es un conjunto de funciones corporales involuntarias que se desencadenan cuando estamos expuestos a una situación que nos avergüenza, aunque no siempre de una manera desagradable. Pero siempre muestra que algo nos importa y que, si hemos hecho algo mal, tenemos el deseo de arreglarlo. Por eso, esta reacción está ligada a la honestidad. Por lo tanto, si usted ve a su pareja sonrojarse, debe creer en lo que sus ojos están viendo.

¿Se sonroja muy a menudo? ¿Te parece vergonzoso o es algo que no te preocupa demasiado? Nos encantaría escuchar sus opiniones en la sección de comentarios a continuación.

Cerrar menú