Sueñen queridos. Sueñen

 

El CIELO se encuentra aquí para alcanzar a cada alma para volver a despertar.

* Nuestra conexión con Dios*

* Nuestra creencia en nosotros mismos *

* Nuestra consciencia de nuestra valía compartida con Dios*

* Paz en la Tierra*

* Dios siempre nos está acercando a Él.

 

Dios dijo:

No empiezan a conocer las oportunidades que acechan.

Hay una bandada de codornices lista para elevarse.

Una rica tapicería se está tejiendo.

Ustedes solo tienen que atrapar todas las posibilidades.

 

En algún lugar a lo largo del camino aprendieron que las opciones eran finitas. Aprendan hoy que las opciones son infinitas. Es demasiado limitante seleccionar una o dos o aún tres.

 

Hay una huerta de árboles frutales ante ustedes. Todas las clases de árboles frutales han sido plantados. No están limitados a manzanas y peras. Hay otras frutas para que ustedes prueben. El sendero hacia la oportunidad apenas ha sido hollado. Apenas se ha viajado por él.

 

Tal vez hay una cerca alrededor de la huerta. Salten sobre ella. La fruta en esta huerta es para que ustedes la recojan.

 

Más allá de esta huerta hay otra y otra. Toda la fruta es suya para que la recojan. Todo lo que tienen que hacer es alcanzarla. No tienen ni que alcanzarla. Suficientes caerán completamente en el suelo ante ustedes. Recójanla rápidamente mientras esté de primera.

 

Oh, amados, su camino está rociado con amor, y sin embargo ustedes se irritan y se preocupan. ¿Qué no ha sido provisto para ustedes? ¿Cómo supieron la idea de falta y necesidad? La única cosa que les hace falta, amados, es conciencia. Tienen gran cantidad de inconciencia. Descubren eso por si mismos de vez en cuando. Algo estaba justo delante de ustedes, y todavía no lo veían. “¿Cómo pude haber estado tan ciego, “ se dicen a sí mismos. “¿Cómo no pude verlo?”

 

Bien, vean ahora. Vean los tesoros ante ustedes. Cualquier cosa que esté ante ustedes tiene un tesoro. Para ser un tesoro, tiene que haber sido contado como un tesoro. Alguien en algún lugar arrojó oro, sin darse cuenta que era oro. Quizás este fueron ustedes.

 

Pero está bien. Si hay una oportunidad que no se toma, sepan que hay otra en la lejanía. De hecho, hay una oportunidad en este momento. En este preciso momento, tienen cada oportunidad en el mundo ante ustedes. No Me discutan acerca de esto. Permitan a sus pensamientos saltar sobre el tesoro en vez de en todas las otras cosas en que sus pensamientos saltan.

 

Cualquier tesoro que deseen, es suyo. Aún el pensamiento tesoro es un tesoro. El pensamiento es la cosa real, queridos. ¿Qué pensamiento no pueden tener? ¿Qué hay en lo que no puedan pensar? ¿Qué pensamiento está más allá?

 

¿Qué sueño puede estar que no pueden tener? ¿Qué sueño retienen ustedes de sí mismos, se prohíben a sí mismos, lo alejan? ¿Qué golpe en la puerta no escuchan, o fingen que no escuchan? ¿Qué sueño están esperando que se cumpla?

 

Porque tienen sueños – no los hace un soñador, como el mundo ve a los soñadores, como si soñar fuera un desperdicio. Se supone que tienen sueños. Deben tener sueños. Los sueños son su realidad, amados. Sus sueños les atraen oportunidades. Seguramente no apartarían una oportunidad. No la ignorarían. No la estropearían. Sus sueños son su invitación. Es un sueño fácil soñar un diamante como es soñar un carbón.

Sígueme en Facebook

 

Sus sueños se hacen realidad todo el tiempo. Sueñen sueños más grandes, y sueños más grandes se realizarán. No se pongan un límite sobre ustedes. Al contrario abran los Cielos.

 

Los sueños vienen primero. La gratificación sigue. El sueño por si mismo es más importante que su gratificación. Los sueños alientan. Una vez llevado a cabo, entonces otro sueño debe aparecer y tomar su lugar. Sueñen para la felicidad de sus corazones. Sueñen ahora. Sueñen, amados, sueñen.

 

— Ayudando a los Seres Humanos a Acercarse a Dios y a sus Propios Corazones

 

Copyright © 1999-2007 Heavenletters™

Heavenletters™ — Helping Human Beings Come Closer to God and Their Own Hearts

Gloria Wendroff, Overseer

The Godwriting™ International Society of Heaven Ministries

703 E. Burlington Avenue, Fairfield, IA 52556

Email angels@heavenletters.org

Visit www.heavenletters.org

Menú de cierre

Comparte con un amigo