Los Regalos que Dios sí Regala

image

Dios Dijo:

Hola mi amado, cómo estás?

Te contestaré yo mismo. Estás maravilloso! Como no estarlo cuando tienes un Dios como Yo. Ah, pero es posible que quieras un tipo diferente de Dios. Quizás busques a un Dios como Santa Claus, pero YO SOY más que Santa Claus. Voy más allá. Me sumerjo en tu alma. Te elevo a MI altura.

Santa Claus tiene su sitio. El es un aspecto de MI. Aunque Santa Claus deja los regalos y luego se retira.

Yo trabajo en forma diferente. YO permanezco contigo. Yo también entrego presentes y soy un Acompañante al mismo tiempo. Cargo mi trineo y te cuido a diario. Tienes toda mi atención y con todo el respeto que se merece Santa Claus, yo no salto en mi trineo y dejo que abras tus regalos después de haberme marchado.

Los presentes que YO doy no siempre están envueltos. No es siempre fácil distinguir los regalos que te dejo. Muchos son invisibles. Es posible que te lleve algo de tiempo antes de verlos y aceptarlos. Mi amado, no existe un momento en el cual no te envié maná desde el Cielo. Probablemente esperes otras cosas, te distraigas, busques estos presentes en los lugares equivocados.

Te pido de favor que nunca me pienses como al Santa Claus de los tiempos antiguos cuando dejaba carbón en el calcetín porque te habías portado mal y no bien. Yo te amo cuando eres desobediente al igual que cuando eres bueno. Que tu meta no sea el ser bueno ó malo. Enfócate en el acercarte a Mi. No hay cosa que se iguale a esto.

De nuevo, y con el respeto que se merece Santa Claus, si yo fuera Santa Claus te llevara intempestivamente conmigo en el trineo. Todos los niños del planeta pasearían conmigo. Mi trineo iría cargado con MIS niños felices y viajarían conmigo. Algunos montarían a pelo sobre Prancer y así sucesivamente. Nos divertiríamos tanto. Ni siquiera darías cabida a pensar en algo tan pequeño como un regalo material. Anduvieras cabalgando conmigo en el trineo. En poco tiempo de convertirías en un dador de presentes. Te complacería enormemente en dejarle tus regalos a otros de Mis niños. Alegremente te convertirías en Santa Claus. Ya no sería de vital importancia para ti el que te dejaran presentes en tu casa. De hecho, te llenaría de regocijo el que otros tuvieran regalos de tu parte.

Esto no significa que repentinamente fueras desinteresado, sino que ya no serías egoísta. Naturalmente ya no pensarías en ti primero. Esto es porque irías viajando Conmigo en mi trineo y podrías ver lo que Yo veo desde las alturas. Tendrías una nueva perspectiva muy diferente. Tu corazón surcaría los cielos y que más podrías querer? Lo que pide Santa Claus es entregar los presentes que lleva consigo. El no estaría contento de no poder entregar su trineo lleno de regalos.

Sígueme en Facebook

Tu verdadero corazón es como el de Santa Claus. Tu corazón no está feliz al menos que dé y dé más. Tu corazón no anhela más que en el dar. Y tu corazón quiere dar presentes en todas partes, no solo aquí o allá sino en todos los lugares. Tu corazón no quiere dar a un país y no al otro. Tu corazón anhela en dar a todos mis Niños de todos los lugares.

Tu corazón no se espera a las Navidades. Tu corazón se apresura a tener su reno listo en éste instante.

Traducido por: Alexiis

Copyright © 1999-Ahora Heavenletters™
Heavenletters™ — Helping Human Beings Come Closer to God and Their Own Hearts
Gloria Wendroff, Overseer
The Godwriting™ International Society of Heaven Ministries
703 E. Burlington Avenue, Fairfield, IA 52556
Email angels@heavenletters.org
Visit www.heavenletters.org
Subscribe to Heavenletters by the hat!
Download the free e-book 10 Magnificent Heavenletters
Buy Heavenletters, Love Letters from God, Winner of Chelson 2004 Inspiration Book Award at Amazon
Join NEW Heavenletters Community Forum : A meeting place for Conscious People
Email Heavenletters to your friends by forwarding this email to them.
Your donations and support help spread the Light of Heaven.

Menú de cierre

Comparte con un amigo