EL DIOS DE SU CORAZÓN  – 28 de Julio, 2006

Heavenletters™ Nº 2091: Acercando la Tierra más al Cielo

 

Traducción: Anita Manasse

estrellam@sion.com

 

El CIELO  está  aquí para alcanzar a cada alma en la Tierra con el propósito de despertar:

* Nuestra conexión con Dios*

* Nuestra confianza en nosotros mismos *

* Nuestro conocimiento de ser merecedores por igual ante los ojos de Dios.*

* Paz en la Tierra*

 Dios siempre nos está acercando a Él.

 

DIOS Dijo:

 

           En esta mañana estoy contenido. Lleno el aire. Estoy en los árboles y en las flores de los árboles. YO soy la niebla del Cielo y el rocío de la tierra. YO broto en las flores, e irradio desde el sol. YO soy la leche blanca de la luna y la seda del océano. Y estoy contenido dentro de ustedes. YO soy su ADN original. Soy YO el que habita en sus células. YO corro a través de sus venas. YO entro a su corazón y toco el tambor ahí con la sintonía del amor.

 

           Soy el cacareo del gallo, y SOY el púrpura del jacarandá.

 

           No hay nada que YO no sea. YO los acompaño tan sólidamente que ustedes se hallan en MI esclavitud, y YO en la de ustedes. Nos servimos el uno al otro hasta tal punto que Nuestras identidades se hallan difuminadas. Somos sin identidad. Somos llenos de amor. Somos Un Amor lanzado sobre el Universo. Nuestro amor está previsto. No puede ser de otra manera.

 

           Todo lo que parezca menos que Nuestro amor o es verdadero. Es falso. Es una identificación falsa. Es un nombre inapropiado. Hay suficientes nombres inapropiados en el mundo. Ellos llenan los encabezados de los diarios. Son las estrellas de las noticias de TV. Son chismorreados infinitamente. La gente piensa que es real, y tienen que sacudir sus cabezas y hablar de ello. Ellos miran a una pared de ladrillos cuando podrían mirar a un claro lleno de flores y diseminar semillas de flores.

 

           ¿Hablo de ustedes, mis amados? ¿Olvidarían ustedes Nuestra alianza a favor de la discordia? En cualquier grado, todo pensamiento que está fuera de la infinita circunferencia del amor es discordia y no es verdad. Dejen que el amor sea su nombre. Y santificado sea su nombre, porque Nosotros somos Uno y el Mismo. Respétense a si mismos tal como yo los respeto a ustedes.

 

           Cualquier negatividad que escuchen, fuera de ustedes o dentro de su pensamiento, no es merecedor de Nosotros. No es merecedor de Nosotros, y no es Nosotros. Cualquier adustez no es Nosotros, ni Nos pertenece. Deséchenlo.

 

           Si están escalando una montaña, y hay dos senderos, uno hermoso y el otro lleno de víboras que se arrastran y de escollos, ¿para qué eventual alegría elegirían el sendero inferior? ¿Cuál piensan que Yo quiero que tomen? La alegría tiene que ser su sendero, no el sufrimiento. La alegría es una virtud. El sufrimiento no lo es.

 

           ¿Quién dijo que tienen que esforzar y llevar infortunio? ¿Quién les dijo que se merecían semejante lucha? Yo no. ¿Se harán cargo ahora de recordarMe y de olvidar todas las voces negativas que jamás hayan escuchado? ¿Por qué escuchar la incomodidad pasada cuando pueden escuchar al Dios actual, el Dios del Universo siempre presente y el Dios de su corazón? ¿Por qué escuchar las viejas voces de la gente enojada cuando pueden escuchar Mi dulce voz? Nunca estoy enojado. ¿No piensan que soy tan sabio y amoroso como el hombre y la mujer más sabios y amorosos en la Tierra? La dulzura y la gentileza van más allá del enojo. No hagan crecer a sus hijos con enojo. Terminen las voces de la discordia ahora. No las perpetúen.

 

           Si escuchan a un Dios enojado, sepan que esa voz es una hecha por el hombre. No es la Mía. La fortaleza no reside en el enojo. El enojo es una debilidad. Yo soy fuerza. Sientan lástima por ustedes mismos y no sigan tirándose a una llama enojada. Múdense a Mi templo de amor.

 

           “Ámense a si mismos” esa es Mi amonestación más grande. Ámense a si mismos tanto como yo los amo a ustedes. Sepan que son amados, que Yo los amo, y me gustaría que se amen a si mismos. Han sido suficientemente castigados. No se sigan castigando.

 

Vengan conMigo a una isla de amor donde, de verdad, Nosotros moramos. Frecuentemente se lo llama Cielo.

 

 

Derechos de autor © 1999-2006 Heavenletters™

Heavenletters™ — Ayudando a los Seres Humanos a Acercarse a Dios y a Sus Propios Corazones.

Gloria Wendroff, Supervisora

Email angels@heavenletters.org


 

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend