CARTA Nº 2042: Acercando la Tierra más al Cielo

nO ERES UN DRAGÓN   Junio 8, 2007

Heavenletters™ Nº 2042: Acercando la Tierra más al Cielo

 

Traducción: Copito Paz

copitopaz@hotmail.com

Edición: Anita Manasse

estrellam@sion.com

 

 

El CIELO se encuentra aquí para alcanzar a cada alma para volver a despertar.

* Nuestra conexión con Dios*

* Nuestra creencia en nosotros mismos *

* Nuestra consciencia de nuestra valía compartida con Dios*

* Paz en la Tierra *

* Dios siempre nos está acercando a Él.

 

DIOS Dijo:

¿Aún tienen que perder su temple? Aunque guarden el enojo dentro de ustedes, aún han perdido su temple. El temple significa  ser moderado. ¿Tienen que ser irascibles? ¿Admitiré, amados, que hay suficiente alrededor para estimularlos, pero qué es esto, qué es este humor que tienen? ¿Tienen que tener vapor para así dejarlo salir? ¿Deben ponerse furiosos debido a cómo  se dirigen  los negocios en el mundo o porque algo se deslizó de sus manos o de la de otra persona? ¿Es lo insufrible realmente insufrible?

 

El enojo parece ser enojo. El enojo por una pequeña cosa parece ser tan grande  como el enojo por una cosa grande. El enojo  parece no tener ningún límite. Cuando ustedes están enojados, no hay pequeñeces. Ustedes sienten una gran causa, o  no estarían enojados.

 

 Si alguna vez se vuelven a enojar, y  puede ser que incluso lo estén hoy o mañana, beban un poco de agua, lávense la cara con  agua fría, y después vuelvan a comenzar. Bendigan la causa supuesta de su enojo. Bendigan la causa supuesta y bendigan a las personas relacionadas con el. Incluso si ellos los hicieron enojar, ustedes pueden bendecirlos. Aún si ellos no les dieron  paz, ustedes pueden enviarles pensamientos tranquilizantes.

 

 No puede haber dos maneras de hacer esto. Hicieron lo qué no deberían  haber  hecho. Eran déspotas o malos, o los robaron. Robaron ciertamente sus temples. Más a favor, ustedes se los dieron. Tomaron algo de ustedes, su tranquilidad mental para lo cual ustedes les dieron un pedazo de sus mentes. No  tiene sentido lo que están haciendo, pero ustedes ya lo saben.

 

Dejemos que  sea el amor el que no tenga sentido y no el enojo. Ustedes han pensado que ustedes tienen que justificar al amor y ser cauteloso con él, mientras que ustedes son rápidos para estallar en cólera en un instante. Ahora, usen la cautela junto  con la cólera  y estén  listos para amar en cualquier momento.

 

La mayoría de las veces, la cólera no es  más que el ego. Ustedes se sienten como si fuesen unos tontos,  quizás deliberadamente, pero  tontos al fin. Lo equivocada que una persona esté o estuvo está más allá del punto cuando es su vanidad la que fue resentida.

 

En muchos casos, ustedes pueden decir que es su dinero lo que a ustedes los molesta, pero es su vanidad. Los engañaron y ustedes perdieron el dinero, y ahora ustedes están enojados  porque los engañaron. Ustedes dieron fe donde no la había. Y ahora ustedes están enojados  con alguien. Lo debería haber visto venir, se dicen. Nunca me debería haber implicado, se dicen. Y están  rojos de rabia.

Visita Wadie.com

 

¿Son ustedes menos tontos por  enojarse, amados? ¿Si una rama del árbol cae sobre ustedes, cortan al árbol de donde cayó? ¿Si ustedes se tropiezan y golpean  su dedo del pie contra la acera, ustedes golpean la acera con el pie? El enojo tiene el mismo sentido lo que significa que no tiene ningún sentido. Ustedes no tienen que cargar con la cólera. No la  tienen que tener ni siquiera por un minuto.

 

 Si ustedes prefieren una vida sin cólera, entonces  elíjanla ahora. Elijan lo que ustedes prefieran. Díganse:

 

 “Elijo permanecer tranquilo. Lo que venga a mi, lo resolveré. Puedo tratarlo sin agresión. Puedo tratarlo con tranquilidad. Puedo resolver lo qué necesita ser dicho, y puedo decirlo sin lanzar fuego. No soy un dragón. Soy alguien que ha sido  ofendido. Cualquiera sea la razón, ya me han ofendido, y  no me ofenderé más. Soy un hijo de dios. Cuando sienta subir al fuego, me calmaré y me acercaré más al dios que me ama. Su amor vale más que toda la cólera en el mundo. Elijo percibir el amor de Dios más  que mi cólera. A partir de este día, elegiré el amor del dios.”

 

Copyright © 1999-2006 Heavenletters

Heavenletters™ — Helping Human Beings Come Closer to God and Their Own Hearts

Gloria Wendroff, Overseer

The Godwriting™ International Society of Heaven

703 E. Burlington Avenue, Fairfield , IA 52556

Email angels@heavenletters.org

Menú de cierre

Comparte con un amigo