ABRAN SUS ALAS Y VUELEN – 4 de Junio 1, 2008
Heavenletters™ Nº 2649: Acercando la Tierra más al Cielo

Traducción: María-luz Martín
lzmartin@hotmail.com

Edición: Anita Manasse  estrellam@sion.com

El CIELO  está  aquí para alcanzar a cada alma en la Tierra con el propósito de despertar:

* Nuestra conexión con Dios*
* Nuestra confianza en nosotros mismos *
* Nuestro conocimiento de ser merecedores por igual ante los ojos de Dios.*
* Paz en la Tierra*

Dios siempre nos está acercando a Él.

DIOS Dijo:

Tomen una lección de los pájaros que vuelan; ellos no piensan como volar; ellos simplemente extienden sus alas y vuelan. Ellos toman el impulso y le siguen.

Yo no les pido literalmente que vuelen, y sin embargo, Yo les sugiero que ustedes no se lo piensan tanto  antes de hacer lo que les podría gustar hacer. Con demasiada frecuencia, ustedes piensan demasiado. Muy a menudo piensan en todo tipo de razones por las que hacer o no hacer algo. Ustedes sopesan todas las razones con gran detalle. Puede que tengan una tendencia a constreñirse a ustedes mismos con sus pensamientos, sus ganas de intelectualizarlo todo, los análisis que hacen ustedes de sus actos de un lado para otro  antes de emprender el vuelo, si es que al final lo hacen. Ustedes refrenan su gozo, amados. Ustedes ponen sus “debería de” antes que sus deseos. Complázcanse a ustedes mismos más a menudo.

Está bien seguir los dictados de sus corazones a donde quiera que les lleven. Sus motivaciones no tienen que estar basadas en el éxito o en el fracaso. ¡Qué hay de la alergia del hacer, la alegría de la intención, la alegría en las posibilidades! Amados, en la vida, ustedes no están buscando una cosa segura. Buscar algo seguro solamente puede inmovilizarles. La vida no está diseñada para ser decretada; está diseñada para ser vivida. ¡Dejen ya de pensar tanto!. Introdúzcanse en el desorden. Sean alguien que vive su vida. Esta es una manera de gozar más de la vida.

¿Quién les dijo que corrieran riesgos?

Sigan adelante sin mirar atrás, amados, y no conozcan todas las respuestas de antemano. No saben ninguna de las respuestas; de todas formas, no pueden conocerlas. Pero sobre todo, no les corresponde a ustedes modificarse a si mismos de acuerdo con las probabilidades; más bien expándanse a si mismos.

¿Acaso importa acaso si ustedes llegan a alcanzar las estrellas? Lo que importa es que ustedes pueden llegar tan lejos como lo deseen. Lo importante es que ustedes salgan a la palestra. Lo que importa es que ustedes se agranden a si mismos. Ofrézcanse al Universo.

Díganle al Universo: “¡Aquí estoy!”; voy a hacer avances a pasos agigantados; y voy a hacer lo que había vacilado hacer antes. Yo voy a atreverme a seguir los dictados de mi corazón a donde quiera que me lleven; yo no seré temerario, pero tampoco me cohibiré a mi mismo. Yo dejaré de excederme en la prudencia. Yo no estoy aquí en la Tierra para apostar sobre seguro. Yo estoy aquí para vivir la vida, y ya de paso, vivirla al máximo. ¿A qué he estado esperando? Ahora yo tomaré las oportunidades según me vayan viniendo una detrás de otra. Cuales quiera que sean los resultados finales, yo solo puedo salir ganando. ¿Cómo me beneficia a mí permanecer estancado?”.

Ustedes no tienen que ganar una carrera antes de participar en ella. Ustedes no tienen porqué conocer el resultado; lo maravilloso de ello es que ustedes participen en la carrera.

¿Qué es lo que hace que ustedes pudieran quizás retraerse de la experiencia de vivir? Algún tipo de miedo; miedo a perder, miedo a no poder ser vitoreados y admirados, miedo a que les miren como si fuesen tontos, quizás.

Sigan en su empeño y pierdan; y entonces encontrarán que aquellos miedos no son nada.

La vida no es un juego de cartas al que ustedes juegan para ganar, en lo que respecta a la vida, ustedes solamente pueden ganar. Ustedes ganan experiencia; ustedes tendrán el logro de haberle dado un giro a la vida.

Si tienen angustias sobre cosas que ustedes no hicieron en el pasado, háganlas ahora. Si ustedes querían ser un diseñador de modas, sigan su camino y comiencen a diseñar vestidos ahora. No importa lo que lamenten, den los pasos adecuados ahora. Permitan que ellos sean “amateurs”. Ustedes no tienen que ser verdaderos profesionales. Si ustedes tienen miedo de hacer de sus vidas un desastre, lo más probable es que se hayan perdido muchas cosas.

Todos esos miedos que podrían distraerles de su destino son auto-impuestos. Todos esos miedos que pueden haberles frenado son ego golpeando sus cabezas. Pongan a un lado sus miedos, y sean los primeros de la fila. ¡Abran sus alas y vuelen, amados!

Derechos de autor © 1999-2006 Heavenletters™

Heavenletters™ — Ayudando a los Seres Humanos a Acercarse a Dios y a Sus Propios Corazones.
Gloria Wendroff, Supervisora –
Email Gloria@heavenletters.org

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend