Mensaje del Arcángel Miguel de 29/09/2010

image

MENSAJE DEL ARCANGEL MIGUEL DEL 29/09/2010
Canalizado por Enriqueta Jiménez desde Orán (Salta) Argentina

He aquí, Miguel con ustedes.
Bienvenidos amados, gracias por honrarme y gracias por esta reunión y gracias por esta luz en que estamos unificados.
Bienvenidos son, bienvenidos han sido, glorificados son.

Ustedes son grandes, pues decidieron estar en este espacio, en este tiempo que se requería más luz, se ha multiplicado, verdaderamente
Se ha multiplicado esa luz, respondieron al llamado de Lady Gaia, a todos nosotros para portar esa luz que son ahora concientemente, ustedes lo saben, son luces desde la Gran Luz y magnifíquenla de eso
se trata, de unir los corazones, de unir el calor que emana cada corazón.

Y ese calor mis amados es “Amor”, es la Luz que el Padre es en cada uno de ustedes, y eso es lo que se debe multiplicar y magnificar.
Concientemente háganlo ustedes. Son esa luz, el Padre y ustedes son “Uno”, así como “Uno” son con todos nosotros, con toda la Hueste Angélica, con toda la Hueste Jerárquica somos “Uno”.
No olviden esta unidad, siempre perseveren, ya es tiempo del despertar a la totalidad. Ya es tiempo de accionar.
Había dado un mensaje a mi amada que este día que ustedes me honran se magnificaría la luz, y ustedes la han sentido el día de hoy,
aquellos que han estado receptivos han sentido mareos, han sentido magnificados la luz y algunos no saben que les pasa, esta magnificación de luz a ustedes les incrementa su vibración mis amados.
Han pasado a una vibración mas alta, recibiendo estas energías de amor del Cristo y de Miguel, magnificándose así por todo el planeta
Tierra, este día muchos lo recordaran, porque grandes cambios se presentarán en ustedes; grandes cambios se presentaran en sus emociones.

Recuerden grandes emociones mis amados… son emociones, emociones que no habían podido liberar, es momento de que lo hagan, porque ustedes toman comando en este ahora.
Tomar el cetro en la mano es llevar el poder, el control, la fuerza de esas emociones tomando comando lo divino del pensamiento humano;
son humanos queridos, recuerden, son humanos en este espacio sirviéndose los unos a los otros, dando con amor siempre esas luces que han preservado.
Ahora yo honro a cada uno de ustedes por esa luz preservada, por esa luz guardada están aquí ahora unidos, con esa esperanza, con esa hambre de saber mas, de sentir más, y yo les digo: Solo perseveren,
no corran, solo vayan a sus corazones, en su corazón esta todo conocimiento que ustedes han buscado en el exterior, en su corazón reside lo absoluto, en su corazón reside todas las respuestas a aquellas preguntas que se han hecho.

Ahí esta todo, ya no busquen mas en el exterior, solo crezcan, manténganse en la pureza desde el pensamiento, las palabras, las acciones, y por supuesto primordialmente el pensamiento basado en el amor absoluto, en el amor incondicional, de eso se trata mis amados, de eso se trata.

Así como ustedes se encuentran aquí en este espacio, en este lugar de Argentina, aquí muchos se encuentran reunidos en este momento honrando a Miguel y agradecido estoy por este homenaje que me hacen años tras años, agradecido estoy por este amor que me profesan y a todos les digo lo son a cada uno de ustedes en cada rincón, en cada hueco, en cada espacio de todo el globo terráqueo.
Gracias mis amados por este amor, gracias por estas luces que emanando están.

Y aquellos que solo honran a Miguel desde la doctrina que profesan sin saber mas allá de lo que todos somos, les hablo, les digo, DESPIERTEN YA! … DESPIERTEN YA! … es hora de despertar, que todo esta en vuestros corazones, que todo aquello que han estado buscando en vuestros corazones, el Padre y vosotros UNO SON…ya no busquen más en el exterior, Unificaos mis amados, unificaos a la Gran Fuente, que la Gran Fuente ha sido y será por siempre en vuestros corazones.

Despertad, despertad a aquellos religiosos, a aquellos que están inmersos en la doctrina, despertad, es momento de despertar.
Erguid vuestra cabeza, vuestro rostro que es la luz en todos ustedes por igual, todos somos UNO y UNO somos todos, en este espacio bendecidos por el amado Padre y he aquí que estamos en esta unidad, expandiendo, expandiendo, expandiendo desde nuestro corazón esa luz.

Están viendo, están viendo desde vuestros corazones ese calor, emanad benditos, emanad amados ese calor desde vuestros corazones y que se expanda en este lugar y que pase a otros espacios, por todo este planeta.
Que así sea, que así sea.

Y siga siendo la Unidad basada en el amor incondicional de unos a otros manteniendo siempre la equidad, nadie es mas, nadie es menos, sino todos por igual, desde la misma Fuente, la misma Luz, el mismo amor, amor, amor incondicional, eso es lo que preservad en vuestros corazones, amor incondicional, todo eso que reciben el día de hoy es limpieza, es pureza, es una transformación para ustedes mismos, que va de ustedes mismos hacia unos y otros, es una purificación que les eleva, y les eleva cada vez mas a esa Gran Fuente de luz y preparando su regreso a casa, de eso se trata cada vez.
Luz mayor reciben y así seguirán, abran vuestros corazones, manténganse con el corazón abierto para que sigan recibiendo y aceptando la infusión de la energía del Cristo y de Miguel que les ama incondicionalmente, inconmensurablemente, así se les ama y se les honra a todos ustedes amados trabajadores de la luz.
Barush Jashen Adonais, Barush Jashen Adonais.

Quedo en vosotros, en cada corazón, ahí es donde nosotros permanecemos, ahí estamos, solo piensen y estamos ahí, nos sienten y nos perciben porque todos somos UNO de esa Gran Luz que reciben en vuestros corazones.
Yo Soy Miguel, quien les honra a ustedes ahora.
Namasté.

Cerrar menú

Comparte con un amigo