image

Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Presentado al Círculo Carmesí
Diciembre 11, 2010
www.crimsoncircle.com

Nota: Las ilustraciones de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF o en el video.

Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com

Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio del Círculo Carmesí en el Manantial del Caduceo http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

Continuación de la 1° parte
Re-equilibrio
Entonces Shaumbra, hagamos aquí algo hermoso en conjunto. Dejemos que todo ese re-equilibrio cuaje, ahora mismo. Hemos hablado antes de ello. Su cuerpo sabe cómo cuidarse a sí mismo. De hecho su mente sabe cómo re-equilibrarse. En realidad ustedes no tienen ningún problema, a menos que los quieran. En realidad no hay nada mal con ustedes, a menos que sencillamente suceda que les guste jugar ese juego.
Así que tomemos este momento – este momento de ahmyo puro, este momento de básicamente ningún propósito, ninguna presión – para re-equilibrar. Supongo que ustedes lo llamarían la sanación Vieja Energía, pero solo es una cuestión de regresar al estado natural de ser, de tener suficiente ahmyo o confianza en ti mismo que sabes que te puedes re-equilibrar a ti mismo. Puedes re-orientarte a ti mismo en cualquier momento, y de hecho no tienes que hacer cosa alguna. Lo hace por cuenta propia. Está esperando para hacerlo. Realmente lo está, absolutamente. Tu cuerpo – tu Cuerpo de Conciencia – está esperando.
Ustedes, como la identidad humana, han estado corriendo alrededor, particularmente los últimos años, yendo como pandillas destructoras trabajando, pensando, actuando, pasando por tanta experiencia, pasando por tanta – ¿cómo lo llaman? – revitalización, re-estructuración.
Tomemos estos siguientes minutos, en un estado de ahmyo – completa confianza – para que su cuerpo ya se haya sanado a sí mismo. Su mente está equilibrada, pero en un sitio nuevo. No están regresando al viejo sitio. Está sanando en un sitio nuevo. Está equilibrando en un sitio nuevo. Y luego solo déjenlo. Durante los próximos minutos mientras suena la música – (a John), te daré la entrada en un momento – solamente permitan que ocurra. Solamente permitan. No tienen que cantar nada. No tienen que pensar en nada. Solamente lleguen a relajarse.
Esto es como un masaje para tu alma que te estás dando a ti mismo. Deja que ocurra. Empiezas a pensar en ello o dudarlo… solamente toma una respiración profunda. Déjalo ir.
Dr Kuderka, si quisieras, da entrada a la música, el segundo tema. Ahora bien, esta no es música de tintineo. No es nueva era. Esto solamente es música divertida, y qué grandiosa música tenemos para hacer esto. Esta era la música introductoria, John, en el CD.
Así que toma una respiración profunda, y date a ti mismo estos siguientes minutos para dejar que todo el re-equilibrio se ponga al día contigo.
[LA MÚSICA SUENA – “Felices Fiestas (Beef Wellington Remix)”. (Escuchen en YouTube http://www.youtube.com/watch?v=fgOC52mSzh8 ]
¡Guau! ¿Eso fue demasiado fácil? No tiene que ser difícil. Cada vez que quieras re-equilibrarte, no tiene que ser difícil. Puede ser así de fácil. Puede ser divertido. No tienes que tocar música aburrida, a menos que quieras. No tienes que pasar por un montón de sufrimiento para llegar adonde estás eligiendo estar. No tienes que pensar en ello. Sencillamente puedes tomar unos cuantos minutos, en cualquiera que sea el ambiente que disfrutes absolutamente, y dejarlo que ocurra.
Eso es re-equilibrio Nueva Energía, lo que solía ser llamado sanación. No tienen que conocer sistemas complejos. Simplicidad, queridos Shaumbra. No tienen que estudiar con los gurús. Todavía tengo que conocer a algún gurú que esté iluminado. Y nunca he conocido a un gurú que iluminara a alguien más, jamás. ¿Cuántos conocen ustedes? ¿Cuántos seres iluminados, que estén totalmente en cuerpo físico, conocen? ¿Cuántos han alguna vez ido a clases o escuelas o todo lo demás y que hayan salido iluminados? Porque cualquier sistema que no lo mantiene simple en realidad se lo saca de encima y lo empuja a algún otro lado.
Ustedes, mis queridos amigos, ustedes – si eligen – van a estar enseñando la simplicidad del Espíritu, la simplicidad del Sí Mismo. Han sido miles, incluso quizá millones de años en que los humanos han estado tratando de hacerlo muy difícil. ¿Por qué? Porque, bastante francamente – A Cauldre no le gusta que yo haga estas afirmaciones descaradas, pero oh bueno, es mi presentación, no la suya – lo hacen complejo porque nunca nadie lo entendió realmente. Realmente no entienden. No entienden. Nunca nadie lo ha comprendido en realidad. Entonces lo que hacen es idear algún sistema complejo, los hacen pasar por el laberinto, toman su dinero al mismo tiempo, y luego ustedes salen de ello pensando: “Bueno, es que sencillamente no soy suficientemente bueno. No lo entendí”, porque fue complejo. Es simple. ¿Quieren re-equilibrar su Cuerpo de Conciencia, su cuerpo, mente, espíritu? Lo hacen simple. De hecho, mientras menos intentan, más fácil y más efectivo es. Mientras más se sienten y escuchen cualquier música o lo que sea que quieran hacer – tomar un baño, pasear o no hacer nada – ahí es cuando ocurre.
Esto es, nuevamente, la definición de ahmyo – el entendimiento de que ustedes como partes divinas de Dios ya pusieran cada herramienta en su sendero mucho antes de que llegaran a ese sitio en el sendero. Ya han puesto en su sitio todos los potenciales, y ahora solo es una cuestión de estar conscientes de ello. Es una cuestión de claridad. Es una cuestión de simplicidad.
El Otro Grupo
Solamente como una actualización, les dije hace más o menos un año que yo entré para trabajar con Shaumbra. Yo tenía una elección. Había otro grupo – un montón de grupos de hecho, pero… (Risas) – – otro grupo que quería que yo trabajara con ellos y ser su “maestro”, y en realidad no tomó mucho tiempo hacer la elección. Tobías me había pedido que entrara para trabajar con el Concejo Carmesí, el Círculo Carmesí y Shaumbra. En realidad no tomó mucho tiempo hacer esa elección, pero es interesante observar ahora a este otro grupo, el cual ya está en proceso de disolución, deshaciéndose, por un par de razones.
Ellos no quisieron aceptar que cada individuo podía equilibrarse y rejuvenecerse a sí mismos. Están realmente atrapados en sanarse unos a otros, sanar todo lo demás. Se convirtió en la base para su trabajo. Ellos harían sesiones de sanación uno a otro. Eso energéticamente no es en realidad malo, pero finalmente, es muy limitante. Sintieron que tenían que salir y hacer un número X de sanaciones por semana en otras personas que en realidad no necesariamente querían sanaciones, pero ellos sentían que había algún buen karma en hacer todo esto. Este grupo eran seres maravillosos, maravillosos, pero no Shaumbra. Tenían un sistema bastante jerárquico dentro de su organización. Tenían mucha estructura organizacional.
Saben, de hecho, hay algunos humanos, particularmente en esta búsqueda espiritual, a los que les encanta la estructura, que les encantan las reglas – “Aquí está lo que se supone que hagas hoy. Aquí está lo que se supone que sigas. Aquí está cómo se supone que traduzcas algo a un lenguaje “estrafalario” que ni siquiera entiendes. Aquí está cómo se supone que evangelices”. Y es un sistema en el que de hecho nunca puedes ganar o en el que de hecho nunca puedes evolucionar hasta que te sales de él. Así que este otro grupo se hizo muy jerárquico, muy estructurado y parte del juego, parte de la estructura era: “Todos nos estamos sanando unos a otros”. Olvidaron una cosa importante. ¿Cuál es? Cuidarse ellos mismos. El más grande sanador, el más grande maestro, el más grande Estándar es uno que primero está cuidando de ellos mismos
Oh, y sé que a veces ustedes quieren salir por ahí y hacer lo suyo. Quieren salir y ayudar a otros – es viejo condicionamiento – pero hasta que lleguen a ese punto de amarte totalmente a ti mismo y digan: “Esto es tan fácil. Esto es tan divertido. Esto es tan mi elección”, qué bien le hace a algún otro tenerlos saliendo por ahí haciendo ademanes con las manos, entonando cánticos. Saben, es como egotista. Hasta que ustedes puedan pararse frente a alguien y mirarlos a los ojos y decir. “Yo Soy el que Yo Soy”, desde cada parte de su ser, ¿es qué? (Alguien dice “Makyo”) ¡Makyo! Absolutamente.
De manera que estoy contento de que vine a este grupo, porque ustedes están vivos. Veo algunos de estos proyectos nuevos que han resultado. Veo lo que están haciendo como grupo, lo que están haciendo como individuos – este grupo está vivo. Por lo tanto, qué bendición que vine acá.
Repaso

Así que hagamos un repaso rápido – un repaso de fin de año. Hemos pasado por un montón de información este año, y sencillamente quiero regresar y no más echar una mirada rápida a desde dónde hemos venido y luego vamos a tener un mensaje unificado de Yoham – Metatrón – y yo. Así que, ¿desde dónde hemos venido?
Hablamos de las formas de ola – rollo bastante básico – cómo el espíritu y el humano, por eones del tiempo, han estado haciendo juntos esta danza. Fluyendo juntos, separándose, como un acordeón. ¿Alguien toca el acordeón?
LINDA: No tienes que contar secretos de mí.

ADAMUS: (Riendo entre dientes) Como un acordeón. (Risas) Oh, es tan romántico. Es tan sexy tocar el acordeón. (Más risas) ¡De veras lo es!

Entrando, saliendo, instalándose más cerca, entrando en la separación – todo perfectamente natural – pero luego algo sucede. Se cansan de este de acá para allá, el efecto acordeón. Quieren algo diferente. Dicen: “¿Cuándo nos vamos a reunir pues? ¿Cuándo nos vamos a integrar?”. Eso es por lo que han estado pasando. Nosotros lo llamamos el despertar (dibuja).
Llegan a este punto justo ahí, la zona X, la zona del despertar. ¿Suena familiar? (Refiriéndose la red de la Zona del Despertar siendo lanzada). La zona del despertar… (A Michelle) gracias por escoger esa. Llegan a eso y eso es por lo que han estado pasando. Recuerden que aquí atrás (antes de la “X”), era desestructurar lo que parecía ser caos, lo que parecía ser su vida yéndose al infierno, la auto-duda, todo lo demás, y relleno con un montón de makyo.
Tratarías de contrarrestar o apaciguar estos difíciles sentimientos desafiantes dándote a ti mismo un montón de makyo, dándote a ti mismo: “Yo soy un ser espiritual”, y dándote a ti mismo cosas intelectuales esotéricas que en realidad estaban agravando el desafío. Pero de alguna manera, eso fue bueno. Cuanto más makyo tirabas al fuego, más grande se hacía el fuego, más mal te sentías, y era como un fuego de, bueno, como Kuthumi sabría, de astillas de excremento de vaca, y olía realmente mal, pero seguía ardiendo. Mantenía la energía en marcha. Llegaste a un punto en que dijiste: “Ya ni siquiera creo en mi propio makyo. No sé quién soy”.
Y por supuesto, luego ahí está el tratar de externalizar una última vez, intentando encontrar respuestas allá afuera, intentando encontrar respuestas en todos los demás salvo tú mismo, y entonces no funciona. No funciona. ¿Qué haces? Tratas de extinguirte gradualmente de la existencia.
Tratas de extinguirte gradualmente de la existencia; tratas de quedar tan completamente adormecido, tan insensible e indiferente; cierras tu mente para que ya no puedas pensar, ni siquiera racionalmente; cierras tu cuerpo así que no se está re-equilibrando – básicamente estás enojado con el cuerpo por ponerte en este horrendo viaje en la Tierra – cierras el cuerpo. Estoy sorprendido con algunos de ustedes a veces – no voy a mirar a nadie – estoy sorprendido con algunos de ustedes que… saben, su cuerpo es asombroso. ¡Para ahorita ya debería haber muerto! Ya debería haberse hecho tóxico en ustedes. Realmente debería haberse hecho – es asombroso – debido a todo por lo que lo estaban haciendo pasar y la falta de permitirte a ti mismo sanar. Y la chatarra que ellos meten a los cuerpos estos días. No tengo nada en contra de la medicina moderna siempre y cuando la persona tomándola en realidad quiera sanar.
Cuántos – le preguntaré a nuestra querida doctora aquí (Dra. Peggy Ensign) – de todos los humanos que ves, no solo Shaumbra, sino cualquier humano – puedes ponerte de pie, sí – de todos los humanos que ves en tu ámbito en la industria médica, ¿cuántos crees que verdaderamente quieren sanar?
PEGGY: Creo que en su mayor parte quieren atención.
ADAMUS: ¡Gracias! Ella lo dijo todo. ¿Lo dirías de nuevo?
PEGGY: Creo que en su mayor parte quieren atención.
ADAMUS: Quieren atención. ¿Por qué? Porque no la están recibiendo de ellos mismos. En realidad quieren el amor que no están recibiendo de su sí mismo. ¿Entonces qué hacen? Entran a una forma de colapso o crisis nerviosa… reciben atención… van a ver a gente como tú…
PEGGY: Confiando en alguien más.
ADAMUS: Confiando en alguien más. ¿Qué porcentaje dirías que realmente quiere sanar?
PEGGY: No creo que sepan lo que verdaderamente es sanar.
ADAMUS: Cierto.
PEGGY: Quieren estar…
ADAMUS: Existe confusión respecto a la verdadera sanación contra solo reducir el sufrimiento a un nivel un poquito más tolerable.
PEGGY: Apenas lo suficiente…
ADAMUS: Apenas lo suficiente…
PEGGY: … para llegar al día siguiente.
ADAMUS: Sí. Entonces, nuevamente – estoy tratando de sacar a la fuerza una respuesta de ti – ¿cuántos quieren realmente el re-equilibrio? ¿Cuántos quieren estar plenamente en su cuerpo-mente-espíritu de una manera sana? Yo tengo un número. Lo compararé. Espera. Escribiré el mío. (Risas cuando escribe un número y luego lo esconde).
PEGGY: Yo diría cero.
ADAMUS: ¡Cero!
PEGGY: Sí…
ADAMUS: Oh, tú eres más pesimista de lo que yo soy. (Risas).
PEGGY: … que en realidad se presentan esperando que alguien más cuide de ellos.
ADAMUS: Sí. Y aunque estamos bastante cerca, yo digo tres por ciento. Tres por ciento de la gente en tu ámbito – aproximadamente el tres por ciento sí quieren realmente un reacondicionamiento mayor, un cambio mayor. Y tú dices cero, mmm. Sí, gracias, querida.
Entonces, solo por eso, recibes hoy uno de nuestros premios Adamus preparados especialmente por…
LINDA: Steven.
ADAMUS: Steven, y – uno de muchos – “Elige”. Gracias. (La audiencia aplaude cuando Adamus le entrega un letrero de metal que dice “Elige”).
Tengan por sabido que todos se van a ir de aquí con un regalo. Me siento como Oprah (N. de T: conductora en la TV norteamericana). (Risas). Vean afuera. ¿Hay autos ahí afuera? ¿Autos nuevos?
Entonces sí, aproximadamente el tres por ciento quieren en verdad alguna sanación. Imaginen cómo sería si la gente empezara a entrar a la oficina del doctor y dijera: “Oiga doctor, quiero sanación. ¿Es con eso con lo que me va a ayudar? Quiero cambiar”. No sucede muy a menudo.
Entonces aquí adentro está la desestructuración. Hay makyo que es puesto al fuego que de hecho mantiene el proceso en marcha, lo mantiene caliente pero luego los humanos tienden a… oh, puedes apagar esa cosa infernal (un ventilador). Debería ser CD (N. de T: corriente directa) no CA (N. de T: corriente alterna). ¡Las vibraciones de esto! (A Linda) ¡Estoy sorprendido de que no te haya vuelto loca! (Risas cuando ella hace una mueca).
LINDA: Podría ser una linda distracción.
ADAMUS: Así que… veamos que hay ahí detrás de la puerta número uno. (David está tratando de apagar el ventilador). ¡No lo puedo creer!
Así que, esto es por lo que ustedes han estado pasando. Gracias a dios que han terminado con ese proceso. Un poco de residuo, pero han acabado con ello. Agradézcanse a sí mismos por ello
Entonces llegas a la zona aquí. Sí, date a ti mismo un aplauso. (Muchos aplausos y vítores de la audiencia) Y sabes que lo hermoso de lo que diseñaste aquí es que no puedes dar marcha atrás. No puedes dar marcha atrás. Esa es la belleza de ello. Algunos de ustedes le temen a eso, pero no pueden regresar a ello. Y si lo hacen, yo estaré ahí. Yo estaré ahí manteniéndolos afuera.
Entonces entras a esta hermosa zona aquí (X) y varias cosas distintas ocurren. Una, hablábamos de ahmyo. Ahmyo es esa confianza. Aquí adentro comienzas a aprender cómo confiar absolutamente en ti mismo. Se lleva un ratito. No sucede de la noche a la mañana, pero aprendes, como Linda y Roy aprendieron, que eres el único que tienes. Y esa es la belleza. Ese es el secreto. Ese es el misterio de la vida. Tú eres el único. Ahora bien, ¿qué vas a hacer con ello? ¿Odiarte a ti mismo? ¿Rechazarte a ti mismo? ¿Aborrecerte a ti mismo o amarte a ti mismo? De hecho, en realidad no tienes mucha opción, ¿o sí? Se trata de tú finalmente amándote a ti mismo.
Un ser solo puede odiarse a ellos mismos o negarse a ellos mismos por un tiempo – unos cuantos millones de años y eso es todo (risas) – y luego tiene que ser acerca de aprender a amarse a ellos mismos. Puedes prender eso. Se nota que te está afectando.
LINDA: Oh, eres tan dulce. Tienes unos momentos tan dulces. (David vuelve a prender el ventilador).
ADAMUS: De manera que aprendimos sobre ahmyo, esa confianza en ti mismo. Ustedes aún están aprendiendo acerca de ahmyo, acerca de la belleza, la gracia. Ahmyo es un estado de ser tan grácil en que no tienen que preocuparse por nada. Oh sí, aún está el mundo exterior allá afuera. Todavía está su familia y trabajos, pero de pronto incluso eso se transforma. De buenas a primeras, sencillamente no es la gran cosa. De repente, las energías están fluyendo. Oh, hablaremos más acerca del flujo de energía el próximo mes – whww – cómo las energías están constantemente arremolinándose. Cómo algunos días ustedes son golpeados por ellas, atacados por ellas, pero ya no lo necesitan. Es una danza hermosa y grácil de ahmyo (ondea con las manos). ¿Sienten eso?
LINDA: Mm hmm.
ADAMUS: ¡Ah! ¿Lo sientes?
LINDA: Mm hmm.
ADAMUS: No hice nada (riendo entre dientes) lo hice.
Así que hablamos sobre ahmyo. Hablamos sobre el destino. Sí, estoy haciendo un repaso, lo siento. Algunos de ustedes allá afuera están diciendo: “¿No va a darnos algo nuevo el día de hoy?”. Sí, al mero final. Me estoy encaminando a ello, pero este repaso es importante. Han pasado por tanto este año, más de lo que nosotros – Metatrón, algunos de los otros, yo mismo, del Concejo Carmesí – pensamos que seríamos capaces de hacer. Verdaderamente han pasado por más, así que brindar este fin de año el reporte final que resume todo, es bueno. Entonces, destino y propósito – o el hecho de que no existe destino y propósito.
De hecho estuve muy complacido, cuando planteábamos el concepto, de que no hubo más rebelión, de que no hubo más revolución, puesto que quitar el destino de alguien, es como quitarle su frazada favorita. Quitar su propósito es básicamente quitar todo el contenido makyo en su vida.
Los humanos son, en general, adictos al propósito, a las metas. ¿Cuántos de ustedes han estado en el mundo corporativo y tenían metas, y tenían sus agendas y tenían sus cronogramas? Esa es una manera artificial, muy limitada de hacer las cosas. Algunos de ustedes han sido entrenados en objetivos. Lamento eso. Pero en la vida real no hay objetivo. No hay propósito aparte de ser – la alegría de ser.
Yo no tengo objetivo o propósito. Si mañana este grupo se disuelve, me reiría todo el camino de regreso a mi Tercer Círculo. ¿Por qué? Porque disfruté estar aquí con ustedes. Yo no tengo un objetivo. No hay agenda en esto. En el otro lado no estamos al tanto de los números. ¿A cuántos convertí? ¿Cuántos ascendieron? ¿Cuántos cometieron suicidio? ¿Cuántos se volvieron locos? (Risas). Nosotros no guardamos esos registros. Para cualquiera de ustedes en sus vidas o en sus negocios, desháganse de las metas. Yo sé, el pobre de Cauldre sencillamente va a atragantarse en un minuto, pero no, de veras. No necesita haber objetivos. Proyectos, cosas a las que se les echan encima, cometidos, cosas que están haciendo solo porque sí, solo en aras de ser, solo porque les da gran alegría. Solo porque sí.
Entonces, pasar por este último mes, y decir que no tienen que tener propósito a fin de existir… Ustedes existen de cualquier manera. La conciencia moderna dice que tienen que tener algún tipo de propósito para ser merecedores de existir. Para nada. Para nada. Solo en aras de existir. Solo por estar aquí.
Así que hablamos ahora de, cuando están en esta zona, cuando están abrazando el ahmyo, están soltando el destino y el propósito, entonces hay algo más. Utilizamos la palabra “infusión”. Hablamos de respirar hacia dentro de un objeto. Hablamos de inhalar.
Sha-dhar
De hecho hay una manera más fiel para describir eso (él escribe) Sha-dhar. Sha-dhar. ¿Resuena eso? Sha-dhar. Es una palabra antigua. Se remonta a… incluso es pre-atlante. Antigua, antigua. Uno de los sonidos originales – sha-dhar – y significa traer a la vida, traer vida a la vida. Y debería sonar familiar, o en todo caso sentirse familiar, porque ustedes han estado haciendo eso desde que han estado aquí. Respirándote a ti mismo, infundiéndote a ti mismo en tu vida – has estado haciendo eso desde que has estado asumiendo la forma física.
Un ser físico es algo mágico en sí mismo. (Hace una pausa, mirando a alguien que dice: “Estoy escribiendo Sha-dhar”) (Risas) Bueno, bueno. Solo quiero asegurarme de que no estaban tratando de usar los teléfonos celulares.
Entonces vida a la vida, respirando vida a la vida y dejándote a ti mismo finalmente participar plenamente en tu vida. Es una palabra que nos gustaría resucitar, traer de regreso.
Les hablamos anteriormente de conectarse con sus Pakauwahs. Esa es una forma de sha-dhar. Hablamos hace varios meses de tomar un objeto – cualquier objeto, algo de su cartera, algo de su casa, sus llaves del coche, cualquier cosa – e infundirte a ti mismo en ello. ¿Por qué? Porque han estado haciendo tanto trabajo interno, han estado en el capullo por los últimos cinco, 10, 20 años haciendo el trabajo interno; es hora de manifestarlo. Han estado haciendo esa profunda zambullida interior. Y mientras lo estaban haciendo, esta parte de ustedes de la que Tobías habló hace años, esta parte de ustedes que salió del Hogar – recuerden en el Viaje de los Ángeles, una parte de ustedes salió del Hogar y se convirtió en una expresión externa; una parte de ustedes entró a su propio capullo en los otros reinos – ustedes han terminado con eso en los otros reinos y aquí en la Tierra. Ya no necesitan hacer eso. No tienen que hacerlo.
Entonces lo que sucede a continuación es que hay una tendencia natural a estar en armonía con su propio sha-dhar, la habilidad de respirar vida a la vida, a su vida. Qué fascinante concepto – respirar vida a su vida. Muchos de ustedes estaban tratando de exprimir vida fuera de su vida y entumecerse, negando la vida. Ya llegamos al punto de respirar vida a la vida.
Con eso, me gustaría agasajarlos a todos ustedes con un pequeño recuerdo de la temporada de fiestas. Y Linda de Eesa repartirá los regalos con la ayuda de…
LINDA: David McMaster
ADAMUS: David.
LINDA: Hay suficientes para cada lado del salón.
ADAMUS: Es en efecto un premio Adamus (N. de T: letreros metálicos) o una espada (N. de T: broches). Todos reciben uno. (La audiencia aplaude).
(LOS REGALOS SON ENTREGADOS)
Recuerden lo que hablamos hace tiempo, una espada. Una espada es un corazón boca abajo (N. de T: como las espadas en el juego de barajas). O un corazón, más bien, es una espada boca abajo. El corazón orientado hacia abajo significa el descenso a la materia, venir a la Tierra dentro de la forma biológica. La espada – ascensión, elevación – elevarse de vuelta. De hecho se combinan, puesto que ustedes tienen la experiencia de venir a la Tierra y ahora la experiencia de ir más allá. Por lo tanto tienen ambos.
Así que antes de que se los pongan, me gustaría que los sostuvieran en su mano y hagamos lo de la vida a la vida. Saben, esto es probablemente una de las cosas más satisfactorias o gratas para un creador; tomar algo y respirar su vida en ello, traerlo a la vida – un objeto inanimado, una espada de metal, lo que sea – aquí es donde se pone divertido, Shaumbra. Trayéndolo a la vida.
Ustedes están acostumbrados a crear cosas al parecer de una manera procesada, de una manera mental. Arman sus planes de negocios, piensan sobre las cosas, se estresan bastante con ellas para traerlas a la vida. No tienen que hacer eso. Sí, todavía van a tener que pasar por algunas de las funciones humanas, pero en la energía medular, es respirar vida a la vida.- sha-dhar.
Entonces, si quieres, toma este regalo – ya es tuyo, ya es tuyo – y permítete respirar vida en él.

Sígueme en Facebook

Lea:   Grupo Arcturiano: "Amplifica nuestras transmisiones"

Sabes, cuando digo “respira”, no tiene que ser a través de tu boca o nariz. Es la infusión. Es una emisión de ti mismo en ello. No pierdes una sola cosa cuando haces esto, Kathleen. Nada de Kathleen se pierde. Esa es la belleza de ello. Recuerda eso. Nada se pierde. Cuando te infundes a ti misma en algo más – nota que no dije alguien más; dije algo más – cuando te infundes en eso, no te quita nada. Tu Cuerpo de Conciencia retiene el mismo equilibrio, el mismo grado de energía y conciencia en forma simultánea. De manera que no estás teniendo un escape cuando haces esto.
(N. de T: dirigiéndose a la audiencia). Así que déjate a ti mismo respirar vida a la vida. Respírate a ti en esas cosas a tu alrededor. Solamente es una cuestión de abrirte.

(Pausa)
Ese flujo viene de tu corazón, de tu Cuerpo de Conciencia, de una manera jubilosa, grácil. Él solamente ejecuta la danza.
(Pausa)
Solo es esta piececita de metal, conformada como una espada, pero algo está sucediendo aquí.
(Pausa)
Así es como fue creada la Tierra – los ángeles respirando vida a la vida, ustedes viniendo acá respirando vida a la vida. Se atascaron ahí por un largo tiempo, se pusieron realmente mentales, se atascaron mucho, mucho. Por eso este desequilibrio mental es tal pasión mía. Hay tantas energías atascadas. Estamos yendo más allá de la mente. La mente será una parte del viaje, pero tomará su propio nuevo nombre y su propia nueva forma, su propia nueva manera de trabajar con las cosas. Dejen que su resplandor sea parte de esa espada.
Algo interesante sucede aquí. Dos cosas suceden. Primera, esa espadita llega a la vida. No necesariamente obtiene brazos y piernas y empieza a bailar en su pecho, mas llega a la vida. Ya tiene su propio resplandor, su propia esencia. Algunos de ustedes puede que lo hayan llamado energía, pero ahora asume los atributos de ustedes – la vida de ustedes – e irradia eso. Lo mismo que llega de ustedes, llega de esa espadita.
La segunda cosa que sucede, cuando eres valiente y te dejas a ti mismo jugar con tus propias energías, ello lo pone nuevamente en movimiento. Lo saca del atascamiento, y los hace a ustedes comenzar a ver y sentir y recordar como es realmente ser un creador – vida a la vida. Entonces no están tratando de tomarlo de alguna parte allá afuera. No están tratando de obtenerlo de otras personas o comida o dinero o poder o ningún otro sitio. De buenas a primeras se dan cuenta, “¡Guau! Estaba aquí. Estaba aquí mismo, Todo lo que necesitaba hacer es desencadenarlo. Todo lo que necesitaba hacer es dejarlo fluir”, de una no estructurada, no… casi podrían decir no dirigida – sí, esa es una buena palabra, no dirigida manera de dejarlo salir.
La primera cosa que puede estallar en algunas de sus cabezas: “¿Voy a abusar de este poder?”. Absolutamente no. Dejen de hacerme esa pregunta. No van a abusar. No pueden. No lo harán. Ese es un miedo viejo, y en realidad es una excusa makyo para no ser un creador. “¿Voy a abusar del poder?”. No.
Ante todo, en realidad nunca lo hicieron, y en segundo lugar, su conciencia ya es tan diferente de lo que fue atrás a la sazón. No van a abusar, así que déjenlo salir valientemente y sin temor. Cuando lo hagan, ah, se van a sentir mucho mejor. Se van a sentir como que han estado espiritualmente constipados por un largo tiempo, y ahora lo están dejando hacerse accesible. Cuando lo hagan, entenderán realmente de lo que estamos hablando con la magia.
Continúa …

Menú de cierre

Send this to a friend