15 Palabras Que Nadie Dice

15 Palabras Que Nadie Dice
Un mensaje de Dios canalizado por Neale Donald Walsch

8 de diciembre, 2007

 

Mis Queridos Amigos… La semana pasada, en este espacio hablé de 15 palabras que nadie puede decir – nadie, por lo menos, en los lugares de poder real y de influencia en el mundo espiritual, político, comunidades empresariales. Esas 15 palabras…

 

Todos somos uno.
Nuestra manera no es la mejor,
la nuestra sólo es otra manera.

 

Esto se llama, en el cuarto de los libros Conversaciones con Dios (titulado Amistad con Dios), “el Nuevo Evangelio”. En ese libro tiene lugar un diálogo, en el que le pregunté a Dios por qué es tan difícil para las religiones de la humanidad y otras instituciones abrazar una verdad tan simple y maravillosa.

Al inicio de ese diálogo pregunté: “¿Pueden todos tener una amistad con Dios?” El diálogo continuó, con Dios respondiendo…

 

Todos.

 

¿Independientemente de sus creencias, independientemente de su religión?

 

Independientemente de sus creencias, independientemente de su religión.

 

¿O la falta de religión?

 

O la falta de religión.

 

Cualquiera puede tener una amistad con Dios, en cualquier momento, ¿no es verdad? Todos ustedes tienen una amistad con Dios. Algunos de ustedes simplemente no lo saben. Como ya lo he dicho.

Sé que nos repetimos aquí, pero quiero asegurarme, quiero dejar absolutamente cierto, que lo tengo correcto. Acabas de decir cómo a veces no captamos todo completamente exacto, y esto es algo que quiero captar con la mayor exactitud que pueda. Quiero que no haya error acerca de esto. ¿Estás diciendo que no hay un “camino correcto” hacia Dios?

 

Eso es lo que estoy diciendo. Exactamente, precisamente, inequívocamente. Hay miles de senderos hacia Dios, y cada uno te lleva allí.

Así podemos, por fin, terminar con “lo mejor” acerca de Dios. Podemos dejar de decir que “el nuestro es el mejor Dios”.

 

Sí, pueden. ¿Pero lo harán? Esa es la pregunta.

 

Requerirá que renuncien a sus ideas de superioridad, y ésa es la idea más seductora que los seres humanos han tenido alguna vez. Ha seducido a toda la raza humana. Ha justificado la masacre de miembros de su propia especie, y todas las otras especies de seres sensibles en su planeta.

Este solo pensamiento, esta sola idea que tienen, que de alguna manera son mejores que alguien más, ha causado toda angustia, todo sufrimiento, toda crueldad, toda inhumanidad que se han infligido uno al otro. Has tocado antes este punto. Y al igual que muchas otras observaciones que he hecho contigo en este diálogo, lo haré una y otra vez.

Lea:   Jesús: "Ábrete plenamente a la vida"

 

Este punto, en particular, quiero destacar ahora, en tales términos, con lenguaje tan claro y específico, que nunca lo puedan olvidar.

 

Porque a través de los tiempos los seres humanos Me han preguntado, ¿cuál es el camino hacia un mundo más perfecto? ¿Cómo podemos vivir juntos en armonía? ¿Cuál es el secreto para lograr una paz duradera?

 

Y a través de los tiempos les he dado la respuesta. A lo largo de los años les he traído esta sabiduría, miles de veces en miles maneras. Sin embargo, no han escuchado.

Ahora lo declaro una y otra vez aquí, en este diálogo, en un lenguaje tan claro que nunca más lo puedan ignorar, sino que lo entenderán completamente, y lo internalizarán tan profundamente, que de aquí en adelante y por siempre rechazarán cualquier sugerencia de que un grupo de ustedes de alguna manera es “mejor” que otro grupo de ustedes.

Otra vez digo: pongan Fin a Mejor.

Pues éste es El Nuevo Evangelio:
No HAY ninguna Raza Suprema.
No HAY ninguna Nación Más Grandiosa.
No HAY Una Religión Verdadera.
No HAY ninguna Filosofía Intrínsecamente Perfecta.
No HAY ningún Partido Político Siempre Correcto,
Sistema Económico Moralmente Supremo,
o Un Único Camino al Cielo.

Borren esas ideas de su memoria.
Elimínenlas de su experiencia.
Erradíquenlas de su cultura.
Pues estos son pensamientos de división y separación,
y se han matado entre sí por estos pensamientos.
Sólo la verdad que aquí les doy los salvará:
TODOS SOMOS UNO.

Lleven este mensaje a lo largo y ancho, a través de los océanos y continentes, alrededor de la esquina y alrededor del mundo. Yo lo haré. Donde sea que vaya, y donde sea que esté, lo diré alto y claro. Y con esta declaración del Nuevo Evangelio, disipen para siempre la segunda idea más peligrosa en la cual los seres humanos han basado sus comportamientos: el pensamiento de que hay algo que tienen que hacer para sobrevivir.

No hay nada que tengan que hacer.
Su supervivencia está garantizada.
Es un hecho, no una esperanza.
Es una realidad, no una promesa.

Usted siempre han sido, son ahora, y siempre serán.

Visita Wadie.com

La vida es eterna, el amor es inmortal, y la muerte es sólo un horizonte.

Escuché esa línea en la letra de una maravillosa canción grabada por Carly Simon. Creo que ella sacó la letra de un poema, un verso libre que leyó en alguna parte.

Lea:   Jesús: "Ábrete plenamente a la vida"

¿No te he dicho que me comunicaré contigo de muchas maneras -un artículo en una revista de hace tres meses en un salón de belleza, un comentario casual de un amigo, la letra de la próxima canción que escuches?

Es a través de estas continuas “conversaciones con Dios” que te envío mi mensaje eterno: tu supervivencia está garantizada.

La pregunta no es si vas a sobrevivir, sino ¿cuál será tu experiencia mientras estás sobreviviendo?

Estás respondiendo esa pregunta ahora, en lo que llamas “esta vida”, y lo que llamas la próxima. Pues lo que experimentes en la “próxima vida” sólo puede ser un reflejo de lo que has creado en “esta vida”, porque, en verdad, sólo hay Una Vida Eterna, con cada momento creando el siguiente.

Y así creamos nuestro propio cielo, y nuestro propio infierno! Sí, ahora mismo y por siempre. Sin embargo, una vez que está claro que tu supervivencia no está en cuestión, puedes dejar de preocuparte por cuál de ustedes es “mejor”. No tienes que castigarte para siempre, luchar para “llegar a la cima”, o destruir a otros para asegurarte de que eres uno de “los más aptos”. Y así, por fin, puedes “salirte del infierno”. Literalmente.

Ven entonces. Únete a Mí ahora en una profunda amistad. Aquí te he dado los pasos. Y he compartido contigo las Actitudes de Dios que cambiarán tu vida.

Ven pues. Sal del “infierno”. Trae la bendición y la alegría y el cielo. Pues tuyo ES el reino, el poder y la gloria, por siempre. No te diría esto si no fuera así.

En otra parte de este impresionante diálogo, Dios me dijo…

Ve, pues, y enseña a todas las naciones, propaga por todas partes el Nuevo Evangelio:

TODOS SOMOS UNO.
NUESTRA MANERA NO ES LA MEJOR,
LA NUESTRA SOLO ES OTRA MANERA.

Díganlo no sólo desde sus púlpitos, sino desde los salones de sus gobiernos; no sólo en sus iglesias, sino en sus escuelas; no sólo a través de su conciencia colectiva, sino a través de sus economías colectivas.

Haz tu espiritualidad real,
Aquí Mismo, Ahora Mismo,
en la tierra.

 

Copyright © Neale Donald Walsch. Todos los derechos reservados.

 

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Comparte con un amigo