Alejandro Colli,. estuddiante de 18 años de la carrera de ingeniería es un héroe sin capa, pues se dedica desde hace un tiempo a imprimir patitas de plástico y las regala a los perros que la necesiten.

La idea la inició al terminar su secundaria de la escuela Stella Maris en Lemus, Argentina.

Sus fotos se han viralizado rápidamente en la red social Twitter, compartiéndose miles de veces,

Alejandro armó su impresora con tutoriales de YouTube y aunque no se tomaba en serio la herramienta, después se dio cuenta de todo lo que podía hacer con ella.

«Gente, estoy realizando sillas de ruedas para perros con impresión 3D. Para todos los tamaños y pesos. Solo pido RT para poder llegar a todos los casos posibles», el posteo en twitter tuvo mucho éxito y llegó a ser compartido por más de 100 mil personas.

Alejandro sigue trabajando en más proyectos y muchas de sus ganancias se destinan a la compra de recursos para seguir creando prótesis para más perritos.

‘’Ya llevo más de 50 piezas entregadas, tanto en el país, como en Panamá, México, Colombia, y Chile. Hoy me estoy centrando más en sillas de ruedas adaptables, que son las más difíciles de hacer y más costosas porque requieren de un incursión para toda la columna vertebral. El dinero lo utilizo para el arreglo de máquinas y la compra de los materiales, que es lo menos costoso. Aunque la devolución actual del dólar encareció todo’’.

 

También en soyespiritual.com:   Estos son los pasos para entrar a la lotería de residencias permanente de Estados Unidos

Suscríbete al boletín y recibe de regalo el libro "Tu Deseo y la ley de atracción"

Cerrar menú

Comparte con un amigo