Canguro rescatado no puede dejar de abrazar a los voluntarios que le salvaron la vida

Al igual que los seres humanos, los animales también tienen sentimientos, no hay duda de ello. Especialmente cuando se trata de quienes los cuidan, o de más personas que les salvaron la vida. Y probablemente el mejor ejemplo es la historia de Abigail, uno de los animales rescatados más cariñosos del mundo.

Cuando sólo tenía unos meses de edad, la pobre canguro perdió a su mamá. Es cuando llegó al Santuario de Canguro Alice Springs en Australia. Aquí fue recibida con los brazos abiertos y mucho amor por los voluntarios. Por supuesto, la pequeña respondió con la misma moneda y ahora, diez años después, abrazar a quienes la rescataron y la cuidaron se convirtió en parte de su rutina diaria.

Debido a su actitud amistosa y encantadora, Abigail se ganó el título de «Reina» del santuario. Y ahora, todo el personal del centro comienza su día con un cálido abrazo de Abi.

«Abi se crió de un joey con Roger y Ella… Abi vino a mí como una huérfana de 5 meses y estaba bastante destrozada con cortes y rasguños. Abi se ha convertido en una niña muy saludable de 7 años, y es mi único canguro que se acerca y da un gran abrazo de rugby. Abi también tiene un color inusualmente claro y creo que es muy hermosa», escribió el Santuario Alice Springs en su página de Facebook.

También en soyespiritual.com:   Este héroe entró al fuego para salvar a los koalas

Suscríbete al boletín y recibe de regalo el libro "Tu Deseo y la ley de atracción"

Cerrar menú