El Consejo de la Ciudad de Atlanta acaba de votar a favor de transformar más de 7 acres de propiedad vacía en el primer bosque de alimentos del estado de Georgia. La medida, que allana el camino para el mayor bosque de alimentos del país según la concejal Carla Smith, fue aprobada el lunes pasado tras una votación unánime.

El bosque urbano de alimentos estará disponible de forma gratuita e incluirá árboles comestibles, arbustos y viñas, además de los tradicionales huertos comunitarios, así como senderos para caminar, espacios públicos de reunión y otras características.

«Es como ir a un parque y recoger moscadines de un arbusto», dijo Smith.

El terreno, actualmente propiedad de la agencia ambiental The Conservation Fund, será vendido a la ciudad de Atlanta por $157,384.00. La agencia estaba en posesión de la tierra después de que fue abandonada debido a un negocio fallido.

bosque urbano de alimentos

Según The Atlanta Journal-Constitution, «El Bosque Urbano de Alimentos en Browns Mill ha estado en funcionamiento desde noviembre de 2016, cuando la ciudad aceptó una subvención de 86.150 dólares del Programa de Bosques Comunitarios y Espacios Abiertos del Servicio Forestal de EE.UU.».

El Departamento de Parques y Recreación de Atlanta supervisará la propiedad y Trees Atlanta, mantendrá el Bosque Urbano de Alimentos. Trees Atlanta ha asegurado $121,500.00 en fondos y planea emplear a dos trabajadores a tiempo parcial, incluyendo un guardabosques y un educador de la fuerza laboral de la comunidad.

Los planes para el bosque urbano de alimentos se ajustan a la meta de la ciudad de «fortalecer la economía alimentaria local para asegurar que el 85 por ciento de los residentes de la ciudad estén a media milla del acceso a alimentos frescos para 2021». Según la medida, «los parques, los espacios verdes y la recreación son parte integral del tejido de la ciudad de Atlanta».

También en soyespiritual.com:   Mujer enferma rifa su auto para pagar su cirugía y el ganador le devuelve el premio

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el 36 por ciento de Atlanta fue clasificado como desierto alimenticio en 2017 y una cuarta parte de los residentes de la ciudad deben viajar más de media milla para comprar productos frescos.

Esperemos que Atlanta sea la primera de muchas ciudades que presionan por una legislación que se enfoca en el bienestar de sus residentes y transiciones de tierras vacías a espacios productivos que beneficien a la gente. Con muchos estadounidenses viviendo en áreas clasificadas como desiertos de comida, sólo tiene sentido promover legislación como la Ordenanza 19-O-1251 de Atlanta para hacer uso de las tierras vacías que salpican los paisajes urbanos de Estados Unidos.

Cerrar menú

Comparte con un amigo