BOLETÍN SEMANAL URIEL HEALS

**

Julio 23, 2007

El Proceso de Sanación de la Humanidad

**

Los Mensajes de Esta Semana:

  • Vivir en Plenitud
  • ¿Qué hay que quitar?
  • Mensaje del Arcángel Uriel: ¿Por Quién Oran?
  • Los Niños de Hoy: Los Preocupados Índigo

**

¡Bendiciones a Todos Ustedes!

El artículo de julio está publicado en inglés en el sitio Web Uriel Heals y el mensaje de este mes habla sobre lograr la plenitud espiritual. Llegamos a este estado cuando aprendemos a mezclar nuestra espiritualidad y humanidad y es así como creamos el cielo en la tierra. El artículo de esta semana hablar sobre cómo podemos vivir en plenitud espiritual. El mensaje del Arcángel Uriel habla sobre la importancia de orar por los demás. El artículo de los Niños de Hoy de esta semana habla sobre cómo los adultos y los jóvenes Índigo se preocupan y de lo que se preocupan.

¡Disfruten el boletín de esta semana!

**

Vivir en Plenitud

Nuestra vida es un viaje espiritual de sanación y aprendizaje a niveles emocional, mental, energético y espiritual. Hasta que elegimos unir esos aspectos de nuestro ser podemos sentirnos desconectados, separados y confundidos. Unirlos se logra a través de elegir la plenitud espiritual, la cual es nuestra voluntad de vernos como seres multifacéticos y multidimensionales y sobre todo seres espirituales teniendo una experiencia humana.

Cuando todos los aspectos de nuestro ser emocional, mental, energético y espiritual trabajan juntos nuestra vida es un viaje de descubrimiento. Entonces cada una de nuestras experiencias de vida, incluso las dolorosas o difíciles, ya no son misteriosas o confusas. Podemos preguntarnos por qué elegimos esa lección y mirarla de diferentes niveles, qué emociones estuvieron involucradas, cuáles fueron nuestros pensamientos, cómo funcionaron juntas nuestras vibraciones energéticas y aquellas de las personas y situaciones, y qué contribución fue hecha a nuestro crecimiento espiritual. La plenitud espiritual no removerá nuestras lecciones de nuestro camino pero las hará mucho más fáciles de procesar y trabajar.

La plenitud espiritual nos beneficia como individuos porque cuando estamos espiritualmente completos no podemos vivir en el miedo. El miedo existe cuando nos sentimos impotentes y no estamos seguros de nosotros mismos y de nuestro futuro. Pero cuando hacemos la elección de estar completos espiritualmente lo hacemos en reconocimiento de nuestro poder y de nuestra conexión a la Fuente, lo cual remueve el miedo de nuestra experiencia. No podemos estar en el miedo y estar parados en nuestro poder al mismo tiempo. Esta elección es una aceptación de quienes somos y eso abre las puertas a todo lo que podemos llegar a ser, hacer y tener.

A una escala más grande, cuando cada uno de nosotros elige volverse espiritualmente completo creamos esta posibilidad para toda la humanidad. Imaginen un mundo en el que todos entendieron y se conectaron con su poder. Imaginen un mundo en el que el enfoque estuviera en la paz, la abundancia, la alegría y el amor incondicional, en donde todos estuvieran enfocados en crear la mejor y la más maravillosa realidad para sí mismos y después crearan esto para todos los demás. Verdaderamente tendríamos el cielo en la tierra, lo cual vinimos a hacer aquí. Esto no solamente es posible, sino que está sucediendo. El 17 de julio millones de personas se unieron para ?encender la rejilla?, lo cual fue un ejercicio de sanación, del poder de la intención y mostró la voluntad de las personas de todo el mundo para difundir y trabajar con la luz. La energía ara crear el mundo en el que queremos vivir está ahí, imaginen una plenitud espiritual de su vida, mantengan la energía y ayuden a agrandar esta energía para el mundo.

**

¿Qué hay que quitar?

Trabajé por muchos años como gerente de proyectos en la industria tecnológica. La mayoría de los proyectos en los que trabajé fueron grandes y afectaron a muchas personas, así que un resultado exitoso era crítico. Un gerente con el que trabajé por varios años siempre tenía una junta de proyecto final durante la cual el hacía la siguiente pregunta: ¿qué hay que quitar de este proyecto? Bueno o malo, él creía que cada proyecto proporcionaba información valiosa que podría ser usada en el futuro. Así que pasábamos horas revisando los puntos buenos y malos del proyecto en una base individual y grupal. Era un ejercicio útil, aunque a veces difícil, que era útil e informativo.

Si vemos nuestras experiencias de vida en base a dos criterios, si fallamos o tuvimos éxito, estamos negando una oportunidad para aprender información valiosa sobre nosotros mismos y los demás. Si fallamos tendemos a sentirnos mal sobre la situación y esperamos que no suceda de nuevo. Si tenemos éxito podemos preguntarnos si tuvimos suerte y esperar tener buena suerte en el futuro. Ambas situaciones nos proporcionan información que podemos usar para avanzar a lo largo de nuestro camino espiritual. Ya sea que sintamos que algo funcionó o no, queriendo decir que tuvimos el resultado que esperábamos o no, cada situación puede proporcionarnos una riqueza de información que podemos usar en el futuro.

¿Algo no funcionó como lo esperábamos? ¿Es eso una falla? Quizá tuvimos demasiadas expectativas, o no las suficientes. Quizá esperábamos que algo llegara para nosotros y no fue así. Quizá ellos hicieron lo mejor que podían. Si tuviéramos éxito, ¿celebramos nuestro éxito o lo pasamos como una suerte que puede no repetirse? ¿Qué hicimos, pensamos o creamos que podemos usar nuevamente en el futuro? ¿Qué habilidades, talentos o dones usamos o aprendimos que teníamos para crear el éxito? De cualquier forma, ¿qué hicimos para crear la situación y el resultado y cómo podemos evitarlo o repetirlo en el futuro?

En cada situación de vida, ya sea que fue un éxito o una falla, encontrar lo que hay que quitar, es un forma de aprender sobre los regalos que cada experiencia tiene para nosotros. Cada una de nuestras experiencias de vida es valiosa y significativa, cada una es una oportunidad de aprendizaje que mantiene información valiosa para el futuro. Y sabemos que lo que no aprendamos se repetirá hasta que lo hagamos. Encontrar lo que hay que quitar nos ayudará a entender más sobre nosotros mismos, las relaciones y las situaciones que atraemos, lo que creamos en nuestra realidad y por qué y nos ayudará a crear la alegría, la abundancia y la paz que deseamos.

**

¿Por Quiénes Oran?

Mensaje del Arcángel Uriel a través de Jennifer Hoffman

Cuando oran, se reconectan con la Fuente y recuerdan quiénes son. La oración es una forma de comunicación con el reino espiritual, ya sea que estén pidiendo algo o expresando su gratitud por lo que han recibido. Pueden orar por cualquier cosa, en cualquier momento de acuerdo a sus necesidades. No necesitan esperar hasta que tengan la necesidad para orar; usen sus dones de oración para recordarse que nunca están solos y que siempre tienen acceso a sus conexiones espirituales. Pueden orar para sí mismos pero el regalo más grande que pueden dar a otro es orar por ellos.

¿Oran por aquellos que los lastiman y los persiguen a ustedes? Cuando oran por ellos reconocen su responsabilidad en la creación de esta situación. La oración es una forma de liberarla. Cuando oran por que ellos reciban sus bendiciones, encuentren la luz, encuentren la paz, le piden a la Fuente que se apodere de la carga de tratar con ellos. Cuando oran por aquellos que no son amables con ustedes o que no los honran, cambian la energía de sus interacciones de lo material a lo espiritual. Orar por ellos permite que la luz trabaje en la situación y cree sanación.

¿Oran por sus líderes, por aquellos que administran sus gobiernos y hacen sus leyes? Quejarse de los problemas solamente se enfoca en la energía negativa y en la oscuridad. Solamente la luz puede sanar la oscuridad. Oren por sus líderes para que acepten su divinidad, para que vivan en la luz, para que encuentren paz dentro de ellos mismos y que sus acciones sean divinamente guiadas. Oren por el mundo, por la humanidad, por todas las personas, por todo el mundo. Eso reconoce su conexión con todos y difunde la luz a incluso las esquinas más oscuras.

Cuando oran por los demás no pueden pedir lo que ellos no quieren para sí mismos. No pueden usar la oración para alterar el camino de vida de otros o para cambiar su comportamiento. Pero pueden orar por ellos y permitir que la luz trabaje en cada situación. Cuando oren, recuerden hacerlo por los demás. Es un regalo que pueden darles, uno que reconoce su conexión y su divinidad. Recuerden que todos ustedes son hijos de Dios, todos son parte de y están conectados con la Fuente y lo que pidan para ustedes lo piden para toda la humanidad. Oren por los demás como oran por ustedes y den al mundo el regalo de la luz, la paz y el amor incondicional.

**

Los Niños de Hoy

Los Preocupados Índigo

Todos los Índigo, adultos y niños, se preocupan por todo. El cómo esta preocupación se manifiesta difiere dependiendo de su edad pero afecta su comportamiento y el cómo interactúan con los demás. Ellos tienden a mantener sus preocupaciones para sí mismos y no las compartirán, incluso si se les pide. Si no son alguien que se preocupa por las cosas, descubrir lo que les preocupa a ellos les sorprendería porque no tendrá sentido para ustedes o involucra cosas en las que podrían actuar, en lugar de preocuparse por ellas. Parece que parte de ser un Índigo es tener la habilidad de preocuparse por todas y cada una de las incertidumbres de la vida. Y como con todo lo que los Índigo hacen, lo llevan a los niveles extremos y no siempre lo manejan bien.

¿Conocen a un adulto Índigo que sea adicto al trabajo, que siempre tenga miedo de no ser capaz de pagar sus cuentas, ahorrar dinero, mantener su trabajo, administrar su vida? Ellos hacen esto porque están preocupados y creen que trabajando el doble de duro les hará el doble de bien. ¿Cómo manejan sus preocupaciones? Ellos pueden gastar todo su tiempo en el trabajo o en el gimnasio, bebiendo, usando drogas o comprometiéndose en otro comportamiento adictivo. Su preocupación puede hacerles enojar, puede hacer difícil conversar con ellos y preocuparlos.

¿Conocen a un joven Índigo que camina con un ceño fruncido en su cara, que siempre parece distraído y con quien es difícil hablar? Ellos también están preocupados por su vida, cómo encajarán en ella, cómo encontrarán su camino y cómo se desarrollará su futuro. Pueden manejar su preocupación trabajando muy duro o no haciendo nada. Y la generación de Índigos jóvenes es particularmente propensa a la adicción con drogas y alcohol y con frecuencia toma este camino cuando no pueden manejar el estrés en sus vidas.

Criticar y quejarse son enfoques que nunca funcionan con los Índigo. Encontrar soluciones preactivas, discutir alternativas y ser pacientes son formas de ayudarles a manejar y encontrar soluciones a sus preocupaciones. Esto es verdad tanto para los adultos y los jóvenes Índigo. Entender que se preocupan por su falta de confianza y que esto también es el por qué tienden a tener problemas con la motivación es útil para encontrar soluciones. Ellos necesitan apoyo para comenzar y para ayudarles a seguir avanzando. Ellos también necesitan apoyo para encontrar caminos nuevos o diferentes cuando lo que han elegido no funciona. Una vez que encuentren su camino y puedan creer en ellos mismos dejarán de preocuparse y encontrarán cosas por las cuales estar felices. Es un proceso que toma tiempo y es alcanzable.

Los contenidos tienen copyright © 2004-7 por Jennifer Hoffman. Todos los derechos reservados. Puede circular en forma completa o parcial siempre y cuando la nota completa del copyright sea desplegada, se den los créditos apropiados y no haya cobro por el mensaje.

Traducción: Xitlalli Contreras  xitlalli@templodelsol.com

Email del canal: healing@urielheals.com

Correo de Voz: 480-894-1675

Web www.urielheals.com


Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend