Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El peso de las emociones

emociones

Un conferencista levantó un vaso, y a la vista de todos lo comenzó a llenar con agua… Luego preguntó a su auditorio…  ¿Cuánto creen que pueda pesar este vaso, y por cuánto tiempo lo podrían sostener?… Las respuestas variaron desde luego… y después de hacer una pausa este respondió… Como ustedes sabrán, el peso no es importante y tampoco nos afecta, en tanto el tiempo que lo sostengamos sea breve.

El peso del vaso con agua no es un problema para nadie, pero cuanto lo sujetemos por más tiempo, nos resultará más difícil sostenerlo… Y continuó… Las emociones son como el agua que depositamos en el vaso de nuestro cuerpo… Si estas fluyen, no pasará nada. Pero si las retenemos por mucho tiempo, estas nos causarán gran dolor hasta enfermarnos. Recuerda entonces vaciar tu vaso todos los días, así todo podrá fluir y se mantendrá tu equilibrio.

Para que algo pueda fluir lo tenemos que soltar, pero también le tenemos que abrir la puerta por donde pueda salir… Este es un aspecto que no se debe perder de vista en la sanación emocional. Primero hay que abrir… encontrar la puerta, para que algo entonces se pueda liberar y fluir… “Abrir nos permitirá soltar”…“de nada nos serviría tratar de soltar algo, sino esto no tiene por donde salir, resulta absurdo”… Es por ello que en ocasiones los beneficios que recibimos de las terapias emocionales son temporales. Nos vemos en la necesidad de estarlas repitiendo o de buscar más alternativas. Es como si se tratase de una dosis de una cucharada de jarabe para la tos. No podemos vivir sin el frasco. Nos volvemos dependientes.

También en soyespiritual.com:   Cómo reconstruirse después de una relación emocionalmente abusiva

Esto sucede porque solo disolvemos los efectos de un bloqueo emocional, en tanto que la puerta del trauma sigue cerrada. Recreamos una falsa liberación. Las causas del bloqueo volverán a manifestarse con otros síntomas o los mismos. ¿Quién no se ha sanado de una cosa y después le aparece otra, o va haciendo una colección de enfermedades?

El trauma inconsciente, es una puerta cerrada que producirá bloqueos emocionales en tanto esta no se abra. Cuidémonos entonces de generar expectativas falsas de sanación. Hagamos consciencia en este sentido. Una cosa es disolver un bloqueo emocional que nos trae un beneficio reparador de cierto grado. Y otra dar con la causa del bloqueo emocional para que no se siga somatizando de diversas formas.

Evitemos el seguir cubriendo baches, y mejor busquemos por donde se desborda el rio. Así la carretera se mantendrá en óptimas condiciones para poder circular.

Generalmente se denomina trauma psíquico, a un evento que amenaza el bienestar o la vida de un individuo, así como a la consecuencia de ese evento en la estructura mental, física y emocional del mismo. Un trauma podemos entenderlo como la exposición a un suceso que representa una amenaza real, simbólica o figurada. Y este se apoya en la memoria cognitiva y biológica. Ambas contienen registros preexistentes, los primeros son conscientes y los segundos inconscientes.

La forma como se interprete cierto suceso, es lo que determinará el carácter y la fuerza del registro en nuestra memoria emocional. Una vez instalado se vuelve invisible para el yo mental, pero es altamente programante y determinante. Su acción se ejerce en segundo plano y nos puede afectar dramáticamente. Se manifestará con conflictos de diversa índole, ya sea por ejemplo a nivel de una crisis existencial, enfermedades, tragedias, infortunios, estados depresivos recurrentes. Ansiedad, neurosis, irritabilidad, tristeza o aflicción persistente.

También en soyespiritual.com:   Si experimentó abuso emocional cuando era niño, probablemente haga estas cosas de adulto

© Ari Shemoth

Servicios de Psicoterapia Energética. Descodificación Psicosomática y Transgeneracional (Árbol Familiar)

https://www.facebook.com/Psicoterapia.Energetica

Cerrar menú

Comparte con un amigo