Con los nuevos adelantos tecnológicos y el auge de las redes sociales, son cada vez menos los contactos físicos que tienen los jóvenes con los demás; incluso podríamos asegurar que las relaciones directas que se tienen con los adultos, se dan por situaciones de necesidad, más que por el establecimiento de una conversación o por mejorar los lazos sociales; pero sobre todo se ha perdido el contacto visual hacia el otro, de una u otra forma, los jóvenes siempre está con sus celulares, ipad, computadores y diferentes equipos electrónicos.

La frase “una mirada vale más que mil palabras” es precisamente la esencia de lo que les queremos compartir en Mis Curiosidades. Las diferentes relaciones en las que podemos establecer contacto físico-visual son las siguientes:

Relaciones sociales, Laborales, afectivas o emocionales y relaciones circunstanciales, que se dan en el momento en el que solicitamos una información o servicio a un extraño.

Y es que una mirada, nos puede decir mucho de la persona con la que estamos dialogando; nos indica:
La seguridad que posee la persona.
La confianza que se tiene a sí mismo y la que nos está brindando.
El estado de ánimo en el que se encuentra.
El grado de aceptación e importancia que le está dando al diálogo.
El nivel de atracción que siente por la persona que la mira.
El nivel de apertura que tiene la persona.
La capacidad y dominio del tema.
En ocasiones nos encontramos en situaciones intimidantes en las que; no nos atrevemos a mirar a los ojos a una persona y, con solo su mirada nos sentimos inseguros e incómodos. Y es precisamente por el manejo que le da esa persona a su mirada; no necesita alzarnos la voz, ni hacernos gestos; su mirada lo dice todo.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   12 pasos para crear tu brújula

mirada
Científicamente, está demostrado que la mirada fija, ejerce un poder de influencia en las otras personas, todo depende del objetivo que se pretenda alcanzar. Por ejemplo, si lo que quieres es agradarle a alguien para establecer una relación, lo mejor será que la mires claramente a los ojos.

Recordemos cuando nos han pedido que miremos a los ojos, al momento de asegurar algo; esto se debe, a que nuestra mirada nos delata. En el momento en el que estamos mintiendo las pupilas se dilatan y nuestra expresión es diferente. Claro está que algunas personas tienen más desarrollado este don que otras, por ejemplo las mujeres. Y otros como en el caso de algunos hombres lo utilizan muy bien para conseguir lo que desean.

Un estudio realizado por la Universidad de Aberdeen a cerca de las miradas y sus efectos en las conexiones emocionales de las personas, reveló, que las personas que resultan más atractivas para el sexo opuesto, son las que miran directamente a los ojos.

No obstante, no para todos, el manejo de la vista es un ejercicio fácil de utilizar. Pero no se preocupen, existen una serie de ejercicios fáciles que les ayudaran a mejorar esta  herramienta y que se encuentran recopiladas en el libro desensibilización progresiva del escritor Ellsberg que además, les ayudará a superar algunos temores con respecto a la socialización.

Deben empezar a hacer contacto visual progresivo, ya sea con un familiar o amigo y si es necesario, se le debe informar a la persona para que esta los ayude a ser más constantes.

Una vez se ha mejorado con el contacto visual progresivo, se puede realizar un contacto visual con extraños, pero la recomendación, es que esta no sea durante mucho tiempo, ya que la persona se puede sentir inseguro y empezará a realizarles preguntas.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   ¿Qué hacer en un mal momento?

Aprovechar las relaciones cortas entabladas con personas desconocidas para realizar un contacto visual prolongado, les ayudará a crear mayor manejo y control.
Con personas que les interesan o por las que sienten una atracción física, se puede utilizar el contacto visual profundo.
No le pierdas el hilo a tu mirada, practica los consejos que te dimos y verás que grandes resultados obtendrán después de un tiempo.

Menú de cierre

Send this to a friend