Cuando te niegas algo importante para ti

mujer

Estamos muy habituados a negarnos esas cosas que son importantes para nuestra vida, desde cambiar una pareja, dejar o cambiar un trabajo, elevar nuestros ingresos económicos con algún emprendiendo o darnos la oportunidad de hacer cualquier otra cosa que consideramos que nos haría bien.

Esta costumbre es solo eso, un hábito que hemos adquirido después de habernos educado bajo un sistema que nos ha influenciado para creer que no es posible escalar y obtener todo lo que queremos para nuestra vida. Desde muy pequeños se nos inculca, que no es posible conseguir todo lo que se nos pueda ocurrir. Nuestros padres, habiendo aprendido eso, son los primeros en seguir la tradición de llevar ese mensaje a sus hijos con la finalidad de evitarles malos momentos en la decepción de no poder conseguir cuanto se desee.

Hemos recibido enormes cantidades de mensajes que contradicen nuestra gran capacidad para crear las circunstancias que consideramos valiosas para nosotros y estos mensajes, que parecen inofensivos, en realidad modelan las vidas de mediocridad que alcanzamos, la que luego seguimos trasmitiendo como si fuera una verdad irrefutable.

Cierto es que, existen familias donde esta línea de enseñanza se encuentra casi superada, pero no podemos desconocer que aun son muchas aquellas personas que creen, sin poner en duda alguna, que el ser humano es un ser profundamente limitado y que tiene que adaptarse a lo que tiene en ese momento, sin esperar salir de su lamentable condición.

Si eso fuera verdad, el hombre no habría conseguido todos los adelantos que ha logrado conseguir en tan diversas áreas de la existencia. Si eso fuera verdad, las limitaciones y las privaciones nos harían felices. Obviamente, eso no es así.

Cada vez que nos negamos algo que es importante para nosotros, no solo nos negamos la posibilidad de conseguirlo y sentirnos bien con nuestra habilidad creadora, sino que además, creamos bloqueos de todo tipo en nuestro cuerpo mental, emocional y físico. Está muy claro que la sensación de escasez y de limitación es capaz de deteriorar la salud hasta el punto de enfermarnos y hasta morir.

Podemos concluir que estas falsas limitaciones no pueden ser correctas si con ellas nos debilitamos. Cada vez que enfermamos, es porque hemos estado sintiendo o pensado cosas que no están alineadas con nuestra naturaleza. Nuestra naturaleza es avanzar, desarrollarnos, crecer y crear lo nuevo en cada momento.

Cuando inofensivamente nos negamos algo importante para nosotros, literalmente estamos cerrando el flujo natural de energía que circula por nuestros cuerpos sutiles y por nuestro cuerpo físico. Creamos un bloqueo energético que cierra los chacras generando un bajo nivel de energía que advertimos como frustración o depresión en sus casos más extremos.

Esto puede demostrarnos que el ser humano es un ser que anhela la experimentación y que cualquier impedimento para desarrollarse en este aspecto genera consecuencia dañinas a todo su sistema energético o biológico. No es posible que nuestras ideas puedan detener ese impulso para crear y experimentar cosas nuevas. Todo intento destinado a conseguir detenernos, nos enfermará. Hay un dicho que dice: “si no estas creciendo, estas muriendo”.

La naturaleza completa es una prueba de que todo crece y se desarrolla, las plantas, los animales, los paisajes. Todo está cambiando permanentemente. Si quieres negarte la posibilidad de hacer cambios en tu vida, estas contradiciendo las leyes naturales y eso generará consecuencias en tu vitalidad y salud. El ser humano puede pretender detener este proceso natural, pero tendrá que recibir las consecuencias de esta acción.

Aceptar que la vida personal tiene posibilidades de cambiar, no es tan solo una bendición, sino que además es la única manera de vivir. El universo solo espera que te atrevas a hacer esos cambios que requieres para ser más feliz, dejando atrás lo viejo y lo que ya ha pasado a ser historia, para construir lo nuevo que es tan necesario.

Un cambio, un pequeño cambio, sumado a otro, va creando tu vida en forma fluida y feliz. Se sabe que todo aquel que es capaz de atravesar sus propios limites tiene una recompensa en felicidad y logros que no puede alcanzar el que quiere mantenerse a salvo en un lugar seguro que le priva la dicha de experimentar. Al quedarse detenidos se puede conseguir cierta seguridad, pero esta seguridad es sostenida con una fuerza contraria al flujo de energía y debido a eso, no se puede ser feliz, ni aportar algo nuevo a la humanidad.

Es cierto que debido a nuestro condicionamiento, hacer cambios se nos hace bastante complicado y el miedo se presenta sin poder evitarlo. Pero estas razones no son suficientes como detener nuestra carrera hacia lo nuevo. Todo aquel que se ha atrevido a desafiarse a si mismo, es el que puede extender sus propias alas para volar en medio de la libertad que le corresponde, recogiendo dicha y siendo un ejemplo para los demás que aun no se atreven a hacerlo.

Puedes hacerte acompañar, los que van mas adelantados te pueden dar el soporte para que te decidas y des aquellos pasos que te permitirán obtener lo que te has negado hasta el momento. La trasformación de tu vida está en tus manos y nadie la puede hacer por ti, así como nadie mas podrá saborear tu libre vuelo como tu mismo lo harás cuando lo consigas.

Coach personal para alcanza tu bienestar y objetivos personales

Sesiones programadas de 1 a 12 meses.

Puede realizarse en forma presencial o virtual

A veces la vida te presenta situaciones difíciles de superar para ti, en las áreas de salud, económica y/o relaciones. Sabes que estas situaciones las creas tú, pero hasta la fecha no has podido comprender, como es que las estas creando, no encuentras una salida y te gustaría que alguien pudiera explicarte como salir de allí.

Patricia González.

Tu Coach para realizar los cambios que deseas

www.yovivo.cl

Recibe artículos espirituales en tu correo electrónico suscribiéndote al blog: http://espacioyovivo.blogspot.com

SERVICIOS:  Coaching –  Consulta Virtual –  Sanaciones.

Cerrar menú

Comparte con un amigo