Por esto es que vuelves cansada de las vacaciones

Si la mayoría de la gente no vuelve verdaderamente descansada de sus vacaciones, es porque las han pasado en la pereza o en los placeres que consumen sus energías físicas y psíquicas.
Ignoran que el verdadero reposo es solamente un cambio de actividad. Y un reposo en el que el espíritu no venga a decir algo, abre la puerta a los consejos perniciosos de la naturaleza
inferior.

¿Por qué no aprovechar el periodo de vacaciones para hacer una pausa, con el fin de reencontraros? Durante el año, vuestra vida se ha recargado demasiado, se ha hecho pesada y se ha oscurecido con tantas preocupaciones y actividades que se han juntado unas con otras. Tomaos pues ahora unos momentos para analizar la dirección que estáis siguiendo, las actividades en las que os habéis comprometido, y esforzaos en conservar solamente aquello que no se oponga con vuestro trabajo espiritual. Volved también sobre ciertos acontecimientos que habéis vivido en los meses precedentes, sobre ciertos encuentros que habéis tenido, y tratad de sacar conclusiones útiles para el futuro.

cansado

Y puesto que tenéis más tiempo, procurad consagrar una parte del mismo a los ejercicios espirituales que no pudisteis practicar durante el resto del año. Leed libros que alimenten
vuestra vida interior. Elegid algunas frases significativas y repetidlas hasta que brote de vuestra alma una chispa que encienda en todo vuestro ser un fuego de sabiduría y de amor.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Cerrar menú

Comparte con un amigo