pareja

He escrito varias veces la idea de que la pareja es la mejor instancia para aprender muchas cosas demasiado importantes y significativas para la vida de ambos integrantes. La relación de pareja, más que cualquier otra relación, involucra todos los aspectos del ser, desde lo físico, las ideas y creencias, las emociones hasta la espiritualidad.

Todos estos aspectos se encuentran relacionados y enlazados de tal manera que la relación puede tener un valor de riqueza maravillosa si ambos tienen un cierto nivel de entendimiento mutuo que lo hace posible. Pero ya sabemos, no nos ha resultado fácil entendernos y comprendernos para conseguir ese tipo de relación que pueda coexistir en la grandeza a la que está llamada a experimentar.

Es natural que cada pareja encuentre muchos desafíos a los cuales enfrentarse y que a veces la dejan en un estado de fragilidad o daño que parece irreparable. Pero, aunque sus integrantes se encuentren haciendo frente a un cumulo retos, siempre existe mucho por rescatar como experiencia y aprendizaje, tanto para la relación, como para cada uno en particular.

Todo lo que sucede al interior de la pareja, es algo que tenia que suceder. Los desafíos no han llegado por mala suerte. Se trata de comprender que ninguno de los dos es el culpable, aunque a simple vista parece que lo fueran. Si miramos la relación desde una perspectiva mucho mas amplia de la que acostumbramos a observar, nos daremos cuenta que todo lo que pueda estar sucediendo, tiene una gran explicación y una gran lección que dejar como legado. Detrás del supuesto caos o calamidad, siempre existirá un tesoro de valor que descubrir.

Uno de las más grandes inconvenientes que puede afectar a la pareja no es exactamente la presencia de sus desafíos y problemas que tengan que enfrentar. El mayor reto se encuentra en el nivel de cordura, sensatez y madurez que puedan estar dispuestos a alcanzar para enfrentar esos desacuerdos o esa pugna que pudiera generarse a causa de ellos.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Lo absurdo puede ayudarte a crecer

Casi con seguridad, una pareja madura y feliz ha tenido que enfrentar eventos muy fuertes, que si no hubiera sido por la sabiduría que mantuvieron ambos al enfrentarlos, posiblemente hubieran sucumbido en el tiempo y en el esfuerzo que se requería para conseguir sobreponerse y volver al entendimiento necesario para triunfar.

Con mucha rapidez, casi sin darnos cuenta, lo primero que hacemos cuando se presentan los inconvenientes, es buscar al responsable y al culpable de todo, sin pasar al siguiente nivel que contempla el análisis de la situación y el dedicarse a la búsqueda de las soluciones.

Esto es muy común en las relaciones de las personas. Recuerdo que cuando trabaja para algunas instituciones, en todas, sin excepción, encontré el mismo patrón de comportamiento. Muy raras veces, por no decir que nunca, observé que se pasara al siguiente nivel de buscar las soluciones a las deficiencias que se podían detectar en el desempeño de alguna persona o en su manera de ser. Era muy común quedarse detenidos en la identificación del posible causante de los problemas y todo terminaba allí. Las tareas de la institución no eran perfeccionadas, ni mejoradas en ningún aspecto. El mayor objetivo era encontrar al culpable de todo, hacer juicio de él y hasta despedirlo.

En las relaciones de pareja se puede observar este mismo comportamiento de manera habitual, dejando que el rumbo de la relación se quede sin perfeccionar, sin crecer, sin mejorar y perdiéndose la oportunidad de la dicha que podría alcanzar.

Es verdad que pueden presentarse desafíos muy grandes, donde pueden estar involucrados los niveles físicos, mentales, emocionales y también los espirituales. Pero de eso se trata esta aventura. De encontrarse con lo que falta por ver, lo que falta por superar, lo que falta por madurar y lo que falta por hacer.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   18 métodos para dejar de pensar tanto

Si en estos momentos te encuentras en una relación que vive en una lucha, en una pugna, en una permanente batalla, significa que queda mucho por hacer y crecer para ambos. En vez de hacer decaer tus energías, tu poder y tu coraje, puedes darte cuenta de que es cuando mas necesitas empoderarte.

Esa situación no esta puesta al frente de ti para que quieras taparte los ojos y huir. Es posible que lo hayas hecho anteriormente y por eso te vuelves a encontrar otra vez con lo mismo. Puedes darte cuenta de que esta relación tiene algo muy valioso para ti, tanto como para tu pareja. Ambos pueden revisarse y pasar al siguiente nivel de madurez, que es donde todo se resuelve.

¿Crees que no se puede resolver? quizás no lo has intentado con todo tu corazón.

Coach personal para alcanza tu bienestar y objetivos personales

Sesiones presencial o virtual

Solicita tu Sesión de Evaluación Gratis

A veces la vida te presenta situaciones difíciles de superar para ti, en las áreas de salud, económica y/o relaciones. Sabes que estas situaciones las creas tú, pero hasta la fecha no has podido comprender, como es que las estas creando, no encuentras una salida y te gustaría que alguien pudiera ayudarte a ver como salir de allí.

Patricia González.

Tu Coach para realizar los cambios que deseas

www.yovivo.cl

Recibe artículos de Pareja en tu correo electrónico suscribiéndote al Blog:

http://parejayovivo.blogspot.com/

SERVICIOS:  Coaching –  Consulta Virtual –  Sanaciones.

Menú de cierre

Send this to a friend