PARA CONOCER A DIOS
 
Nunca supiste lo hermoso que eras, pues nunca
 
realmente te miraste a ti mismo, nunca
 
miraste quién eres y lo que eres. ¿Quieres ver
 
cómo es Dios?
 
Ve y mira en un espejo:
 
lo estás mirando directamente a la cara.

Ramtha

Menú de cierre

Send this to a friend