La luna nueva de Tauro del 26 de abril trae a nuestras vidas un poco de estabilidad – Soy Espiritual