Con las energías del equinoccio del 20 de marzo tendremos la sensación de un nuevo despertar – Soy Espiritual