El Sol en Piscis y la Luna Llena en Virgo nos harán fluir mejor

por Carolina G.

El lunes 22 de Febrero 2016 se forma el Plenilunio del mes, con el Sol en Piscis y la Luna Llena en Virgo. Las emociones estarán vibrando alto e intensamente, para que podamos percibir concretamente qué necesitamos ordenar en nuestra interioridad para sanar. Así, el Cielo irradiará energía disponible para vislumbrar el camino hacia un nuevo orden, y de esta manera poder mejorar el organismo que somos.

La Luna Llena en Virgo se forma con el Sol a los 3º de Piscis y la Luna a los 3º de Virgo, ambas luminarias en exacta oposición dentro del mandala astrológico. Apenas comenzado el ciclo solar de Piscis, último signo del Zodíaco que se caracteriza por ser la energía emocional más profunda y de mayor poder sanador, transitamos ahora un momento ideal para tomar Conciencia de los anhelos profundos de nuestro alma hoy, y desde la intuición encontrar el nuevo sistema que precisamos para que esos aspectos sutiles florezcan.

El Sol en Piscis

El tránsito del Sol en Piscis nos trae Conciencia de nuestra profundidad, y nos conduce al contacto con esas zonas vulnerables que todos tenemos y que generan hipersensibilidad. En esas zonas sutiles está la llave de la sanación y el cambio.

Piscis es la energía astrológica que simboliza el fondo del océano, en dónde se ve poco pero se siente mucho. En este sentido, el tránsito del Sol en Piscis nos irradia, a través de sus rayos, poder para intuir y percibir aquello que habita en lo más profundo del alma y que necesita expresarse. El poder de darnos cuenta de esas zonas sensibles de nuestro Ser, que merecen mayor atención, es una de las oportunidades presentes en este ciclo, así como la capacidad de iluminar mejor los recursos sanadores dentro de nosotros mismos.

Percibir nuestra sensibilidad nos permite, además de conocernos, encontrar lo que necesitamos hoy para fluir mejor.

full moon foto

La Luna Llena en Virgo

Cuando se forma la Luna Llena del mes, el Sol y la Luna se sitúan en exacta oposición en el Cielo. El Sol (el Yo, la Conciencia) ilumina a la Luna (el Alma , el Inconsciente) en su totalidad, y eso permite que podamos ver lo que está en sombra. Por eso, los Plenilunios son momentos para tomar conciencia de aquellas cosas que faltan integrar en la Conciencia para crear balance en nuestro Ser aquí y ahora.

Este Plenilunio que se forma mañana nos prepara para el próximo Eclipse Solar que tendremos en la noche entre el 8 y 9 de Marzo. Este próximo Eclipse nos trae la oportunidad de acelerar un cambio en relación a la retroalimentación que nos damos para nuestro cuerpo y nuestro alma. Y ahora en Luna Llena tendremos mayor capacidad de percibir cuál es ese cambio que estamos necesitando. Por eso observar las necesidades físicas y psíquicas que tenemos hoy es la clave.

Permítete observar todo aquello que esté brotando como necesidad desde tu interior, sin juzgarlas. Estarán más presentes temas referidos a cambios de rutina, hábitos alimentarios, cualquier cosa que tenga que ver con un mejoramiento de la salud, del trabajo diario, o un mejor funcionamiento del sistema al que pertenecemos. Observa, observa y observa. Sin emitir juicio, es decir, dejando de lado la tendencia por calificar si esta bien o mal tal o cual cosa, es que podremos dejar que se manifieste auténticamente la voz sutil del interior, que nos dará la información que necesitamos. Crear un nuevo orden es la gran oportunidad de este ciclo que ya está emergiendo, en pos de un mejor funcionamiento del organismo que somos.

Piscis es energía de Agua, inestabilidad, sensibilidad, fluidez, caos. Virgo es energía de Tierra, estabilidad, análisis, límite, orden. Ambas energías invocan servicio. Entonces, con el Sol en Piscis y la Luna Llena en Virgo, la oportunidad es que podamos iluminar lo que falta para crear un nuevo orden propio, integrando dos caras de nuestro Ser aquí y ahora, para brindarnos a los otros y al mundo de un modo más funcional al Todo. Este es un tiempo para crear Conciencia en relación a cómo mejorar el sistema que somos, el interno (nuestro organismo) y el externo (el ambiente que nos sostiene).

Es un excelente momento para limpiarnos, depurar nuestra energía, purificarla. De manera que sería muy bueno dedicar unas horas a prácticas como el Yoga, el Chi Kung, la Meditación, realizar un buen y prolongado baño (en el mar es ideal!), tomar mucha, mucha agua, y comer muy liviano.

En este Plenilunio Piscis – Virgo está presente una energía emocional intensa que nos impulsa a reconectar con aquello que nos da estructura, con lo cual la oportunidad es estar más abiertos emocionalmente, expresarnos, y tomar Conciencia de aquello que para cada uno de nosotros significa estabilidad, estructura, responsabilidad en pos de la sanación del alma hoy. Así, nuestra sensibilidad se ilumina y podemos percibir con más claridad los límites que son necesarios para crear nuestro propio orden.

Visita Wadie.com

Es momento de resonar con esa voz que nos marca el camino para crear un nuevo orden. Es tiempo de descubrir lo que necesitamos ordenar en nuestro caos interno.

¡Feliz Luna Llena!

Te puede interesar:   Luna Llena en Tauro saliendo del 24 de octubre 2018: El amor podría sorprenderte con la guardia baja
Menú de cierre

Comparte con un amigo