Ángeles de la Iluminación – Parte 2

Arcangel_Jofiels.jpg

El Arcángel Jofiel y sus ángeles

 

Cada uno de los arcángeles y otros seres de Luz que sirven a la Tierra tiene un retiro en el mundo celestial, en un plano que denominamos octava etérica. Estos retiros suelen estar ubicados sobre ciertos lugares importantes del planeta. El retiro de Jofiel está al sur de la Gran Muralla, cerca de Lanchow, al norte de la China central. ¿Verdad que es curioso que muchos asociemos la gran sabiduría de los antiguos con la cultura china?

 

El nombre Jofiel significa «belleza de Dios». Algunas tradiciones dicen que Jofiel es el guardián del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal y el protector de los buscadores de la Verdad. Se le conoce como el adversario de quienes buscan el conocimiento vano. Se dice que fue el instructor de los hijos de Noé.

 

En algunas tradiciones, se identifica también a Jofiel con el ángel Yefefiah. Yefefiah es el príncipe de la Ley (la Tora) y se dice que enseñó a Moisés el misterio de la cábala. Jofiel es el arcángel que auspicia las enseñanzas sapienciales del buda Señor Gautama, de Confucio y de Lao- Tse; asimismo, sirve al Señor Cristo y a sus discípulos.

 

Los arcángeles se remontan a épocas inmemoriales. Incluso anteriores a la creación de los mundos, Son los primeros seres que Dios creó. Podemos hablar del Arcángel Miguel tal como es hoy en día o tal como era hace veinticinco o cien mil años, y estaremos hablando del mismo arcángel. Me resulta asombroso pensar en nuestras idas y venidas, una vida tras otra, y pensar que estos arcángeles y sus legiones de Luz han estado en el ser de Dios por toda la eternidad.

 

Los arcángeles tienen complementos divinos por que son parte del Todo Divino. Muchos hemos oído hablar del símbolo del Tai Chi. Dios creó polaridades masculinas y femeninas –creó a los Elohim, a Alfa y Omega, el Dios Padre/Madre- y, por lo tanto, cada arcángel tiene un complemento femenino, conocido como Arcangélina. Así, el complemento divino de Jofiel es la Arcangélina Cristina.

 

El Arcángel Jofiel ha dicho que a veces sus ángeles forman una columna de luz que va desde nuestro planeta hasta el Gran Sol Central. Aunque ni siquiera podemos ver o saber dónde está el Gran Sol Central en nuestro cosmos, es el centro de toda la vida, el centro del cosmos espiritual y físico. Sin embargo, hay tantas legiones de ángeles de la llama dorada, que pueden formar una columna de luz desde aquí hasta un punto que ni siquiera es visible para nosotros.

 

Cuando pienses en el Arcángel Jofiel y en sus legiones, puedes imaginarte que llevan túnicas doradas. Se aparecen como rayos de fuego amarillo procedentes del Sol. Los ángeles son seres ígneos, espíritus de fuego creados a partir de la llama de Dios, como dice la Biblia en Hebreos. Su resplandor es casi cegador porque estos ángeles ocupan la primera banda de color que rodea el centro de fuego blanco del cuerpo causal. Estas bandas son los anillos concéntricos que rodean al Gran Sol Central. Si examinamos la imagen del cuerpo causal que tenemos en la Gráfica de tu Yo Divino veremos que el centro del cuerpo causal es de fuego blanco y que la siguiente esfera es de color amarillo dorado. Si miramos al centro del sol y vemos a estos ángeles, ellos son uno con el sol, y ese fuego resplandeciente del sol nos habla.

 

Los ángeles de la llama de la iluminación

 

En la víspera del comienzo del año 1991, el buda Gautama anunció, en un dictado que dio a través de mí, la llegada de «ángeles de mundos lejanos que sirven a los Budas y a los Bodisatvas, a los Cristos del segundo rayo de la iluminación divina». Estos ángeles han venido a la Tierra para disipar la ignorancia. Su llegada ha multiplicado por diez las filas de los ángeles de Jofiel ya presentes en el planeta. Durante décadas futuras, vendrán a relevar los refuerzos del segundo rayo, y cada banda de refuerzos se quedará diez años. Gautama dijo que esta gran bendición hará posible el equilibrio del Gran Tao dentro de nosotros.

¿Has estudiado algo de taoísmo? Es maravilloso escuchar las enseñanzas del Tao; son enseñanzas que le brindan una gran paz a nuestro corazón así como una nueva forma de comprender las enseñanzas de Cristo. He encontrado que mi estudio del taoísmo y las conferencias que sobre él he impartido me han hecho comprender de una forma nueva las palabras de Jesucristo. Me siento profundamente humilde ante gran enseñanza que llega del Tao.

Estos ángeles de la llama de la iluminación nos enseñan los senderos místicos de todas las religiones del mundo, que representan la manera en que Dios ofreció senderos diferentes para que diferentes pueblos encontraran su camino de regreso al entendimiento de su Yo Real, su Buda Interno real, su Cristo Interno real y su Presencia YO SOY.

 

La Grafica de la Presencia muestra los tres niveles nuestro ser. La figura superior es el YO SOY EL QUE YO SOY, que se apareció a Moisés. La figura del medio es el Yo Crístico, el ángel custodio, el Cristo Interno o el Buda Interno. La figura inferior somos nosotros rodeados de la llama violeta,

 

Los ángeles de Jofiel y Cristina no sólo revelan los misterios de Dios, también ponen al descubierto las infamias de los hombres y de los ángeles caídos. Están aquí para revelar lo que está oculto en el gobierno, en la ciencia, la educación, la medicina, la comida, la salud, el sida y otras enfermedades terminales, la guerra contra las drogas, la contaminación y el medio ambiente, los efectos de la música en la evolución y todo aquello que afecta a nuestra vida cotidiana.

 

Han venido con la misión de liberamos de los profundos niveles de ignorancia que se están asentando en ésta y en todas las naciones, comenzando con la enseñanza primaria. Podemos invocar a Jofiel, a Cristina y a sus legiones de Luz, y pedirles que abran la puerta a las octavas superiores que hoy en día permanecen inaccesibles para nosotros y para casi todas las personas del planeta.

 

Lo que más me importa es cerciorarme de que la gente se sienta cómoda hablando de ángeles y rezándoles; que no crean que hablar con un ángel es algo raro, porque los ángeles escuchan nuestras oraciones y, como emisarios divinos, les dan respuesta.

 
MATERIAL TOMADO DE LA WEB

DESCONOZCO SU AUTOR 

Cerrar menú

Comparte con un amigo