Un Angel de Dios

Un Angel de Dios 1

Imagina…

que un Ángel de Dios
está a tu lado
en estos momentos…

Silencio…

Quédate tranquilo y piensa
en todos los problemas
que te gustaría solucionar.

Todo lo que te angustia, te hace llorar,
te oprime, te preocupa, te deja triste.
Hasta tu miedo del futuro, de equivocarte,
de escoger el camino errado…

Piensa ahora en todo eso…

Abre tu corazón e imagínate entregando
todo eso a Dios.
Coloca tus manos en posición de entrega.
Imagínate entregándolo ahora,
como quien entrega un saco bien pesado
a otra persona para que lo lleve.

Ahora, imagina todo lo bueno que tu quieres que suceda,
o lo que ya haya acontecido en tu vida…

Momentos de felicidad, de amistad, de cariño, de paz, de amor.
Coloca todo en tus manos, imaginariamente,
y haz el gesto de guardarlo en tu corazón,
como se guarda una joya en una cajita.
Coloca aquel tesoro guardado muy dentro de ti y di:
“Gracias”, con mucha fe… de corazón.

Agradece…

Por todo lo bueno que quedó y por todo lo malo que salió.
Cuenta hasta tres y respira bien profundo.

Ahora…

imagina que el Ángel voló y se llevó tus oraciones hasta Dios.

Y que DIOS te bendiga… Hoy…

y Siempre.

Acceso Directo al TEMPLO DE SANACION :

También en soyespiritual.com:   10 señales de que tus ángeles de la guarda están presentes
Cerrar menú

Comparte con un amigo