Al tener conocimiento de que nuestros Ángeles sólo pueden intervenir en nuestra vida con nuestro consentimiento y que pueden trabajar mejor a través de las vibraciones del amor, el perdón y el pensamiento positivo, podemos empezar a crear canales de comunicación entre nuestros Ángeles de la guarda especiales y nosotros. Cada uno tenemos una hueste de Ángeles de la guarda cuidándonos, pero con frecuencia nos comunicamos con un número reducido de guardianes cuyo trabajo es damos un contacto sostenido y ser nuestro puente con los reinos Angélicos.
Tú verás, sentirás, escucharás y te comunicarás con tus Ángeles de la guarda de una manera que es única para ti y para tus habilidades naturales.

Los Ángeles se nos pueden presentar de muchas formas diferentes y se comunican de diferentes maneras. La forma en que ves, sientes o escuchas a tus Ángeles de la guarda es probable que sea congruente con tu sistema de creencias específico y con la manera en que recibes naturalmente la información. Si eres una persona bastante visual que tiende a crear una imagen interna siendo la manera de procesar la información que ingresa, entonces es muy probable que obtengas imágenes de Ángeles, que veas con el ojo de tu mente. Si eres una persona auditiva que es buena para los idiomas o está concentrada en la música y los sonidos, entonces puedes tender a escuchar sonidos y guías Angélicos como ideas o palabras de sabiduría. Del mismo modo que con la gente visual, es muy probable que “recibas” esta información internamente como si se acabara de colocar entre tus pensamientos. Puedes ser una persona que está más enfocada en el tacto, en sentimientos viscerales y en el flujo de emociones que en el flujo de imágenes o de ideas. Si este es el caso, entonces es posible que principalmente experimentes a tus Ángeles como un conjunto de sentimientos y de sensaciones, como una cálida irradiación de amor o un entusiasmo que hormiguea por todo tu cuerpo.

angel_de_la_guardia

Los Ángeles pueden comunicarse con nosotros durante el sueño profundo, visitamos en los sueños ligeros o venir hacia nosotros cuando soñamos despiertos, en visualizaciones Y meditaciones. Hasta pueden venir a nosotros cuando estamos plenamente conscientes y comprometidos en alguna actividad aparentemente sin relación, como lavando los trastes o en camino a nuestro trabajo. Pueden tener muchos rostros, muchas voces Y varias formas para ofrecer su amor y su apoyo. Algunas veces pueden actuar o hablar a través de otro ser humano que está físicamente en mejor posición para ofrecernos la guía o la ayuda que buscamos.
Los Ángeles pueden

comunicarse con nosotros a

través de otros seres

humanos.

He experimentado este tipo de intervención Angélica en varias ocasiones, como receptor del apoyo Angélico y como canal para la guía de otros. En un taller que estaba dirigiendo en Irlanda, una vez pasé casi todo mi receso de comida dando apoyo adicional e información, a una mujer que pedía mi ayuda. Escuché a esta mujer durante algún tiempo, antes de sentirme conmovido para responder con un consejo que yo pienso que no era mío del todo. Algunas palabras y sentimientos que le comuniqué parecían provenir fuera de mi persona. Después, esta mujer me agradeció la ayuda que le dí y me dijo que mis ojos habían cambiado cuando estaba hablando con ella. Me dijo que mis ojos se habían vuelto “los ojos de Jesús”. Como yo no afirmo que hablo por Cristo o por algún otro maestro espiritual o profeta, puedo reconocer que “los ojos de Jesús” podían ser un método natural de comunicación entre los Ángeles y la mujer cuyos antecedentes familiares y creencias estaban basados en el Catolicismo Irlandés.

Ten la seguridad que tus Ángeles siempre se comunicarán contigo de una manera que sea segura y apropiada a tus necesidades. Los Ángeles no tienen la intención de atemorizarte, asustarte o darte una información que no puedas usar. Si las imágenes de Ángeles tradicionales con alas blancas como la nieve, corresponde con tu sistema de creencias, entonces es lo más probable que veas; si no es así, entonces se te aparecerán con otra forma. Lo que es seguro, es que siempre vendrán a ti con gracia, amor y buen humor y nunca te alentarán a que actúes de una manera que sea destructiva para ti, para otro ser humano o para cualquier otra criatura viviente.

2120Diamond.gifEjercicio2120Diamond.gif

2120Diamond.gifATRAYENDO A TUS ÁNGELES DE LA GUARDA2120Diamond.gif

Encuentra un sitio tranquilo y agradable donde te sientes y te relajes. Cerciórate que no se te moleste y toma unas cuantas respiraciones largas, lentas y profundas para calmarte antes de empezar. Lee todo este ejercicio un par de veces para familiarizarte con los puntos clave antes de continuar. Deja que tus ojos se cierren suavemente y usa tu imaginación para dibujar la imagen, crear el sentimiento o dar marco al concepto de la siguiente secuencia:

Visualízate parado en la puerta de una hermosa torre. Cuando ves hacia arriba, que la torre es tan alta, que la cima está envuelta de neblina y no alcanza a verse. Sabiendo que estás seguro y que estás guiado y protegido por los Ángeles, imagínate atravesando la puerta y viendo una escalera de caracol que se dirige hacia arriba.

En tu imaginación, da tus primeros pasos a la escalera de caracol y siente una oleada de sensaciones deliciosas que se dirigen hacia ti como un remolino, tocándote e impulsándote a que subas. Hay sentimientos de paz, de gozo, de amor Y de entusiasmo que amablemente te alientan a que subas. Es más, mientras asciendes descubres que hay una nueva sensación de ligereza en tus movimientos. Tal vez, tu sensación de la gravedad ha cambiado o tal vez, hay una corriente de energía que te empuja hacia adelante porque te encuentras subiendo fácilmente, de tres a cuatro escalones a la vez por cada paso que das.

Imagínate que el ascenso hacia arriba cada vez se hace más fácil y visualízate rodeado por una luz, que entre más subes se hace cada vez más brillante. Adelante de ti hay acordes de una música maravillosa y de tonos altos y una fragancia tan exquisitamente seductora que te atrae. En poco tiempo ya estás en la cima de la escalera, viendo hacia una puerta abierta que está llena de luz. Atraviesas la puerta y te encuentras parado en un balcón muy sólido. Mientras, tus ojos se aclimatan a la luz que ves de la fuente de esa irradiación Y los deliciosos sonidos y aromas que la acompañan.

Desde el balcón, imagínate que estás viendo a través de un espacio abierto hacia el pico, de una montaña muy alta que está a lo lejos. Aunque la montaña está parcialmente cubierta de neblina, puedes ver con facilidad miles y miles de luces blancas y doradas, como un montón de gusanos resplandecientes que brillan a la distancia. Estos son tus Ángeles, listos para apoyarte de muchas maneras. Con tu pensamiento, declara que estás listo para tener un contacto directo con algunos de tus Ángeles de la guarda y pídeles que se acerquen a ti y te bendigan con su amor y su guía.

Imagina un puente materializándose entre tu balcón y el pico de la montaña y ves varios Ángeles subiendo en el y empezando a dirigirse hacia ti. A medida que avanzan, empiezas a distinguir las formas como se están presentando. Algunos aparecen como seres de pura luz o energía, otros pueden tener forma humana o tomar la forma de un animal o un ave, como una mariposa, un gato, una paloma, un águila o un colibrí Algunos pueden tomar la forma de una criatura mítica como un caballo alado, mientras que otros pueden presentarse contigo como un sonido, un sentimiento, una fragancia o un concepto. La forma que cada uno de tus Ángeles de la guarda usa para presentarse contigo puede decir más de tu sistema de creencias que de su naturaleza verdadera, pero sin embargo, su amorosa esencia aún te tocará.

Sube al puente para que puedas acercarte a dos o tres Ángeles que estén más cerca de ti y toma algún tiempo para obtener la impresión de cada uno. ¿Como se ve o se siente tu primer Ángel? ¿ Viene con un sonido o una fragancia? ¿Este Ángel tiene un nombre por el que puedas conocerlo? Pregúntale a este Ángel cual es su propósito y en que ha venido a ayudarte. Dale la bienvenida a tu vida a este Ángel y agradécele la guía y el apoyo que te ofrece. Escucha cualquier percepción o palabras de sabiduría que este Ángel tiene para ti en este momento.

Repite este proceso con un segundo Ángel y tal vez con un tercero, sabiendo que detrás de ellos hay otros con los que puedes comunicarte en otra ocasión. Cuando hayas terminado de hacer todas tus observaciones por ahora y recogido cualquier percepción que te hayan ofrecido, saluda a todos tus Ángeles antes de regresar al balcón y empezar tu descenso. Cuando empiezas a bajar por la escalera de caracol, toma consciencia de que has fortalecido tu conexión con tus Ángeles de la guarda y siente su esencia guiándote con seguridad de regreso a la tierra. Un aspecto de tus Ángeles de la guarda permanece contigo en todo momento para amarte y apoyarte. Puedes hablarle a tus Ángeles en tus sueños, oraciones y meditaciones y cuando quieras puedes regresar a la torre y subir al puente, para explorar más sobre tus relaciones Angélicas.

Una vez que estás parado afuera de la torre, imagínate colocando tus pies firmemente en la tierra para que puedas regresar completamente y hacer un uso práctico del apoyo Angélico que ahora estás recibiendo. Agradécele a tus Ángeles de la guarda su amor y suavemente abre tus ojos, esperando un momento para concentrarte en tu entorno inmediato antes de iniciar cualquier otra actividad. Mientras estén aún frescas en tu mente tus impresiones puedes querer escribir cualquier idea o percepción que hayas recibido.

No te preocupes si no ves, escuchas o sientes nada tangible cuando empiezas a hacer esto. Es suficiente que tengas la intención de comunicarte con tus Ángeles de la guarda, para que atraigas una mayor intervención Angélica a tu vida. Con la práctica estarás más consciente de muchas maneras en que esto sucede.

2120Diamond.gifINVOCACIÓN2120Diamond.gif

Recibiendo a tus Ángeles de la guarda

Yo invito conscientemente a mis Ángeles de la guarda a mi vida.

Les doy la bienvenida a mis Ángeles de la guarda y les agradezco su amorosa amabilidad y apoyo.

Les pido a mis Ángeles de la guarda que me guíen hacia mi mayor felicidad.

Les pido a mis Ángeles de la guarda que me guíen con seguridad a lo largo de mi sendero espiritual.

Que mis Ángeles de la guarda sean bendecidos cuando ellos me bendigan y que puedan evolucionar espiritualmente cuando ellos me ayuden a evolucionar.

Que me bañe en la luz de mis Ángeles de la guarda cuando ellos me fortalecen y me inspiran con su amor.

Reconozco que mis guardianes me cuidan en todo momento de mi vida.

Les pido a mis Ángeles de la guarda que sigan guiándome y apoyándome donde quiera que vaya.

Fuente David Lawson

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend