Saltar al contenido

¿Qué hacer cuando hay luna creciente como hoy?

Tras la luna nueva, la parte iluminada va creciendo a lo largo de otros 14 días, hasta que se alcanza de nuevo la luna llena.

La luna creciente representa la luz, el crecimiento y la regeneración. A medida que la luna crece también lo hacen los organismos. La Luna da más energía y predisposición a actuar, también hay mayor receptividad.

El PRIMER CUARTO creciente es ese momento en el que la luna empieza a verse hasta que se ve exactamente la mitad derecha de la luna y dura siete días.
En esta fase lunar, las energías son favorables para empezar a darle forma a la energía potencial. Esto significa que las reflexiones que hicieras y las ideas que dejaste fluir, pueden empezar a cobrar forma de alguna manera, a materializarse en la mente para investigar su viavilidad.
Comprobarás que la mayoría de ellas son desechables y demasiado utópicas, sin embargo también observarás que algunas de ellas quizá sean plasmables en la realidad.
Es el momento de la selección y la siembra de posibles semillas que puedan germinar. Es un buen momento para empezar a buscar la solución a un problema.
Es probable que no la encuentres justo en esta fase, pero al menos, si empiezas a darle algunas vueltas comprobarás que vas por buen camino.
En el plano espiritual, es el momento de realizar meditaciones que te aporten e inunden de energías positivas que te ayuden a limpiar tu aura y así descargar tu mente. Es recomendable trabajar con colores luminosos y en tonos pasteles…

luna creciente

La luna creciente trae energías de crecimiento

EL SEGUNDO CUARTO creciente es ese momento en el que la luna atraviesa por siete días desde que se ve sólo su mitad derecha hasta la luna llena.
En esta fase lunar, las energías son de crecimiento.
Esto implica que es el momento de ponerse plenamente manos a la obra para conseguir que alguna de esas ideas que nos inspiraron en la luna nueva se haga realidad.
Es la fase de la acción, de los primeros pasos y del pleno desarrollo de aquello en lo que estemos metidos.
Si buscas solución a un problema, comprobarás que en este período vendrán a tu mente muchas más posibilidades de actuación.
En el plano espiritual las meditaciones pueden ir orientadas a desvelar cualquier información que deseemos recordar o conocer. Es recomendable trabajar con colores brillantes y llenos de fuerza.
Es un buen momento para obtener información de cualquier tipo y proyectar nuestras energías hacia lo que deseemos, con la intención de lograrlo.

En esta fase como la luna esta creciendo todos los trabajos que planteamos serán de crecimiento y de atracción.

 

Aprovecha esta fase para…

-Poner en marcha un nuevo proyecto.

-Quedarse embarazada.

-Atraer amistades. Iniciar relaciones.

-Realizar cambios en tu hogar: pintar, cambiar muebles de sitio.

-Realizar tratamientos de belleza (ya que los poros están más dilatados) y tratar problemas de piel.

-Cortar el cabello y uñas para que crezcan de modo más rápido y fuerte.

-Hacer un aporte extra de vitaminas para fortalecerte. Pues la luna en esta fase favorece la asimilación de vitaminas y/o minerales.

-Aquellas personas que siguen algún tipo de dieta deberán tener en cuenta que son días en que se asimila mejor lo que se come, por lo que deberán procurar no cometer “imprudencias” durante esta fase lunar. Durante estos días el cuerpo retiene mucho líquido, así que es fácil que notemos que engordamos un poco.

– Proteger el hogar.

-El proceso de sanación de heridas como consecuencia de alguna operación quirúrgica llevada a cabo durante esta fase lunar será más lento.

-Hacer limpieza del aura.

-Atraer la buena suerte.

-Adquirir objetos de valor en luna creciente.

-Aumentar la autoestima y la fuerza de voluntad.

-Fortalecer los lazos afectivos con las amistades.

-Desarrollar motivación.

-Elaborar ungüentos o esencias a base de flores y frutos en luna creciente.

Fuente: http://astrologosdelmundo.ning.com


Envíaselo a alguien especial: