Magia Angélica: Protección para un Niño

Magia Angélica: Protección para un Niño

Como ya he apuntado en diferentes ocasiones, soy Wicca con trasfondo católico y, por tanto, la Magia con Ángeles, seres sutiles por excelencia, es un tipo de Magia que suelo utilizar para mis rituales. Desde la experiencia, puedo aseguraros que trabajar con estos seres tan especiales puede dar como resultado una Magia Blanca realmente muy poderosa y llena de Luz.

Para los que no compartís esta creencia, podéis sustituir los Ángeles por los Guardianes de las Atalayas, que son las entidades que suele usar la Wicca tradicional.

Según las Escrituras, hay siete Arcángeles que son los siguientes: Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Barachiel, Jehudiel y Saeltiel. Ellos son uno de los nueve coros de coros de Ángeles.

Cuando un niño nace, está protegido por un Ángel que será su guía a lo largo del camino de su vida. Por ello, fortaleceremos este lazo que los Seres de Luz nos brindan. Así pues, invocaremos al Arcángel San Gabriel, cuyo nombre significa “Dios es mi Protector” y es “La Fuerza de Dios” y, a la vez, su mensajero por excelencia.
A este Arcángel se le venera con especial mimo desde la Antigüedad porque él fue el encargado de anunciar la encarnación del Hijo de Dios.

En el Islamismo se le conoce como Djibrl y tiene un lugar privilegiado ya que se presenta a Mahoma, el Profeta, y le dicta los textos que darán lugar a los contenidos de su Libro Sagrado, el Corán.

El Arcángel San Gabriel guardará a nuestro bebé de todo mal y le ayudará a crecer en el amor, seguridad y protección de sus padres y familiares.

Lea:   Ver una mariposa puede ser una señal de tus ángeles

Le llamaremos diciendo:

“Gabriel, ven desde el Sur, puesto que yo (tu nombre) te invoco para que socorras a mi hijo (nombre del niño/ de la niña). El dulce fruto de mi corazón, mi tierno hijo, necesita la protección de tu ser angélico. Sólo Tú puedes socorrerlo en esta hora y sólo tu Presencia en este templo será capaz de devolverme la paz. Ven pues, querido Arcángel y otórgame lo que te pido.”

Entonces le formularás tu petición, tu deseo de una manera clara y sencilla:

“Necesito que mi hijo abra su espíritu al mundo y se transforme en un ser comunicativo, porque sólo así accederá a la cuota de felicidad que el Cielo le tiene destinada. Gracias por tu bondad, Ángel del Sur, Mensajero de Dios, y por hacerte presente y escuchar mi ruego”.

En caso de que necesites algo en particular, puedes cambiar el ruego y expresar lo que precises de una manera llana y sincera.

Visita Wadie.com

Esta invocación puedes repetirla tantas veces como sientas la necesidad de hacerlo y en cualquier circunstancia. Los Ángeles son seres maravillosos que no necesitan más que les pidas su ayuda, que les nombres, para estar a tu lado.

Bendiciones en vuestro largo camino !!!

Enviado por Lunita

Compartiendo con Amor

 

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Comparte con un amigo