image

Los ángeles son seres de Luz y amor. Son un maravilloso regalo de la divinidad cuya misión de vida es recordarnos el amor del Universo; enseñarnos la verdad, es decir, que el amor es lo único real.

Su vibración es distinta a la de nuestros cuerpos físicos, y por eso, no los experimentamos de la misma manera en la que percibimos al mundo. Sin embargo, aquí están, a tu alrededor, en este preciso momento.

Solamente son espíritu por lo que no están limitados por el tiempo o el espacio. Pueden estar en muchos lugares simultáneamente y viajar por la cronología temporal. Para explicarlo de forma más tangible, es un poco parecido a lo que hace tu mente al recordar algo. No estás en el presente, estás experimentando ese tiempo pasado, viviéndolo nuevamente.

Su conciencia es pura y no tienen ego, solamente vibran en el Ser. Debido a esto nunca emitirán un juicio ni categorizarán tus acciones, emociones o pensamientos. Ellos te aman, así como eres, con todo lo que eres. ¿No es grandioso?

Su misión de vida tiene qué ver con asistirnos, cuidarnos y orientarnos en cada vivencia que experimentamos. Su amor por nosotros es infinito y si estás leyendo esto, es porque te invitan a pedirles su ayuda, ya que sólo pueden intervenir una vez que les das tu permiso; porque al igual que ellos, la divinidad te regaló el libre albedrío.

Mi deseo es que estos párrafos te motiven a comunicarte con tus guías, a abrir tu percepción para que tu intención de contacto impulse este parteaguas en tu vida y experimentes milagros amorosos en tus vivencias.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   ÁNGEL DE LA ESENCIA DEL AMOR

¿Cómo sentir a tus ángeles?

1. En el aquí y el ahora, observando en conciencia tu percepción sensorial para notarlos a tu alrededor.

2. Confía en tu intuición. Ya estás recibiendo señales y tú sabes cuáles son, sólo te falta confiar.

3. Pídeles que se manifiesten en formas que sean fácil para ti percibir.

Namasté

Andrea de la Mora

www.coachingangelical.com

terapia.tsa@gmail.com

www.facebook.com/coachingangelical

twitter: @bebabuluba

Menú de cierre

Send this to a friend