Cuando la ira te aborde, haz silencio

medita

¿Os dais cuenta de hasta qué punto cada movimiento de impaciencia por el que os dejáis llevar perjudica a la manifestación de todas vuestras buenas cualidades? No, ¿verdad?… Así pues, estad vigilantes y, en cuanto sintáis que la ira o la exasperación van a asaltaros, haced el silencio en vosotros y respirad profundamente con el fin de convocar a todos los poderes de la paz, de la armonía y de la luz que os ayudarán a encontrar la mejor actitud. ¡Es tan importante trabajar con la respiración! Por eso también, cuando por la mañana hacéis los ejercicios de respiración, podéis repetir interiormente la palabra «paciencia», impregnándoos de su significado, de sus vibraciones, de su aura. Y al pronunciar esta palabra, añadidle una imagen significativa que aumente su poder, de tal forma que esta virtud acabará penetrando en vuestra conciencia, y entonces sentiréis verdaderamente que os convertís en dueños de vosotros mismos.

Cómo las enseñanzas orientales ponen el acento en el desarrollo de los centros espirituales, los chacras, en Occidente cada vez más se oye decir que estas enseñanzas permiten avanzar mejor en el camino de la luz que si nos quedamos en la tradición judeo-cristiana. Pues no, en absoluto, podemos obtener los mismos resultados en la tradición judeo-cristiana, que cuenta con tantos santos, grandes Maestros, Iniciados. Estudiando el Antiguo y el Nuevo Testamento, meditando en ellos, ¡cuántos místicos, filósofos, pensadores, artistas, han creado una cultura que puede alimentar a los Occidentales tan bien, e incluso mejor, que otras tradiciones que son ajenas a ellos! Los cristianos pueden encontrar en la Biblia, y en todas las obras que ésta ha inspirado, lo que necesitan para su desarrollo espiritual. Pero como no las han profundizado, van a buscar a otra parte. Y después, se vanaglorian de seguir una enseñanza oriental… ¡que tampoco profundizan mejor! Procurad echar un vistazo a todas las explicaciones que os doy desde hace años sobre los Evangelios. ¡Cuántas verdades podéis descubrir en las parábolas y en los relatos que cuentan lo que Jesús hizo y las palabras que pronunció!

Lea:   Significado de las Alas de Ángel

¡Cuántas veces el amor entre dos seres empieza con el intercambio de una mirada! Se encuentran, y a través de esta primera mirada que se dirigen, experimentan un gozo puro como si bebiesen el agua cristalina que desciende de las cimas. Después, como quieren acercarse y hacer otros intercambios, las cosas empiezan a complicarse y a oscurecerse. No hay mejores intercambios que los que hacemos con la mirada. Diréis que es imposible contentarse con miradas. Sí, claro, la mayoría de las aventuras amorosas de los humanos están ahí para subrayarlo. Pero ¿acaso los hombres y las mujeres no recuerdan con nostalgia las primeras miradas que intercambiaron, todo ese mundo infinitamente poético que, en ese instante, se descubría ante ellos?

Visita Wadie.com

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Menú de cierre

Comparte con un amigo