ojos
“Ningún ser humano llega a la tierra con un conocimiento claro de lo que es, de lo que viene a hacer y por qué. La encarnación es una caída en la materia, y la materia es un poder que se apodera del alma hasta el punto de eliminarle la memoria. Su destino está determinado por lo que ha vivido en sus existencias anteriores; antes de descender, sabe lo que le espera, ya sea porque le ha sido impuesto, o porque ha tenido la posibilidad de elegir; pero en el instante en que desciende, este conocimiento le es retirado.

Un alma que se encarna, comienza pues por no saber nada del destino que le espera; incluso para los más evolucionados, esto permanece oculto. Nadie nace con una conciencia clara de su predestinación. Por supuesto, cuando se es muy joven, uno puede sentirse atraído en una u otra dirección, pero es algo muy vago. Son necesarios años y años de búsqueda, de estudios, e
incluso de sufrimientos, antes de conocer su verdadera vocación.”

Sígueme en Facebook

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Lea:   4 maneras en que tus ángeles te ayudan a manifestar el dinero
Menú de cierre

Join our list

Subscribe to our mailing list and get interesting stuff and updates to your email inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

Comparte con un amigo