Colorful_Sight_Wallpaper_by_josgoh

RENCORES

Consejo de los Ángeles:  “Rompí el cascarón, pero nunca olvidé dónde”.

REFRÁN INGLÉS

En materia de rencor incluso la palabra suena mal, algo a mitad de camino entre la pena y el gruñido.  El rencor es, en efecto, una especia de gruñido del alma, que resulta muy cansado conservar dentro durante mucho tiempo.  Permanecer apegado al rencor es permanecer apegado al pasado y el pasado nos roba una enorme cantidad de tiempo para el presente.  Conservar el rencor es también una forma de mantener vivo el dolor, hasta el punto de convertirnos en auténticos masoquistas.  ¿Prolongarías un dolor de cabeza? ¿Verdad que haces todo lo necesario para que se te quite?  Sin embargo, conservamos el dolor que nos causan los rencores porque justifica nuestras posiciones, aunque el responsable del dolor que sentimos ya no es el objeto del rencor,  sino el rencor mismo.  Nosotros mismos nos buscamos el asiento más incómodo en el viaje de la vida, que, por otra parte, es también el más caro.

¿Sientes rencor por algo?  Si es así, ¿por qué y por quién? ¿Qué sientes cuando piensas en tus rencores? ¿Ira? ¿Desánimo? ¿Reafirmación personal? ¿Reproduces los sentimientos asociados a la persona o el incidente cada vez que se vuelve a suscitar el asunto en tu vida? ¿qué pasaría si te liberaras?  Pregunta a los ángeles si ellos tienen rencores y escucha atentamente su respuesta.

Meditación de los Ángeles:  Me liberaré del peso del rencor y viviré en el presente, no en el futuro

Astrea

AngelReiki

Lea:   3 Seres Celestiales Que Puedes Encontrar En La Tierra
Menú de cierre

Send this to a friend