Cómo pedir ayuda a los ángeles, guías y a tu propia divinidad

Podemos conectarnos con los ángeles y otros seres de Luz, de muchas maneras maravillosas, incluyendo a través de los sueños, los sentimientos y las señales que recibimos.

Nuestro clima emocional puede reproducir o bloquear las conexiones con un ángel. Cuando tenemos una emoción muy fuerte,  como miedo,  ira o preocupación, y  al mismo tiempo apelamos a lo más alto en busca de ayuda, esto a menudo provoca una experiencia angélica.

Sin embargo, si tenemos estas emociones fuertes y no pedimos ayuda o guía, podemos bloquear la audición de su orientación. Entonces, el pedido es la clave esencial.

Podemos solicitar la ayuda de nuestra parte Divina, el Espíritu Santo, guías o ángeles,porque somos parte de la misma esencia de esas entidades de Luz, de muchas maneras diferentes:

Con el pensamiento: ¡Ayúdame! El cielo escucha nuestros pensamientos, y responde con ayuda. Dí tu petición en voz alta. Las palabras que  elijas, y la forma en que ellos rspondan, no son importantes. Lo que importa es la sinceridad.

Escribe una carta de pedido. Vierte tu corazón, incluyendo todos tus miedos, preocupaciones y esperanzas. Una vez más, no te preocupes por ser “apropiado.” Son ángeles, no  profesores de idiomas.

Invítalos a tus sueños. Antes de dormirte, ora para tener una conexión con tus ángeles, guías, maestros.

También es útil  escribir tu oración y colocar el pedazo de papel debajo de la almohada.

focos

Pide una señal. Pide a tus ángeles  conocer su presencia. No especifiques cómo deseas que la señal aparezca. Te sorprenderán con su método. Pero pide a los ángeles  que sea un signo muy claro que no vayas a pasar por alto.

Lea:   ¿Qué son los números angelicales y qué significan? 111, 222, 333, 444

Pide fe. Si te encuentras lleno de dudas, pide a tus ángeles o guías para que aumente tu confianza espiritual. Incluso si no estás seguro de si tienes ángeles, o si realmente existen, pregunta de todos modos.

La forma más fácil es hablar mentalmente a esos seres luminoso antes de dormirte.

Llámalos para mantener a flote tu fe, y para que se conecten contigo para estar seguro de su presencia.

Estás rodeado de ángeles, ahora mismo.

Sígueme en Facebook

Incluso si no crees, tienes ángeles de la guarda que te aman y que están contigo, en este mismo momento.

Cierra los ojos por un momento, respira profundamente, y siente su presencia.

Si  todavía no puedes sentir a los ángeles, sigue adelante.

Están incluso más motivados para hacer conocer su presencia que tú.

Te aman, y quieren participar de Tu vida.

Clara Luz Kofman

Menú de cierre

Comparte con un amigo