Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Solo quien ama en la distancia, ha sentido su corazón latir fuera de su cuerpo

Cuando hablamos de vivir en la distancia, a menudo se siente como el corazón se contrae, el mundo se siente inmenso cuando toca dejar atrás a quiénes amamos, y no por que los tengamos que olvidar, sino que indudablemente vivir en la distancia de nuestras raíces, nos arranca una nostalgia constante y un anhelo permanente, el corazón vive fragmentado en mil pedazos…

La distancia no es cuanto nos separemos, la distancia es si no volvemos. Alejandro Sanz

Sean cuales sean los motivos, cuando nos toca distanciarnos de nuestros seres queridos, pareciera ser algo simple, incluso se piensa que la dinámica de la distancia lleva inmersa un olvido rápido, pero ocurre lo contrario, es precisamente ese momento distante, esos nuevos escenarios y esas nuevas caras, las que nos llevan a apreciar y a extrañar aún más, lo que dejamos y de quiénes nos separamos, cada detalle, cada experiencia, cada anécdota que nos toque vivir, nos acerca más a nuestras raíces, recordamos constantemente y deseamos poder vivir un encuentro en corto tiempo.

La distancia, es una cruel compañera, que si bien trae consigo paisajes maravillosos y bondades inesperadas, nos enseña a vivir con el corazón roto, con el amor dividido, pero expandido, con la sensibilidad a flor de piel y con la conformidad de las voces que nos llegan y de los pensamientos que nos unen.

Solo quien ama en la distancia, ha sentido su corazón latir fuera de su cuerpo 1

El tiempo es la distancia más larga entre dos lugares. Tennessee Williams

Podemos tener miles de enfoques, podemos vivir en antagonismo con la familia, podemos estar en desacuerdo con las amistades o tener momentos intensos con la pareja, cuando se trata de poner mar y tierra entre nosotros y cada uno de ellos, el corazón se fisura y nos aborda el lamento de perder segundos de su compañía, de no estar aprovechando a quiénes amas y aunque físicamente estemos lejos, nuestro pensamiento vuela siempre a hacerles compañía.

También en soyespiritual.com:   Cuando te das cuenta de que, desafortunadamente, es hora de dejar a tu familia atrás

Dejar a quiénes amamos, es dejar una parte nuestra, es elastizar el alma, ensanchar el corazón y querer volver mil veces, a los cálidos abrazos, a las eternas conversaciones, a las discusiones apasionadas y a todo…a todo lo que es nuestra vida, representada en quiénes amamos profundamente.

La distancia no olvida, lo que el corazón recuerda. Anónimo

De amar y de amor se habrá escrito mucho, pero del sentimiento hondo de no estar con quien amas y para quienes amas, solo puede hablar la experiencia…

Por: Marvi Martínez – Rincón del Tibet
via Rincon del Tibet

Cerrar menú

Comparte con un amigo